Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 23 octubre 2020
11:31
h

El virus concede un pequeño respiro en Alemania y Portugal

El país germano bajó de 7.830 nuevos casos a 5.587 y el luso volvió a registrar menos de 2.000 contagiados

Desde hace semanas, la pandemia del coronavirus se extiende de manera imparable por toda Europa. En la última semana, Alemania, República Checa, Austria, Hungría, Eslovenia y Bosnia-Herzegovina, entre otros países, registraron nuevos récords de contagio por covid-19. Pero con los datos de ayer, hubo al menos cierto respiro en Alemania y Portugal.

En el país germano, donde la canciller Angela Merkel pidió el sábado a sus conciudadanos que intentasen en la medida de lo posible no salir de casa, se registraron este domingo, 5.587 nuevos casos, cifra que se aleja del récord diario de 7.830 nuevos contagios que marcó el sábado, según el balance publicado por el Instituto Robert Koch de enfermedades infecciosas, la agencia del Gobierno alemán responsable del seguimiento de la pandemia.

El RKI confirmó así un total de 361.974 contagios en el país desde la declaración de la pandemia, mientras que el total de fallecidos es de 9.777, tras constatar otros 10 decesos en el último parte. Renania del Norte-Westfalia prosigue encabezando la lista de estados más afectados con 89.681 casos y 1.943 fallecidos, seguido de Baviera, con 78.940 y 2.713 fallecidos, y de Baden-Wüttemburg, con 59.353 casos y 1.928 decesos. La capital, Berlín, registra 21.127 casos y 240 fallecidos.

Alemania es uno de los países más afectados por la crisis del coronavirus en Europa después de España, Francia, Reino Unido e Italia. El país alcanzó el pico de contagios en el marco de la pandemia entre finales de marzo y principios de abril, con más de 6.000 casos diarios, tras lo cual la cifra cayó para volver a aumentar en julio.

Cautos aún sobre cómo pueda evolucionar la pandemia, también ayer en Portugal los datos fueron de cierta contención. La Dirección General de Salud del país lusoconfirmó 1.856 nuevos contagios de coronavirus y 19 fallecidos más, por debajo de las cifras del sábado (2.153 casos) y del récord del viernes (2.608 casos). Son todavía, sin embargo, cifras extremadamente altas dentro del perfil histórico de la pandemia en Portugal, donde al número de muertes registradas es, con datos de ayer, de 2.181 y 1.081 mujeres), mientras que el total de casos confirmados roza los cien mil (99.911).

Las autoridades lusas han expresado su preocupación por la evolución de los contagios en las regiones metropolitanas de Lisboa y Oporto y el primer ministro, António Costa, ya no descarta la imposición de un nuevo confinamiento. En una entrevista al diario Público, dijo que prefiere no contemplar una medida de este calibre, pero no se puede “excluir lo que la realidad impone”. El estado de calamidad lleva aparejado límites a las reuniones de más de cinco personas, mientras que las fiestas privadas como bodas o bautizos no podrán contar con más de 50 invitados.

Europa rebasó ya las 200.000 muertes por el virus. El Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades informó ayer de que se han contabilizado en concreto 200.587 fallecimientos en la UE, Reino Unido y la Zona Económica Europea. En cuanto a los contagios, son casi 4,8 millones. Los países con más fallecidos son Reino Unido (más de 43.000) seguido de Italia, España y Francia, según el boletín del ECDC.

En estas estadísticas están incluidos los países de la Zona Económica Europea: los 27 de la UE, Noruega, Islandia, Liechtenstein y Reino Unido, pero no Suiza. La OMS incluye a 53 países en su zona de Europa, que supone 7,8 millones de casos y 255.000 muertes.

italia se prepara para nuevas restricciones

··· Italia se prepara para nuevas limitaciones con las que contener el avance de un coronavirus disparado en los últimos días, con 11.000 nuevos contagios el sábado. El país asiste a un aumento constante en los contagios tras los relativamente tranquilos meses de verano y el sábado se confirmaron en concreto 10.925 positivos, una cifra nunca antes registrada, aunque también se están haciendo muchas más pruebas (165.000 solo ayer). Desde el Ejecutivo llaman a la calma pero también a la cautela y piden la colaboración de la ciudadanía pero creen inevitable tomar medidas y aprobar nuevas restricciones, acordadas en una serie de reuniones con los representantes de las regiones y ayuntamientos. La prensa italiana vaticinaba ayer que las nuevas medidas limitan las aperturas de espacios de vida pública como los bares o los gimnasios, aunque por el momento no hay nada oficial.

reino unido mantiene la tendencia al alza

··· El Ministerio de Sanidad de Reino Unido informó ayer de un nuevo aumento de los casos diarios de coronavirus tras constatar 16.982 contagios, frente a los 16.171 de la víspera, aunque bajó significativamente en fallecidos diarios, 67 respecto a los 150 declarados el sábado. Desde que comenzó la pandemia se han registrado 722.409 contagios de coronavirus en todo el país y 43.646 muertos. Además, 5.608 personas seguían este domingo hospitalizadas, de las cuales 592 necesitaban ventilación mecánica, igual que el sábado. La urgencia de la situación presiona cada vez más al primer ministro británico, Boris Johnson, a quien se le ha pedido que imponga ya un sistema de contención conocido como “cortocircuito”, en el que la oposición laborista y expertos médicos piden un cierre total puntual para atajar de raíz los contagios. Esta medida es parecida a la cuarentena de la primera ola.

israel comienza una lenta desescalada

··· Tras un largo mes de confinamiento, Israel comenzó ayer una lenta desescalada. Además de quedar sin efecto la prohibición de desplazarse a más de un kilómetro del domicilio, las guarderías y comercios que no reciban al público pueden reabrir sus puertas. Los israelíes pueden también, desde hoy, volver a ir a la playa, a parques nacionales y a reservas naturales, y ya no está prohibido visitar a familiares o amigos en sus casas. Sin embargo, aún rige el límite de máximo diez personas en reuniones en espacios cerrados y veinte en áreas abiertas. Al Muro de las Lamentaciones, en la Ciudad Vieja de Jerusalén y lugar de oración más sagrado para el judaísmo, podrán ir a rezar quienes vivan a menos de un kilómetro, aunque en grupos de como mucho veinte personas. Los restaurantes seguirán sin poder atender al público, pero al menos podrán llevar comida a las casas.

18 oct 2020 / 20:28
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito