Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 27 febrero 2021
16:38
h

El Reino Unido batalla contra una nueva cepa del virus aún más agresiva

Se trata de una variante que está relacionada con personas llegadas desde Suráfrica que el ministro de Sanidad, Matt Hancock, califica de “muy preocupante”// El país registra 744 nuevas muertes por COVID en un día, cifra récord desde abril

Al Gobierno británico se le acumulan los frentes abiertos en el último tramo del año, con miles de transportistas bloqueados en el puerto de Dover, dos nuevas variantes del coronavirus aparentemente más contagiosas en Inglaterra y a apenas ocho días de que se materialice el Brexit.

El ministro de Sanidad, Matt Hancock, informó ayer en una rueda de prensa de que se ha detectado una nueva cepa “muy preocupante” del SARS-CoV-2 ligada a personas llegadas desde Sudáfrica, que se suma a la versión de la que se informó la semana pasada, ampliamente extendida ya en Londres y otras zonas del sur del país.

Esta noticia alarmante coincidió, además, con el día en que el Gobierno comunicó 744 nuevas muertes por COVID, el máximo diario desde el pasado 29 de abril, y 39.237 contagios, un récord desde que comenzó la pandemia por segunda jornada consecutiva.

Ante ese escenario, se decidió ampliar las zonas de Inglaterra que estarán bajo el nivel máximo de restricciones para tratar de frenar las infecciones, y se someterá a cuarentenas estrictas a todos aquellos llegados de Sudáfrica y a sus contactos.

En total, se identificaron hasta ahora 69.051 muertes por coronavirus en el Reino Unido, una estadística que incluye solo los decesos ocurridos en un plazo de 28 días desde que el paciente dio positivo por covid por primera vez.

Estos datos se hicieron públicos poco después de que el ministro de Sanidad, Matt Hancock, advirtiera que se había detectado una segunda cepa mutada del coronavirus que aparentemente es mucho más contagiosa que las versiones conocidas hasta ahora.

Según los datos publicados, la prevalencia de la enfermedad en el conjunto del Reino Unido es de 319,6 casos por cada 100.00 habitantes en un periodo de siete días.

Aumentó, asimismo, el número de pacientes que necesitaron ser hospitalizados al ser infectados por coronavirus, que en Inglaterra son 18.063, cerca ya de los 18.974 que se llegaron a alcanzar en el pico de la primera ola de la pandemia, el pasado 12 de abril.

Por otra parte, el Ministerio de Sanidad israelí también anunció ayer que detectó cuatro casos de la cepa de coronavirus identificada por primera vez hace una semana en el Reino Unido. “En pruebas realizadas en el Laboratorio Central del Ministerio de Sanidad, se descubrieron cuatro casos de coronavirus de la cepa descubierta recientemente en el Reino Unido”, señaló Sanidad en un comunicado.

Además, agregó que tres de los cuatro pacientes afectados por la nueva variante del virus llegaron recientemente de territorio británico y se encuentran aislados en un hotel. El cuarto, sin embargo, no habría estado en el Reino Unido y su caso está siendo investigado.

Este anuncio llegó a pocas horas de que empiece a regir en el país un veto a la entrada de extranjeros, precisamente implementado para evitar la rápida propagación de la nueva cepa.

Desde ayer a las 22.00 hora local (20.00 GMT), solo israelíes o residentes con permisos especiales que retornen al país podrán ingresar, y todos serán trasladados a hoteles, donde deberán pasar dos semanas en cuarentena, salvo contadas excepciones. “Obviamente tomamos los pasos correctos cuando cerramos los cielos a Gran Bretaña y al resto del mundo. Sin embargo, por el momento tenemos que asumir que el virus está y se está propagando aquí”, señaló rápidamente en un comunicado el primer ministro, Benjamín Netanyahu, tras conocerse la noticia.

Además, agregó que hay que acelerar la velocidad de la campaña de vacunación, que comenzó a principios de esta semana y que dijo “hay buenas posibilidades” de que sea efectiva contra la nueva cepa.

Desde el Ministerio de Sanidad intentan desde hace días que se aplique de forma urgente un cierre general, que podría comenzar la semana que viene. En la mañana de ayer se difundieron las últimas cifras de contagios, que aumentaron en 3.200 y se mantienen muy por encima del límite de 2.500 que el Gobierno se fijó para reimplantar restricciones.

En estos momentos, Israel, con unos nueve millones de habitantes, tiene cerca de 30.000 casos activos del virus, con medio millar de enfermos ingresados en estado grave, 118 de ellos conectados a ventiladores. Desde el comienzo de la pandemia en el pasado mes de marzo, fallecieron un total de 3.136 personas por la COVID en el país.

24 dic 2020 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.