Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 06 agosto 2020
21:40
h

Dos contagiados del rebrote en Barbanza son de Porto do Son

Son dos hermanos, familiares del pobrense que dio positivo y que regenta un bar en Xuño

El foco con nueve casos positivos de covid-19 en la comarca del Barbanza (seis en Ribeira, dos en O Son y uno en A Pobra) se mantiene sin cambios tras obtener 74 PCR negativos entre contactos identificados del caso inicial, mientras ocho pruebas están pendientes de resultado, según fuentes del Área Sanitaria de Santiago y Barbanza.

La plataforma de vigilancia y control epidemiológica detectó este fin de semana la aparición de nueve casos positivos con posible origen en un caso importado de Brasil que llegó a Galicia a principios de junio. Por parte del Sergas se ha apuntado que el posible origen de estos contagios “puede ser un caso importado desde Brasil que actuó como vector de contagio sobre un familiar que dio el primer positivo”.

Al parecer se trata de un marinero que regresó a Ribeira procedente de Brasil a través del aeropuerto de Lisboa. Desde que el pasado viernes se detectó el primer positivo del foco identificado, la plataforma de vigilancia activó su protocolo de seguimiento, en el marco del que se realizaron PCR a todos los contactos estrechos de este.

Según pudo saber este diario, el infectado en A Pobra es un hombre que tiene alquilado un bar en el municipio sonense de Xuño, localidad a la que pertenecen dos de las personas que dieron positivo (dos hermanos, familiares del pobrense infectado).

La información facilitada por el Sergas, los nueve casos positivos han presentado “sintomatología leve” y no han necesitado hospitalización, pero tienen la obligación de guardar cuarentena durante 14 días. En el hospital del Barbanza no hay ningún ingresado por covid-19.

Este rebrote provocó que el Concello pobrense suspendiese ayer las autorizaciones para celebrar hogueras de San Juan en la playa del Arenal (era el único de la comarca que lo había hecho).

“Temos a seguridade de que sería un evento cun risco moi baixo de contaxio, debido á organización e ás medidas estritas, así como ó operativo preparado, que contaría coa participación da Policía Local e da agrupación de voluntarios de Protección Civil para colaborar no desenvolvemento da actividade, informando, vixiando e se fose necesario incluso paralizando a celebración. Se ben as autoridades sanitarias informan de que o novo episodio está controlado e de que se coñecen os contactos que tiveron as persoas contaxiadas, que se manteñen en corentena e baixo vixilancia, tamén é certo que non se pode ter a seguridade absoluta de que ningún caso escapou a este control”, explicó el regidor pobrense, Xosé Lois Piñeiro.

Por su parte, el alcalde de Ribeira, Manuel Ruiz, preguntado sobre si existe preocupación en su Concello ante dicho rebrote, dijo que “todo lo contrario: máxima normalidad”. En su opinión, “hay que mantener la confianza en el sistema sanitario, que está funcionando a la perfección”.

Añadió que “todas las pruebas realizadas (en relación a dicho rebrote) fueron negativas”, aunque “es posible que en los próximos días pueda surgir algún caso puntual en la zona”. “Esta situación debe reforzar el compromiso individual de actuar con responsabilidad”, señaló el regidor, para quien no es necesario “ni conveniente” adoptar medidas extraordinarias.

También dijo que “en Ribera vamos más atrasados en la desescalada que en otros concellos”. Al respecto, recordó que los parques infantiles todavía se abrieron el domingo; que no se han autorizado las hogueras de San Xoán en suelo público municipal; que los horarios para el sector de la hostelería son más restringidos; y que se han suspendido los campamentos de verano.

En cuanto a las hogueras, en Ribeira se han solicitado 225, que deberán celebrarse en terrenos particulares.

El presidente de la Asociación de Empresarios Turísticos Arousa-Norte y propietario del mayor campin de Galicia (el Ría de Arosa-2 de Ribeira), Manuel Domingo Rodríguez, dijo que “lo que primero puede pensar alguien es que no funcionó el protocolo de seguridad en el caso de la persona que originó presuntamente este rebrote, cuando en realidad esa persona no tiene actualmente el coronavirus, aunque se está haciendo un seguimiento a personas con las que tuvo contacto”. En este sentido, destacó la importancia de garantizar que los protocolos de seguridad funcionan. “Si se hacen las cosas bien no hay que temer problemas. Es esencial garantizar que los protocolos de seguridad se cumplen. Nosotros, en el sector de los cámpines, estamos aplicando las medidas de seguridad sanitaria a rajatabla”.

Rodríguez, que, con todo, aventura “un verano complicado en el aspecto económico para el sector turístico”, señala que las consecuencias de un rebrote son de dos tipos: la primera, y la más importante, de carácter sanitario. La segunda, de carácter económico, porque “la repercusión internacional de un rebrote puede provocar un frenazo en cualquier actividad”, dijo Manuel Domingo Rodríguez.

22 jun 2020 / 23:50
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.