Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 28 febrero 2021
03:03
h

Alarma en Galicia entre algunos médicos, que dicen que la palabra "ola" ahora se quedará corta

Santiago. EFE. Médicos que ejercen en Galicia han mostrado su preocupación por la tendencia al alza de los contagios de covid-19 a raíz del efecto navideño y uno de los más vehementes es Ignacio Ramil, internista en el hospital de A Coruña, que ha mostrado su convicción de que la palabra "ola" se va a "quedar corta para definir los próximos dos-tres meses que vamos a tener". Este especialista hace un ruego en su cuenta oficial de Twitter, en la que indica que "la cosa está muy cruda" y ahonda en que la vigilancia ahora debería centrarse en la "pronta actuación" para evitar la "tragedia que otros países europeos están viviendo" y por tanto la actitud, entiende, debería ser la de una rápida actuación en caso de una "falta de respuesta esperada" a las medidas que están en vigor. "La ocupación total de las camas hospitalarias covid/resto está en niveles mucho más altos y cualquier medida que haga disminuir la llegada de gente" es muy necesaria, advierte. Muy crítico se muestra cuando dice que nunca debió haberse permitido el "despiporre" de las fiestas de diciembre. "Yo no sería capaz de hacerlo. No tengo el suficiente cuajo", ahonda, y menos cuando lo que está en juego es "el sufrimiento de familias".

Ramil recoge en esa red social un comentario del intensivista pediátrico Alberto García-Salido, que ejerce en el Hospital Infantil Universitario Niño Jesús de Madrid y que escribe que "a los dirigentes que ahora no paran de repetir `vendrán semanas duras' se les debería caer la cara de vergüenza" porque "sabían que iba a pasar esto. Lo sabían. Y ahora pedirán a la gente un esfuerzo. Es frustrante". El reputado cardiólogo José Ramón González-Juanatey, que desde su puesto en el Complejo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS) conoce la situación actual de cerca, afirma en el mismo canal que los gestores que han facilitado "que la gente se reuniera durante casi un mes", hoy se alarman y lo cierran todo. "¿Qué esperaban?", se pregunta, y acto seguido se contenta a sí mismo con un lacónico: "No dan para más". En Ferrol, el médico de familia Roberto Martín destaca la virulencia al alza y la internista Sabela Sánchez avisa de que "vienen días duros, muy duros" para concluir que "no existe" la dicotomía economía-salud "puesto que sin salud, no hay economía". EFE

10 ene 2021 / 18:14
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito