Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 03 marzo 2021
12:09
h
CORONAVIRUS. Nuestro país aplicó las restricciones más estrictas de Europa y es el más afectado del continente, el noveno con más casos en el mundo y el cuarto con mayor índice de contagios totales por cantidad de población TEXTO A. Precedo

El uso obligatorio de mascarilla no frenó la expansión del covid

¿Cómo se explica que España sea el país con más contagios dentro de Europa y el noveno del mundo con más casos cuando es el único que tiene establecida la obligatoriedad de usar mascarilla en todo momento y lugar? Nuestro país ha llegado ya a más de 535.000 casos de coronavirus detectados desde el inicio de la pandemia, superando así el medio millón, y casi a los 30.000 fallecidos (con un total de 29.594 víctimas mortales).

Estados Unidos, con una población siete veces mayor a la de España (328,2 millones de habitantes), tiene 6,32 millones de personas contagiadas y 189.680 víctimas mortales. Esto supone un porcentaje de población contagiada del 1,93%, algo superior al de España, que es del 1,14%. Sin embargo, en lo que respecta a la mortalidad, España está bastante peor que el país norteamericano, con un porcentaje de mortalidad en relación al de contagios del 5,61%, casi el doble del de Estados Unidos, que es del 3%.

La India, con una superpoblación de 1.353 millones de habitantes, es el segundo país más afectado por el coronavirus, con un total de 4,37 millones de casos y 73.890 víctimas mortales. Sin embargo, en cifras totales también se encuentra menos afectado por la pandemia que España, y es que solo el 0,32% de sus habitantes han contraído el virus y solo un 1,7% de los infectados han fallecido.

Si nos centramos en los países con mayor número de afectados y nos fijamos en el número total de contagiados de covid en relación a su población, podemos observar que solo hay tres peor que España: Brasil, tercer país con más casos (población: 209,5 millones), con un 1,99% de contagiados, frente al 1,14% en España; Perú, el quinto en la lista de damnificados (población: 31,99 millones), con un 2,16% de afectados; y Colombia, el sexto en la lista (población: 49,65 millones), con un 1,38% de contagiados.

El resto de países tienen un índice de contagios sobre su población total menor que el nuestro: Rusia (población: 144,5 millones), cuarto país más afectado, con un 0,71%; México (población: 126 millones), séptimo país en el ránking, con un 0,51%; y Sudáfrica (población: 57,78 millones), octavo, con un 1,11% de infectados.

Y si nos centramos en el porcentaje de muertes sobre el total de contagios desde el inicio de la pandemia, el 5,61% de España resulta alarmante. El índice de Brasil es del 3,05%; el de Rusia, del 1,74%; el de Perú, del 4,33%; el de Colombia, del 4,39%; el de Sudáfrica, del 2,36%. Solo México manifiesta peor porcentaje, casi duplicándolo, con un 10,65% de decesos entre en el total de contagiados.

¿Qué estamos haciendo mal? Algo hay que no cuadra en esta ecuación. Somos el país peor parado de Europa, hay que irse hasta la décima tercera posición de la tabla para encontrar al siguiente: Francia, con 392.243 contagiados y 30.819 muertos. Y estamos solo superados por países de gran número de población que multiplica por cinco o más el número de habitantes de nuestro país y por zonas de Latinoamérica todavía en vías de desarrollo, con una calidad sanitaria bastante peor que la nuestra, incluso algunos donde el acceso a la Sanidad es privada y se quedan fuera de ella la mayor parte de la población que trabaja en el sector primario y no puede pagarla.

USO DE MASCARILLA EN ESPAÑA. Lo cierto es que no se entiende, hasta la fecha no se comprende cómo España ostenta tal número de contagios siendo prácticamente el único de Europa en tener, desde el 19 de marzo, declarada la obligatoriedad de usar mascarilla en los mayores de 6 años, por la orden SND/422/2020. “En la vía pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público”, versaba, siempre que no pudiese respetarse la distancia de seguridad de 1,5 metros y, más recientemente, ante la segunda ola de brotes, incluso aunque se pudiese respetar.

NORMATIVA EN OTROS PAÍSES EUROPEOS. En Bélgica, se amplió la normativa de uso de mascarilla el 29 de julio, tras el aumento de casos, siendo de utilización obligada en mercados, restaurantes, edificios públicos y avenidas principales, sumándose a la obligatoriedad ya establecida para el transporte público, museos y lugares de culto, entre otros. Desde el inicio de la pandemia, el país tiene algo más de 90.000 contagios y registró casi 10.000 fallecidos. Lo que quiere decir que se encuentra mucho mejor en relación de contagios sobre la población total (11,46 millones) que España, con un índice del 0,79% frente a un 1,14%. Sin embargo, las muertes por el total de afectados por el SARS-CoV-2 son más elevadas, con un porcentaje del 10,95% sobre el 5,61% de nuestro país.

En el caso de Irlanda, este país solo obliga a llevar mascarillas en el transporte público, en áreas comerciales y en otros espacios como museos, teatros o bibliotecas desde el pasado 21 de agosto. También recomienda su uso en zonas próximas a centros sanitarios, cuando no se pueda respetar una distancia de dos metros con otras personas y siempre que se visite a personas de riesgo, tal y como publicó el Ministerio de Sanidad irlandés. En este territorio se contagiaron poco más de 30.000 personas desde el inicio de la pandemia y 1.700 muertes. El índice de contagio es del 0,79%, de nuevo muy debajo del de España, en un país de apenas 5 millones de habitantes, con una tasa de mortalidad bastante similar a la nuestra: un 5,87%.

Por su parte, el gobierno de Francia hizo oficial el 20 de julio el uso obligatorio de mascarillas higiénicas en todos los lugares públicos para mayores de 11 años. En el país (con población de 67 millones de habitantes) hay un índice de contagios del 0,52% (con 354.000 casos) y de muertes del 8,7% (con 30.813 fallecidos).

En Alemania no es obligatorio llevar mascarilla por la calle, aunque sí en el interior de comercios, transporte urbano e interurbano, trenes y aviones en todo el territorio desde el 29 de abril. Esta región europea tiene 83 millones de habitantes, por lo que su índice de contagios es del 0,31% (con 260.000 casos) y el de mortalidad del 3,64% (con 9.500 fallecidos).

Asimismo, Portugal anunció el pasado 30 de julio que debían utilizarse estas protecciones faciales en todo el transporte y servicios públicos, así como en las guarderías y en los centros escolares, se tratase de personal docente o de alumnos mayores de 10 años de edad. Así, con 10,3 millones de habitantes, su índice de contagios totales es del 0,58% (con más de 62.000 afectados totales) y con mortalidad del 2,98% (con más de 1.800 decesos).

rechazo total

··· Los países escandinavos mostraron gran reticencia a las mascarillas desde el comienzo de la pandemia, pero el aumento de casos de covid-19 y el temor a la segunda ola ha llevado a sus gobiernos a cambiar prograsivamente de opinión y abogar por su uso voluntario.

• Dinamarca: No recomendaba en mayo que personas sin patologías previas usasen mascarillas, para no desabastecer al personal sanitario. A día de hoy, se advierte de la obligatoriedad de uso en el transporte público. Tiene casi 20.000 contagios y 630 fallecimientos.

• Noruega: Tampoco recomendaba en mayo su uso, por considerar que el efecto del virus en la población sería pequeño. Desde el 14 de agosto se recomienda el uso en el transporte público si no se puede garantizar la distancia de 1 metro. El país registra 11.800 casos y 265 muertes.

• Suecia: Mantiene firme su rechazo a las mascarillas y descartan un cambio. Acumula 86.500 casos y 5.800 decesos.

14 sep 2020 / 00:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito