Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 29 junio 2022
08:01
h

Yolanda Díaz será vicepresidenta tercera, por detrás de Nadia Calviño

Prevalece la decisión del jefe del Ejecutivo, que evita que una ministra con una cartera económica, como es Trabajo, se sitúe por delante de la responsable de Asuntos Económicos

El papel que debe jugar la actual ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en el Gobierno de coalición tras la marcha del vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, fue el escollo que mantuvo abierta la negociación entre el presidente Pedro Sánchez y el líder de Unidas Podemos sobre cómo debía ser su relevo en el Ejecutivo, según explicaron a Europa Press fuentes conocedoras de la negociación.

Al final prevalece la decisión del jefe del Ejecutivo después de que en Unidas Podemos aceptaran que Díaz fuera relegada a ocupar la Vicepresidencia Tercera del Gobierno y mantener así la cartera de Trabajo, lo que no podría compaginar de haber optado por la Vicepresidencia Segunda, que es lo que ella misma y la formación morada anunciaron en un principio el pasado lunes.

Este cambio evitaría que, en el organigrama del Ejecutivo, una ministra con una cartera económica, como es Trabajo, se sitúe por delante de la vicepresidenta tercera de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, con quien Díaz protagonizó importantes pulsos dentro del Gabinete, como con la derogación de la reforma laboral.

Fuentes gubernamentales explican que la intención de Sánchez en esta nueva reestructuración, provocada por la salida de Iglesias para ser candidato en las elecciones autonómicas de Madrid, es mantener la “coherencia”, y no realizar muchos cambios.

Sánchez e Iglesias mantuvieron ayer un “breve” encuentro para abordar esta cuestión y, según informó Moncloa, ambos están de acuerdo en los cambios, pero deben todavía “rematar” algunos “detalles”.

Esos detalles pasan por el papel que debe jugar Díaz y por cómo conjugar esa coherencia en la estructura del Gobierno con la Vicepresidencia Segunda que le corresponde a Unidas Podemos, según el acuerdo que Sánchez e Iglesias firmaron hace más de un año.

En todo caso, la ministra de

Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, avisó en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros de que le corresponde al presidente Sánchez y a nadie más decidir la estructura de su Ejecutivo.

“Corresponde solo y exclusivamente al presidente”, defendió. “Es una prerrogativa que tiene, de las pocas que tiene, se le reserva la capacidad cuando estime oportuno de dar detalles sobre la incorporación de nuevos miembros”, ahondó.

Así lo aseguró, después de que Iglesias diera el lunes por hecho que sus propuestas para relevarle en el Ejecutivo se harán realidad; propuestas que planteó en el vídeo con el que anunció que dejaba el Gobierno para ser candidato de Podemos en Madrid, y que difundió sólo minutos después de informar a Sánchez.

Montero también dejó claro que Calviño va a seguir al frente de la llamada Comisión Delegada para Asuntos Económicos, que viene trabajando con “mucha intensidad” durante todo este año a consecuencia de la pandemia, según defendió.

Por otra parte, Montero aseguró que la salida de Iglesias no va a afectar al trabajo del Gobierno, y garantizó la estabilidad de la legislatura.

Fuentes socialistas del Ejecutivo reconocen que el perfil de Díaz es más dialogante que el Iglesias, como demuestran los numerosos acuerdos que alcanzó con les agentes sociales, y que podría servir para suavizar las tensiones internas que se vivieron hasta ahora entre los socios o, al menos, para que estas se desarrollen con menos ruido.

Además, tanto el PSOE como Unidas Podemos descartaron ayer que la salida de Pablo Iglesias vaya a suponer adelantar las elecciones generales y coincidieron en que a la coalición le “queda mucho tiempo”, informa Efe.

La portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra, y el de Unidas Podemos, Pablo Echenique, compartieron que la voluntad de ambos partidos es mantener la coalición para que pueda cumplir los acuerdos de Gobierno acordados para la legislatura, que terminaría en 2023.

“Ya le gustaría a la derecha y a la extrema derecha, que lo vienen vaticinando cada lunes, que se va a acabar el Gobierno de coalición. Pero no va a pasar”, zanjó Echenique en rueda de prensa en el Congreso de los Diputados.

Más Madrid rechaza la oferta de Podemos para concurrir juntos
Mónica García afirma que no se puede sumar “ni más frivolidad, ni más testosterona”

Madrid. La candidata de Más Madrid a presidir la Comunidad de Madrid, Mónica García, rechazó ayer la oferta del líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, de presentar una candidatura conjunta para las elecciones en la Comunidad de Madrid el 4 de mayo.

“A la irresponsabilidad de Ayuso de convocarnos a unas elecciones en plena pandemia no podemos sumarle ni más frivolidad, ni más espectáculo, ni más testosterona”, dijo García en declaraciones remitidas a los medios, después de que Iglesias ofreciera al partido de Íñigo Errejón la posibilidad de concurrir juntos a las elecciones.

En opinión de García, “ya está claro que todas las opciones superan la barrera del 5 % y por lo tanto, no hay que temer que se desperdicie ni un solo voto”.

García subrayó que “disponer de tres opciones es la mejor forma de movilizar con garantías de representación” y “conseguir que ningún voto se quede en casa”, con el único objetivo de “echar a la presidenta Isabel Díaz Ayuso y la ultraderecha” de la Puerta del Sol, informa Efe.

“Las mujeres estamos cansadas de hacer el trabajo sucio para que en los momentos históricos nos pidan que nos apartemos, hemos demostrado con creces que sabemos frenar a la ultraderecha sin necesidad de que nadie nos tutele”, respondió la líder de Más Madrid a la propuesta de Iglesias.

El dirigente de Más País Íñigo Errejón dio su respaldo a Mónica García tras rechazar la propuesta de coalición de Iglesias a quien repicó: “El feminismo nos ha enseñado que no siempre tenemos que ser los protagonistas”.

Máximo respeto. Por su parte, Iglesias, expresó su “máximo respeto” por la decisión de Más Madrid de rechazar su oferta a pesar de que considera que despertó “mucha ilusión”.

“Creo que habríamos despertado mucha ilusión con una candidatura unitaria, pero máximo respeto a la decisión de los dirigentes de Más Madrid”, asegura Iglesias en un mensaje en redes sociales.

Pese al no de Más Madrid, Iglesias apostó por “salir con todo para frenar a los ultras y ganar Madrid”. “Pondremos toda nuestra fuerza y entusiasmo para lograrlo. Sí se puede”, destaca. efe

Cs niega presiones a sus diputados para una censura en Madrid
El sector crítico del partido naranja exige después del 4-M una asamblea extraordinaria

Madrid/Barcelona. El portavoz de Ciudadanos, Edmundo Bal, negó que su partido haya presionado a sus diputados en la Asamblea de Madrid para promover una moción de censura, como denunció un parlamentario madrileño, y negó que tuvieran intención alguna de romper el Gobierno que mantenían con Isabel Díaz Ayuso.

De esta manera respondió en una rueda de prensa en el Congreso a las acusaciones del portavoz adjunto de Cs en el Parlamento autonómico, Sergio Brabezo, que ayer dejó su escaño y el partido, tras asegurar que el exvicepresidente Ignacio Aguado les presionó para firmar una moción de censura contra Díaz Ayuso.

También dijo que es falso la secretaria general de Cs, Marina Bravo, a través de su cuenta de Twitter, al afirmar que “los hechos han demostrado que ha sido el PP, y nadie más, quien ha querido que los madrileños paguen con inestabilidad la corrupción del PP en Murcia”.

Sobre el proceso de primarias para elegir al candidato a las elecciones madrileñas, Bal se excluyó al ser preguntado si estaba en los planes de Inés Arrimadas apoyarle como candidato y si esta se lo planteará tiene claro lo que le respondería: “Le diría que estoy muy contento en el grupo parlamentario y que mi deseo e intención sería quedarme aquí. Creo que hago un buen papel y es lo que me gustaría seguir haciendo”, dijo.

Por otro lado, el sector crítico de Ciudadanos, Renovadores Cs, tachó de “parche” la ejecutiva nacional del lunes y pidió a la dirección de Inés Arrimadas que convoque una asamblea extraordinaria después de las elecciones de Madrid donde puedan pronunciarse mediante urnas.

En un escrito que firma su portavoz, el exdiputado catalán Antonio Espinosa, los Renovadores reclaman una asamblea que “alumbre un partido renovado, transformado, con una nueva cultura de partido, donde pudiéramos volver a decir que ‘Ciudadanos somos todos”.

Esa refundación tras los comicios madrileños debería hacerse de forma que “cada afiliado cuente con un voto” y con una “votación que se haga en urna y el sistema de votación empleado garantice la representación de la pluralidad interna en todos los órganos del partido”. efe

16 mar 2021 / 19:40
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.