imprimir

aulas

El PP denuncia que se les exijan programaciones en gallego a los profesores de lengua española

17.11.2006 Estos documentos sirven de guiones para cada materia // Sainz dice que hay docentes de Ferrol que podrían ser expedientados por entregarlos a inspección en castellano

REDACCIÓN • SANTIAGO

El PP ha presentado una proposición no de ley en el Congreso en la que se insta al Gobierno a que la alta inspección intervenga y garantice "el derecho y libertad de los profesores de lengua y literatura española a elaborar la programación didáctica en castellano". Este partido dijo tener constancia de que varios docentes de un instituto de Ferrol han sido "amenazados" con la posible apertura de expedientes disciplinarios por no redactar en gallego su programación de las

asignaturas de español.

Las programaciones didácticas son una especie de guiones detallados en los que los departamentos fijan los objetivos del curso para cada materia, los contenidos a desarrollar, los criterios de evaluación de los que deben ser informados los alumnos y las medidas de atención a la diversidad para alumnos con necesidades especiales, entre otros detalles. La inspección educativa debe aprobar todos estos documentos.

La secretaria primera de la Mesa del Congreso y ex conselleira de Educación, la diputada María Jesús Sáinz, presentó ayer la iniciativa en contra de la obligación de que los departamentos de español deban presentar estos documentos en gallego, instando al Gobierno a que haga que "la alta inspección intervenga y garantice el derecho y la libertad de los profesores de lengua y literatura castellanas a elaborar la programación en castellano". En su iniciativa, el Grupo Popular asegura que en los centros educativos de Galicia se está "obligando" a los profesores de estas materias a realizar la programación en gallego, "hasta el extremo de que se está amenazando" con abrir expediente disciplinarios.

Para el PP, se trata de un "atropello y vulneración" del derecho y libertad de los docentes a utilizar la "lengua oficial de todos los españoles que, además es la de su asignatura". Es más, considera que esta medida supone un "perjuicio pedagógico" porque la programación didáctica es un documento que padres y alumnos tienen el derecho de conocer y "lo coherente es que éstos lo lean en la lengua instrumental en que se imparte la materia".

Sáinz califica de "grave e inconcebible" que se pretenda "imponer" la utilización del gallego, llegando a "apercibir" y "amonestar" a aquellos profesores de español que no sigan esta instrucción. "Es el camino de la imposición y la sanción, algo totalmente alejado de esa posición de normalización lingüística", enfatizó.

Ofensiva nacionalista

Por su parte, el portavoz de Educación del PP en el Congreso, Eugenio Nasarre, consideró que estos casos muestran la "ofensiva" del nacionalismo en Galicia basada en el "acoso" al castellano que, añadió, pretende imitar el modelo catalán. "Es algo aberrante y no tiene el menor sentido. Creemos que hay que combatir esta ofensiva que sólo va a producir efectos enormemente perjudiciales", dijo.

EL PSOE RECUERDA QUE ES ASÍ DESDE 1995

Una normativa popular

El gallego es la lengua vehicular de todos los documentos administrativos de la Consellería de Educación e Ordenación Universitaria, de sus delegaciones y de los centros que dependan de ella desde 1995. El Grupo Parlamentario Socialista apela a esta normativa, aprobada cuando el Partido Popular gobernaba en la Xunta de Galicia, en su respuesta a la denuncia presentada por la diputada María Jesús Sáinz en el Congreso de los Diputados por la posibilidad de que sean amonestados los profesores de lengua y literatura castellana que presenten las programaciones didácticas a la inspección en castellano.

El Grupo Parlamentario del PSOE emitió ayer un comunicado en respuesta a la proposición de los populares en la que los diputados Domingo Tabuyo e Isabel Salazar remarcan que "el PP demuestra un claro desconocimiento de la normativa en materia de enseñanza en lengua gallega".

Además, añaden los socialistas, en la comunidad autónoma de Galicia "la cuestión lingüística no es, en general, motivo de conflicto" .