Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 27 junio 2022
00:38
h

Putin activa la alerta nuclear como respuesta a la presión de Occidente

Rusia y Ucrania abren una vía para la negociación // El Gobierno de Zelenski advierte que no entregará una “pulga” de su territorio // Entre unas 200 bajas ucranianas hay 16 niños

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, puso ayer en alerta sus fuerzas nucleares ante la creciente oposición internacional a su invasión militar de Ucrania, mientras Kiev comunicó que acepta negociar con Rusia “sin claudicar”. Cuatro días después de que comenzase la invasión con tropas y bombardeos, las fuerzas ucranianas resisten de momento frente al poderío militar ruso y la presión internacional contra Moscú se incrementa con sanciones y vetos a políticos, organismos, bancos, aviones, medios de comunicación, oligarcas y deportistas rusos.

Pero Rusia subió este domingo también su amenaza al anunciar que pone a las fuerzas de disuasión nuclear en “régimen especial de servicio”, tras las “declaraciones agresivas” de los principales países de la OTAN en los últimos días.

La Alianza Atlántica calificó esas palabras de “retórica peligrosa”, interpretándolas como una alerta sobre el potencial nuclear del país, mientras la Casa Blanca acusaba a Rusia de “fabricar amenazas” para “justificar mayores agresiones”, un “patrón de conducta” que considera habitual en el mandatario ruso.

Jen Psaki, portavoz del presidente estadounidense, Joe Biden, en una entrevista televisiva, remarcó que “la comunidad global y el pueblo estadounidense deberían verlo desde este prisma”, ya que “en ningún momento ha estado Rusia bajo amenaza de la OTAN o ha estado Rusia bajo amenaza de Ucrania”.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, coincidió: “Si combinas esta retórica con lo que los rusos están haciendo sobre el terreno en Ucrania, lanzando una guerra contra una nación soberana independiente, esto añade gravedad a la situación”.

Las fuerzas de disuasión estratégica de Rusia las componen las fuerzas nucleares, incluidos los misiles intercontinentales, así como fuerzas no nucleares, y la defensa antimisiles, el sistema de alerta temprana y la defensa antiaérea.

Y, mientras Vladimir Putin daba orden de poner en alerta su arsenal nuclear, se confirmaba la apertura de una vía de diálogo para intentar poner fin a la guerra. Rusia y Ucrania anunciaron así que negociarán en Bielorrusia, un firme aliado de Moscú. Ucrania informó que lo hará sin condiciones en la frontera ucranio-bielorrusa, junto al río Pripiat, y que el régimen bielorruso responde por la seguridad de la delegación ucraniana.

El ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania, Dmitro Kuleba, precisó en todo caso que su país no va a “capitular ni a entregar una pulga de su territorio”, sino simplemente “escuchar lo que quiere decir Rusia” y “decir lo que pensamos de esta guerra”,

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, explicó que aceptó este encuentro “para que más tarde ni un solo ciudadano de Ucrania tenga la menor duda de que yo, como presidente, no traté de detener la guerra, cuando había una pequeña, pero aún así, una oportunidad”. “Vamos a escuchar lo que quiere decir Rusia (...) y a decir lo que pensamos de esta guerra”, sentenció el jefe de la diplomacia ucraniana.

Según el Gobierno turco, que mantuvo conversaciones telefónicas con los titulares de Exteriores de ambos gobiernos, la reunión entre las dos delegaciones podría tener lugar este mismo lunes, en el puesto de control de Aleksandrovka-Vilcha, en la frontera ucraniano-bielorrusa, junto a la “zona de exclusión” creada en torno a la central nuclear de Chernóbil tras el accidente de 1986.

SOLDADOS CAÍDOS EN COMBATE, PERO TAMBIÉN CIVILES. Esta reunión llega después de que la guerra, iniciada el pasado jueves 24, ya haya causado bajas en ambos bandos, que los ucranianos sitúan en 197 entre militares y civiles, entre los que hay 16 niños. Las autoridades rusas no las han cuantificado pero este domingo, por primera vez, el Ministerio de Defensa de Rusia reconoció la existencia de muertos, heridos y prisioneros en lo que califica como una “operación militar especial” ordenada por Putin en Ucrania.

“Este será el resultado de las acciones de las Fuerzas Armadas rusas, que no puede ser considerado un ejército, ya que un ejército no dispara contra médicos, niños, escuelas o guarderías. Eso lo hacen los terroristas. Insisto. No es un ejército, son terroristas”, aseguró el ministro de Sanidad ucraniano, Víctor Liashkó, que anunció que Ucrania ya ha presentado una demanda contra Rusia ante la Corte Internacional de Justicia, el alto tribunal de la ONU con sede en La Haya.

“Rusia debe responder por manipular la noción de genocidio para justificar la agresión. Demandamos una decisión urgente ordenando a Rusia que cese su actividad militar ahora y esperamos que los juicios empiecen la próxima semana”, escribió el presidente Zelenski.

UN MISIL IMPACTA EN UNA INSTALACIÓN DE ALMACENAMIENTO DE RESIDUOS RADIOACTIVOS. Mientras esto no sucede, las desgracias siguen estando al orden del día. Sin ir más lejos, este domingo el Gobierno ucraniano confirmó a la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) el impacto de un misil en el emplazamiento de una instalación de disposición final de desechos radioactivos, cerca de la capital, Kiev.

Aunque no se tiene constancia de daños en el edificio ni indicios de emisión radioactiva, según aseguró el director de la organización, Rafael Mariano Grossi, el Gobierno envió supervisión a la zona y prevé recibir pronto los resultados de un análisis en profundidad de las consecuencias del incidente, producido solo un día después de que se confirmaran daños en una instalación similar en la ciudad de Járkov.

A este peligro se suma el ataque dirigido a almacenes de armas y munición y a infraestructuras estratégicas de energía (gas y petróleo) y de comunicación, en un intento por reducir la capacidad de reacción de Ucrania y aislar al país.

los efectivos
Cuenta con 6.200 armas atómicas

··· El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ordenó este domingo poner en alerta sus fuerzas de disuasión nuclear, un arsenal que, en conjunto, contiene alrededor de la mitad de las armas atómicas que existen en el mundo actualmente. Y es que Rusia dispone de 1.625 cabezas nucleares desplegadas, a las que hay que sumar otras 2.870 almacenadas y otras 1.760 de carácter estratégico, lo que suma 6.255, de acuerdo con los últimos datos actualizados recogidos por el Instituto Internacional de Estocolmo para la Investigación de la Paz (SIPRI).

··· Estados Unidos, por ejemplo, cuenta con 1.800 cabezas nucleares desplegadas y, en total, reúne 5.550, según los datos del SIPRI. Los otros países que cuentan con armamento nuclear son China (350), Francia (290), Reino Unido (225), Pakistán (165), India (156) e Israel (90). Corea del Norte tiene potencial, por su parte, para construir entre 40 y 50 cabezas nucleares.

··· Pese a que desde hace cuatro décadas Rusia empezó a disminuir el almacenamiento de armas nucleares tras los acuerdos alcanzados con Estados Unidos ya desde la época soviética, todavía conserva el mayor número de ojivas nucleares del mundo. Los datos más recientes del Boletín de Científicos Atómicos indican que Rusia tiene 1.588 cabezas nucleares desplegadas en misiles balísticos y bases de bombarderos pesados, con otras 977 ojivas estratégicas y 1.912 ojivas no estratégicas.

··· Parte del arsenal que posee Rusia estaba situado precisamente en Ucrania, pero tras la desaparición de la Unión Soviética y la constitución de Ucrania como república independiente, este país renunció a las armas nucleares y se las entregó a Rusia con la contrapartida de garantizarse su independencia y su integridad territorial presente y futura hasta el día de hoy.

28 feb 2022 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.