Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 28 febrero 2021
03:03
h

Aumentan las restricciones en el área de Santiago, Barbanza y Muros-Noia

Bajan por vez primera en semanas los casos en Compostela, que sigue igual, y su distrito sanitario // La villa noiesa y Lousame se cierran perimetralmente y Padrón, Rois, Dubra y Vedra, en alerta

El buen comportamiento de la mayoría de los gallegos durante las celebraciones de los días centrales de las Navidades y el fin de semana, junto la evolución favorable de los datos, con un ligero descenso en el número de contagios y casos activos y la presión hospitalaria bajo control, no fue suficiente para que el comité clínico que asesora a la Xunta en su reunión de ayer abriera un poco más la mano. Se siguieron a rajatabla los criterios fijados y, en ese escenario se tomó la decisión de que los ayuntamientos de Viveiro, Verín, Monterrei, Castrelo do Val, Cualedro, Noia y Lousame pasan al nivel máximo de restricciones. Verín, Monterrei, Castrelo do Val y Cualedro forman un perímetro conjunto. El mismo que hacen Noia y Lousame. Por contra, acordó suavizar las medidas restrictivas en Lugo, Ponteareas y Rodeiro, que pasarán al nivel básico de restricciones, con el que se suprimirá la limitación de movilidad.

Fue en el transcurso de otra maratoniana jornada en la que también estuvieron presentes, como es habitual, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo con los conselleiros de Sanidade, Julio García Comesaña, y Política Social, Fabiola García, en la que también se debatió el plan que contemplan las normas que regirán en Fin de Año, uno de los momentos que más preocupan a las autoridades y expertos sanitarios. Los miembros del comité estaban dando las últimas pinceladas a un documento que dará a conocer esta mañana, en rueda de prensa a partir de las 09.00 horas, el titular del departamento de Sanidade.

Sobre los cambios en la situación de concellos señalar que, además, se elevó al nivel medio alto de restricciones a Redondela, Barro, Xinzo de Limia, Carral, Xove, Muros, Outes, Porto do Son y A Pobra do Caramiñal.

Finalmente, y tras analizar la evolución epidemiológica pasan al listado de ayuntamientos con vigilancia especial los de Val do Dubra, Vedra, Padrón y Rois. Todas las medidas anteriores se publicarán en el Diario Oficial de Galicia esta misma mañana y entrarán en vigor a partir de las 00.00 horas de este miércoles, junto a la recomendación que hacen los expertos del comité para que se cumplan las medidas.

“GALICIA, RESISTE BIEN”. Todo ello pese a que argumentaba previamente Feijóo que las cosas fueron relativamente bien, estables podría añadirse a tenor de los cifras de contagios, en el tránsito entre el puente de la Constitución y la doble jornada de Nochebuena y Navidad. “Galicia resiste bien”, dijo el presidente, a los primeros días de fiestas navideñas en lo referido a los datos de la pandemia, salvo “algunas tendencias al alza en algunas ciudades” que, no obstante, “no son muy intensas”. En palabras de Feijóo, la situación gallega “a fecha de ayer” (por el domingo) cumple “de forma satisfactoria los riesgos que suponen estas fiestas”, aunque están “sin imputar” los datos de contagios que se pudiesen producir en las reuniones propias de los días 24 y 25.

“Pero, desde el día 18 y el día 22 de diciembre, las cosas están más o menos en una situación de cierta meseta desde el punto de vista de infecciones nuevas a 14 días por 100.000 habitantes”, resumió a pesar de ligeras fluctuaciones de algunas ciudades. Recordar que el criterio seguido hasta la fecha era una incidencia acumulada de 100 casos a 14 días por cada cien mil habitantes para levantar las restricciones de movilidad existentes hasta ayer.

“Insisto. De momento, estamos realmente satisfechos de cómo fueron yendo los últimos días en Galicia. Vamos a ver cómo acabamos hasta el 7 de enero estas fiestas concatenadas”, sentenció.

Lo cierto es que el pasado 21 de diciembre, cuando se reunió el comité clínico para fijar restricciones de cara a la primera parte de las Navidades, el balance facilitado por Sanidade reflejaba que había 5.596 infectados, 88 más que los 5.508 que se notificaron ayer; en cuanto a los contagios diarios hubo una cifra muy similar: 286 el día 21 por 293 este 28 de diciembre.

En cuanto a la presión hospitalaria es prácticamente idéntica: éste lunes había un paciente menos ingresado que el pasado (353 frente a 354) aunque son de mayor gravedad; en planta había 301 y ahora son 295 mientras que en las ucis se voltea la situación al pasar de 53 a los 58 actuales. La diferencia existente se debe a aquellas personas infectadas que pasan la enfermedad en sus casas ya que de 5.242 se redujeron a 5.155. En esta semana transcurrida entre las reuniones del comité clínico superaron el coronavirus provocado por la COVID 2.374 gallegos y se realizaron 50.892 pruebas PCR; la cifras de fallecimientos se incrementó en otras 29 personas.

SITUACIÓN FAVORABLE. Así las cosas, Feijóo garantizó que su Gobierno será “respetuoso” con la lectura que haga el comité clínico con los datos, “como viene siendo habitual” aunque ya advirtió que “no va a ser un Fin de Año normal desde el punto de vista de horarios ni de movilidades”. “Será un Fin de Año en medio en una pandemia. Tiene que ser un Fin de Año especial”, insistió el presidente.

Sobre la Incidencia Acumulada señalar que antes de la reunión del pasado día 21 de los expertos que asesoran a la Xunta en Galicia estaba situada en 177,07 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días y en 89,61 en lo que refiere a las siete últimas jornadas. El dato de ayer reflejaba que subió seis puntos hasta 183,18 casos en el primero de los parámetros y bajó apenas dos a 87,94 en el segundo de ellos, el de 7 días.

El tasa de positividad era ligeramente inferior hace siete días: del 5,20% frente al 5,50 de ayer aunque en el ambiente aún flotaba los valores del domingo cuando, en relación a las PCR realizadas, se había disparado hasta el 8,4%, un porcentaje que “preocupa” al conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña. En este contexto, hay que tener en cuenta que la Organización Mundial de la Salud (OMS) sitúa en el 5% el límite para dar por controlada la pandemia. Comesaña admitió que hay un aumento de la tasa de positividad, pero que eso “también depende de si se hacen más cribados o menos”. En cualquier caso, avanzó que el comité clínico estará “pendiente” de estas cifras, así como de las de contagios durante los primeros días de la Navidad, en los que de hecho se aliviaron las restricciones puestas desde la Xunta.

Galicia es la comunidad autónoma española con el nivel de alerta más bajo por coronavirus.

COMPOSTELA. PRIMER DESCENSO DE CASOS EN TRES SEMANAS. Por su parte, el alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo, destacó que en la capital gallega existió un “cumplimiento bueno de la normativa” y de las restricciones durante las jornadas del 24 y 25 de diciembre, incluso con la apertura de la movilidad durante ambos días. El regidor señaló que no hubo grandes “quejas” sobre aglomeraciones durante dichas jornadas e insistió en que la capital gallega dio ejemplo en el cumplimiento de las normas en tanto que incluso hubo una “reducción” en las denuncias por fiestas en pisos, “probablemente” porque los universitarios volvieron a sus residencias familiares.

Respecto a los datos de contagios en la ciudad, Bugallo se mostró “preocupado” por la subida de las casos aunque tiene la “impresión” de que este incremento “se va ralentizando”. Con todo, lamentó que las cifras sigan siendo alarmantes con “225 casos activos (el domingo) mientras que hace menos de un mes teníamos 84” lo que obliga a mantener las restricciones en la ciudad. “Espero que esto se vaya frenando porque las medidas que se adoptaron están teniendo un efecto durísimo, sobre todo en el comercio y también en la hostelería”, subrayó el regidor compostelano. Santiago, y su área sanitaria, redujeron ayer por vez primera en tres semanas el número de personas contagiadas por COVID.

Balance diario: más contagios y mayor presión hospitalaria pero bajan los casos

Santiago. Galicia sumó este lunes 293 contagios, 57 más que el día anterior, en una jornada en la que también aumentó la presión asistencial hasta las 353 personas, 17 más que el domingo, según el último recuento del Servicio Gallego de Salud. El aumento de pacientes que necesitaron ser atendidos en los centros dependientes del Sergas se produjo en planta, con 295 personas ingresadas, 17 más; mientras que en las UCI siguen ingresadas 58 personas.

La tasa de positividad por PCR se sitúa en el 5,5 %, tras 5.000 pruebas (5.024) realizadas -la mitad que hace solo cuatro días-, que han servido para detectar 277 casos por este método. Recordar que el 5% es el porcentaje que los expertos de la Organización Mundial de Salud consideran que está controlada la pandemia.

Lo más positivo es que ayer se contabilizaron 5.508 casos activos, que son 101 menos que los 5.609 de la jornada anterior. Por áreas sanitarias, los contagios suben en todas ellas menos en Pontevedra, que suma 33 nuevos contagios por PCR, 17 menos que el día anterior, y deja el número de casos activos en 866, 30 menos. En cambio, desciende en todas las áreas menos en Lugo, que suma 23 más, hasta los 397, después de detectar 41 nuevos casos por PCR, 34 más.

El área de Santiago sigue siendo la más afectada, con 1.347 casos activos, 5 menos que el día anterior, pese a sumar 70 nuevos contagios por PCR, dos más. Y le sigue Vigo, con 1.177 casos activos, 49 menos.

A Coruña sigue reduciendo lentamente el número de casos activos, hasta los 860, 13 menos; mientras que el área de Ferrol también continúa su descenso y registra 336 casos activos, 12 menos, tras 14 nuevos contagios por PCR, 6 más.

En Ourense los casos activos llegan a 525, 15 menos que el día anterior, con 41 nuevos contagios detectados por PCR, 34 más.

Hasta la fecha han contraído la covid-19 en Galicia, según las estadísticas oficiales, 61.668 personas, de las que han fallecido 1.380 y se han recuperado 54.795. r.m.a.

29 dic 2020 / 00:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito