Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 04 agosto 2020
15:43
h

España abrirá el día 21 frontera con Schengen, a excepción de Portugal

Con los vecinos lusos el acto será el uno de julio y contará con la presencia de Felipe VI

Vuelve la supresión de los controles en las fronteras interiores y para las personas en 25 de los 26 países miembros del espacio Schengen, que agrupa a integrantes la Unión Europea aunque no todos y a otros que no foman parte de ella. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció ayer que se adelanta al 21 de junio, a excepción de Portugal, que pidió que sea el 1 de julio.

Desde el 21 de junio desaparecerá así la obligación de cuarentena para los viajeros de los países del espacio Schengen, que se había establecido el 17 de marzo.

A partir del 1 de julio, explicó Sánchez en rueda de prensa tras la décimo cuarta videoconferencia telemática con los responsables autonómicos, se abrirán escalonadamente las fronteras con terceros países “seguros” incluidos en una lista consensuada a nivel europeo.

Habrá tres requisitos: su situación epidemiológica tiene que ser análoga o mejor que la de la UE; se deberán cumplir ciertas condiciones sanitarias en origen, trayecto y destino; y tendrá que haber reciprocidad, es decir, esos países deberán aceptar también pasajeros procedentes de la Unión Europea.

“Queremos que turismo y seguridad sanitaria vayan de la mano. Turismo, sí; intercambio, sí; apertura, sí. Seguridad y salud, también”, recalcó Pedro Sánchez.

En un principio el Gobierno había apostado por mantener las fronteras cerradas hasta el 1 de julio (opción que finalmente eligió Portugal) pero la Comisión Europea recomendó abrir las del espacio Schengen este lunes 15 de junio y varios países ya han levantado en esa línea parcialmente sus controles fronterizos internos.

Sánchez explicó por otro lado que el 1 de julio se celebrará un “emotivo” acto en la frontera con Portugal al que acudirá junto al rey Felipe VI y el primer ministro y el presidente del país vecino.

El primer experimento de apertura al extranjero comienza no obstante hoy, en Baleares, un proyecto “piloto”, subrayó el presidente del Gobierno, que implicará la llegada al archipiélago en los próximas dos semanas de 10.900 turistas alemanes.

Esta experiencia permitirá verificar las medidas de seguridad que se aplicarán en esta temporada turística y aprender para los próximos meses, apuntó el inquilino de la Moncloa, que calificó la apertura de las fronteras como un momento “crítico”.

“Queremos que nuestro país, que ya es reconocido como destino turístico de calidad, ahí están las cifras, sea reconocido además como destino turístico de seguridad. De seguridad en las calles y de seguridad sanitaria”, recalcó en su intervención.

El anuncio de la apertura adelantada de fronteras fuebien recibido por los principales territorios turísticos, pero suscita también preocupación y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, pidió al Gobierno un plan específico para el aeropuerto de Barajas, para que no se convierta en una puerta de entrada al coronavirus.

Sánchez avanzó que hablarán sobre él el Ministerio y la Consejería de Sanidad madrileña y se comprometió a reforzar los servicios de sanidad exterior, muy “debiltada” en los últimos años.

De otro lado, instó a todas las fuerzas parlamentarias y políticas a poner de su parte para aprobar unos Presupuestos Generales del Estado “amoldados a la realidad económica y social” tras la epidemia de coronavirus.

empujar todos “Todos tenemos que poner de nuestro lado”, subrayó en rueda de prensa al ser preguntado sobre si las propuestas de Unidas Podemos y Ciudadanos son compatibles.

Sánchez señaló que España afrontó un “parón sin precedentes” que conducirá a una crisis económica y social, ante la que el Gobierno apela a la unidad y, por ello, tiende a la mano “a todas las fuerzas parlamentarias y políticas” para recuperar la senda de crecimiento.

“Creo que si está justificado en un momento dado que pongamos todo de nuestra parte” para lograr un presupuesto “es en estas circunstancias”, que ha calificado de “extraordinariamente dramáticas”. Con respecto al contenido de las cuentas, Sánchez recordó que hay un acuerdo de Gobierno que pretende “sacar adelante”, aunque ha admitido que se tendrá que “complementar” con aportaciones de otros grupos para lograr la mayoría parlamentaria.

“Miraremos a aquellos partidos que apoyaron la investidura de manera activa o no bloqueando”, añadió, al tiempo que instó a todos los partidos a trabajar por unos “acuerdos transversales” en “un momento inédito”.

La vuelta a las clases en septiembre será en un entorno seguro y saludable

Santiago. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aseguró que la vuelta a las clases en septiembre “será en un entorno seguro y saludable” gracias a las recomendaciones del Ministerio de Sanidad y el Ministerio de Educación y Formación Profesional y al trabajo conjunto con las comunidades autónomas. “Sanidad y Educación han trabajado codo con codo. Tenemos que organizar la vuelta a las aulas en coordinación con las comunidades autónomas”, señaló ayer Pedro Sánchez en la rueda de prensa posterior a la reunión con los presidentes autonómicos, quienes son los encargados de las competencias educativas.

Cada centro escolar, según explicó Sánchez, deberá abrir a partir de septiembre con un plan de contingencia que detallará las actuaciones “de cara a cualquier tipo de incidencia” y con una persona encargada de los posibles casos relacionados con el coronavirus y un equipo que garantice la información y el cumplimiento de las recomendaciones.

En Educación Infantil, se establecerán grupos estables de alumnado, preferiblemente de 15 alumnos aunque podrían llegar a 20 alumnos. Para el resto de cursos, se deberá garantizar la distancia de 1,5 metros.

Además, las mascarillas serán obligatorias a partir de Quinto de Primaria. En Educación Infantil no será obligatoria la mascarilla y se priorizarán las actividades al aire libre, según señaló.

Entre los presidentes autonómicos que mostraron un interés público por la vuelta a las aulas estuvo la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso. Según detalló con posterioridad, pidió al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que haya “eficacia” en los recursos para educación de cara el próximo curso, “contando también con la concertada”, y que se tengan previstos planes nacionales para el caso de que haya rebrotes de la covid-19.

Así se lo planteó Ayuso a Sánchez durante la videoconferencia de presidentes que tuvo lugar ayer, la última antes de que expire el estado de alarma.

Según contó la propia Ayuso en su cuenta de Twitter, una de las peticiones que le trasladó a Pedro Sánchez es ahondar en el Plan de Barajas, ante la apertura de fronteras previstas para el próximo día 21 de junio.

Además, pidió “eficacia de los recursos para educación cara al próximo curso, contando también con la concertada”, y que haya “planes nacionales en caso de rebrotes”. Otra de sus peticiones de la presidenta madrileña, fue el de que se establezca una rebaja del IVA para el toro de lidia.

Por su lado, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, transmitió al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que el comité técnico del Procicat apoyará hoy que todas las regiones sanitarias de Cataluña pasen esta próxima semana a la Fase 3 de la desescalada por el coronavirus: “Los resultados lo avalan”. “Se acabará así, de hecho y en la práctica, como debería haber pasado hace semanas, este estado de alarma”, defendió. a.v.

14 jun 2020 / 21:59
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito