Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 27 febrero 2021
18:50
h

Empieza en Galicia una desescalada al ralentí

La movilidad entre municipios con igual nivel de incidencia se reanudará el viernes excepto en las áreas de A Coruña, Ferrol y Pontevedra

La tercera ola, oficialmente, ha tocado a su fin, y la desescalada comienza en el conjunto de la comunidad gallega, aunque de manera diferente en función de cada municipio. “A la vista de los datos epidemiológicos hoy decidimos seguir avanzando de forma gradual en la apertura de actividades, que afectan a tres ámbitos muy relevantes: la apertura de la hostelería, la movilidad intermunicipal y las reuniones entre no convivientes”, comenzó el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, su comparecencia tras la reunión del comité clínico de ayer para dar cuenta de las nuevas medidas aprobadas.

“La apertura no será total, será gradual, paulatina y a la medida de cada territorio y situación epidemiológica”, avisó, dejando claro que “no habrá medidas homogéneas”. De hecho, la hostelería continuará cerrada en un total de 17 municipios gallegos de alto riesgo. Además, el toque de queda a las 22.00 horas continuará vigente hasta nuevo aviso.

Así, a partir de este viernes se retomarán los criterios generales de apertura que predominaban antes de las duras restricciones impuestas a la movilidad el 27 de enero. Esto significa, para entenderse, que regresa el famoso ‘semáforo COVID’ por el que la incidencia de cada municipio es la que determina su apertura perimetral y la posibilidad de reabrir ciertos servicios como la hostelería, además de otros criterios como la presión hospitalaria y, en particular, la ocupación de camas de cuidados intensivos.

Esta vez habrá tres niveles: ayuntamientos con una incidencia superior a 500 casos por cada 100.000 habitantes, los de 250 a 500, y los de menos de 250. Y se plantean tres excepciones: las áreas sanitarias de A Coruña, Ferrol y Pontevedra, que seguirán cerradas de manera individual porque todavía tienen una presión hospitalaria en las uci muy superior, de entre un 25 y un 30 por ciento, siendo Pontevedra la que se encuentra en mejor situación.

ia superior a 500: UN 2,6% DE LA POBLACIÓN sigue PERIMETRADA Y CON LOCALES CERRADOS. El primer grupo de ayuntamientos, los que tienen una incidencia acumulada superior a 500 casos –nivel de restricciones máximo–, está conformado por un total de 17 municipios que tendrán que mantener las restricciones hasta ahora vigentes: hostelería cerrada por completo, prohibición de mantener reuniones con no convivientes e imposibilidad de salir fuera de los límites del ayuntamiento. Estas medidas, por tanto, continúan vigentes para un 2,6% de la población: Aranga, Cabanas, Carballo, Catoira, Corcubión, O Corgo, Gomesende, A Gudiña, Guitiriz –el único que supera en estos momentos los 2.000 casos de incidencia–, Larouco, Malpica de Bergantiños, Moeche, A Peroxa, Ponteceso, A Pontenova, Toques –el único afectado en el área de Santiago– y Xunqueira de Espadanedo.

entre 250 y 500: HOSTELERÍA A MEDIO GAS Y POCOS viajeS PARA UN 44 % DE LOS GALLEGOS. El segundo nivel de restricciones, alto, incluye a los ayuntamientos con una incidencia acumulada de entre 250 y 500 casos por cada 100.000 habitantes. En estos casos se permitirá a partir del viernes la apertura de la hostelería, pero solo en las terrazas y al 50% de aforo; además de reuniones de hasta cuatro personas no convivientes cumpliendo la normativa sanitaria de uso de mascarilla y distancia de seguridad; y movilidad entre estos municipios en igual situación epidemiológica. Los gimnasios también podrán volver a la actividad habitual.

Traducido y hablando concretamente del área sanitaria de Santiago, solo hay cinco municipios con este nivel de restricciones: Rois (332), Dodro (397), Tordoia (394), Ordes (284) y Arzúa (397), que podrán moverse entre sí, pero no hacia otros ayuntamientos del área. El 44% de la población gallega, un total de 107 ayuntamientos, se encuentran en este nivel de restricciones.

menos de 250 casos por cien mil habitantes: ‘LIBERTAD’ Para UN 54% DEL TERRITORIO. Finalmente, en el nivel 3, con incidencia inferior a los 250 casos por cada 100.000 habitantes, se permiten igualmente las reuniones entre no convivientes con un máximo de cuatro personas y la apertura de la hostelería, en este caso ya no solo en terrazas, sino también en el interior al 30 %, guardando la distancia exterior y siempre con el límite máximo de las 18.00 horas para el cierre.

Dentro del área de Santiago se encuentran prácticamente todos los ayuntamientos en este nivel, por lo que la movilidad está permitida en la práctica totalidad del área: Teo, Ames, la propia capital de Santiago, Padrón, Vedra, Trazo, Oroso, Lousame, Boiro, Porto do Son... En el conjunto de la comunidad, en esta misma situación se encuentran un total de 189 ayuntamientos, en los que reside el 54 % de la población, algo más de 1,3 millones de gallegos.

Estas zonas en nivel 3 también avanzan en la desescalada en el ámbito deportivo, ya que, tal y como incidió ayer Feijóo, se trata de “una actividad que acaba de ser declarada esencial”, por lo que se reabrirán los gimnasios, instalaciones deportivas y piscinas municipales de todos estos municipios, y se permitirá la práctica del deporte colectivo en grupos de hasta cuatro personas no convivientes, siempre con el uso obligatorio de la mascarilla.

tres distritos clausurados: 77 zonas afectadas. Ahora bien, todavía existen tres áreas sanitarias –A Coruña, Ferrol y Pontevedra– con una situación crítica en sus unidades hospitalarias, lo que hará que todas ellas, compuestas por un total de 77 ayuntamientos, sigan incomunicadas con el resto de territorios de Galicia, independientemente de que en su interior pueda haber municipios que mantengan una incidencia inferior a 250.

Esto quiere decir que la alerta alta se instaura de manera general en las tres áreas, pese a que la movilidad entre sus ayuntamientos, a no ser que tengan más de 500 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días, se permite. Así, en el área de A Coruña, hay cinco ayuntamientos que mantendrán por ahora su cierre perimetral: son los de Carballo (IA de 552), Malpica (575), Ponteceso (636), Corcubión (629) y Aranga (703). En la de Ferrol hay otros dos: Moeche (1.142) y Cabanas (914). Y en la de Pontevedra se suman dos más: Catoira (510) y Vilaboa (553).

LA HOSTELERÍA SERÁ TOMADA COMO REFERENCIA. “Lla hostelería será tomada como referencia: los ayuntamientos que tengan terraza abierta y el resto cerrado podrán moverse hasta otros ayuntamientos que también tengan las terrazas abiertas y el resto cerrado, pero no a otros que tengan la hostelería abierta en el interior ni a los que la tengan cerrada por completo”, explicó Feijóo. El presidente tiró de casos prácticos y precisó así que esto significa que “un ayuntamiento del área de Santiago por encima de 250 de incidencia puede ir a uno de Lugo con la misma situación, pero no a otro del área de Santiago por debajo de ese valor”, indicó. Esto supone que una persona de Santiago puede desplazarse hasta Lugo, ya que el paso por ayuntamientos con diferentes incidencias sí está permitido si es por tránsito y no se realiza parada de camino, pero no a Rois ni a Dodro, por ejemplo.

ACTIVIDADES QUE Ya se PERMITen. Este lunes la comunidad ambién avanzó en el ámbito de la desescalada de otras actividades , ya iniciado la pasada semana con la apertura de los comercios en horario habitual, de las estaciones de servicio para transportistas y de recuperación del deporte autonómico federado. Así, ayer se retomaron las enseñanzas en actividades especiales, como clases de danza o de música --a excepción de las relacionadas con el canto y los instrumentos de viento, que podrían ser dispersores del virus-- y el próximo 1 de marzo se retomarán también las clases presenciales en la universidad, después de que toda esta semana se estén realizando nuevos cribados entre el alumnado. Además, en el ámbito del comercio, el próximo sábado reabrirán los centros comerciales en zonas fuera de máxima restricción.

NO ANTEPONER el ocio a LAS VIDAS. “Estamos cerca de alcanzar tiempos mejores y este esfuerzo va a valer la pena; no puedo prometer que en tres meses estemos de nuevo en la normalidad, es más, dentro de tres meses no estaremos en la normalidad, pero no podemos acostumbrarnos a diez o veinte fallecidos por COVID diarios, a esta sociedad no puede importarle más la apertura de la hostelería o de los gimnasios que las personas que fallecen; no creo que debamos normalizar las muertes, pues no son solo indicadores, son personas”, sentenció ayer Feijóo.

la incidencia continúa cayendo
La cifra más baja de nuevos casos desde el 7 de octubre

Santiago. Galicia se despertaba este lunes con 213 nuevos positivos, lo que supone el valor más bajo desde el pasado 7 de octubre (700), antes incluso del comienzo de la segunda ola y mejor que durante su bajada. Con estos datos, la suma de casos activos descendió también hasta los 8.066, aproximándose cada vez más al pico de la primera ola (6.947) y tras haber superado ya con creces el máximo alcanzado en la segunda (10.276).

Además, por lo que respecta a la incidencia acumulada a 14 días, Galicia ya ha salido del nivel máximo de riesgo (216 ahora) tras una bajada del 69,7%. En esta misma línea, a 7 días, la incidencia se sitúa actualmente en 77 casos por cien mil habitantes, tras experimentar un descenso de casi el 80% en la última semana. Á.P.

sigue la preocupación en hospitales
Cae un 108% la presión en ucis en dos semanas

Santiago. Con todo, no se puede cantar victoria, ya que la situación en los hospitales continúa siendo preocupante, pese a las bajadas ahora ya sostenidas en los principales indicadores asistenciales de planta y ucis.

En relación a las ucis, Feijóo señaló este lunes que había 146 pacientes críticos en ellas, frente a los 254 del 7 de febrero, pico de la segunda ola, lo que supone un 108% menos de ocupación en estos momentos. Por otro lado, en cuanto a las hospitalizaciones, ayer había 583 pacientes COVID en otras unidades, frente a los 1.210 de hace 20 días, el equivalente a un 52% menos.

Asimismo, el presidente gallego también resaltó que 7.337 personas continúan estables pasando la enfermedad en sus respectivos domicilios particulares. Á..P.

próximas celebraciones
No se descarta sumar más medidas en Semana Santa

Santiago. El próximo puente de San José --el 19 de marzo-- y la Semana Santa “no serán como nos gustaría”, avisó este lunes el presidente de la Xunta.

Así, advirtió de que la posibilidad de que haya más restricciones y una vuelta atrás en la desescalada dependerá del comportamiento individual, que puede evitar que los datos de incidencia vuelvan a empeorar. Por ello, volvió a apelar a la “prudencia”, aunque se mostró comprensivo con la “fatiga pandémica” y señaló que “todos estamos cansados” de no poder ver a los familiares, pero observó que desde enero se “incrementó” el “nivel de responsabilidad social”.

Así, pidió en estos momentos “más responsabilidad” para con los hosteleros, para que no tengan que volver a cerrar las puertas. Á.P.

23 feb 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.