Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 28 febrero 2021
12:37
h

Galicia sobrepasará el listón de las doce mil vacunaciones este lunes

Inyectó más del 51 % de las que tenía a disposición // Polémica en Cataluña, donde se limitaron al 12,9 %, apenas 7.774 de una remesa de 60.000 // Francia asusta: sólo 138 personas en 10 días

Se cumplió ayer una semana desde que una sonriente Nieves Cabo Vidal, usuaria de la residencia Porta do Camiño de Santiago, se convertía en la primera persona vacunada en Galicia con la primera de las dos dosis contra la COVID de que lleva la marca de Pfizer-BioNTech. Siete días después, y a pesar de cruzarse las festividades de Fin de Año y Año Nuevo, la comunidad alcanzaba las 9.500 personas vacunadas, focalizadas en los internos y trabajadores de los geriátricos. Son la primera fase, pues en estas residencias han perecido 580 de las más de mil cuatrocientas víctimas gallegas acumuladas desde marzo por la pandemia.

¿Son muchas o pocas? Si atendemos a que tras las casi testimoniales quinientas dosis llegadas ese domingo 27 de diciembre, a las que se sumaron, con un día de retraso por problemas logísticos de la farmacéutica, el primer envío de las remesas de 18.000 unidades que llegarán cada semana. De esas 18.500, por tanto, se inoculó más del 51,3 %.

En cambio, conocíamos ayer que en Cataluña saltó la polémica tras conocerse que sólo se administraron 7.774 de las 60.000 vacunas remitidas, el 12,96 %. Máxime cuando en tierras catalanas se disparan los casos de coronavirus. Por ello, el departamento catalán de Salud anunciaba que vacunará a partir de ahora todos los días de la semana, sin parar ni tan siquiera los festivos.

Si Cataluña apenas cubre al 0,1 % de su población, tampoco Madrid puede presumir, al inyectar solamente el 6 % de las dosis recibidas. A nivel internacional, en Francia apenas se vacunaron 138 personas en diez días, en Reino Unido no llegan pese a haber sido los primeros en inciiar el proceso al 1,4 % de sus habitantes, y en EE.UU. van lentos.

Ante este panorama, la directora xeral de Saúde Pública, Carmen Durán, reveló –tal y como recogió la cuenta de Twitter de la Consellería de Sanidade– que el objetivo es suministrar otras 2.700 dosis solo este lunes para alcanzar las 12.200. Con ellos se habrá vacunado en ocho días y pese a los retrasos logísticos y las fiestas al 0,45 % de la población gallega en ocho días. Cabe señalar que las congeladas 18.000 nuevas dosis que se reciban hoy de Pfizer no estarán listas para entrar en los torrentes sanguíneos de los gallegos hasta mañana martes.

Por su parte, el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, llamaba a la cautela en una entrevista en la Cadena Ser defendiendo que se tomen “todas las medidas” de prevención, pues “llevamos muy pocos gallegos vacunados. Hay que tener todavía mucho cuidado y seguir haciendo lo mismo que veníamos haciendo estos meses”, subrayaba.

De nuevo explicaba que tras los 40.000 usuarios y plantilla de los geriátricos los siguientes serán los trabajadores sanitarios “de primera línea” contra la pandemia, tal y como pauta el plan del Sergas y del Ministerio. También alegaba que, a futuro, cuando se salte al conjunto de la población, por el mayor peso proporcinal en Galicia de los mayores de 65 años la comunidad debería también ver crecer los envíos de dosis. “Tenemos el compromiso del Ministerio de tenerlo en cuenta en la propuesta final”, aseguraba.

El titular de Sanidade considera “difícil de anticipar” cuándo habrá una inmunización generalizada de la población, máxime ahora que hay que reservar la mitad de unidades de la vacuna de Pfizer-BioNTech para la segunda dosis. Habrá que esperar a la posible autorización por parte de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) este 6 de enero de la de Moderna y su autorización en días siguientes, que permitirá definir el plan de vacunación, según Comesaña. No quiso mentar el verano sobre posible fecha de la vuelta a la normalidad: “Ojalá sea así, nos gustaría a todos. Nosotros ni nos fijamos en el verano, ni en el antes ni en el después. Nuestro dato fundamental es cuántas vacunas recibimos y cómo las planificamos”. Comesaña es optimista, sí, pero también cauto, pues sabe que “vamos a seguir teniendo fallecidos, que es el tema más importante, y además seguimos teniendo gente en la UCI y en los hospitales”, unas cifras que “no cambiaron ni van a cambiar en un tiempo” a pesar de las vacunas.

Autotes de antígenos

La entrevista en la Cadena Ser también abordó, según recoge Europa Press, la posibilidad de adquirir autotest de antígenos en las farmacias. En este sentido, Galicia ya tuvo una “experiencia piloto” en Ourense con las pruebas de anticuerpos en oficinas de farmacia que “funcionó muy bien”.

Sin embargo, el conselleiro ha reiterado que la Xunta no respalda “de forma mayoritaria” ni “definitiva” el uso de test de antígenos “para que la gente los haga en su casa y después no se registren”, ya que la covid-19 se trata –recordaba– de una enfermedad “de declaración obligatoria”.

Se administrarán de forma indistinta la de Pfizer y la de Moderna

Santiago. La directora general de Salud Pública, Pilar Aparicio, aseguró el domingo que las vacunas Pfizer y Moderna se administrarán indistintamente ya que “no hay diferencia en su efectividad y no hará falta establecer ningún tipo de priorización, dependerá más de temas logísticos”.

En una entrevista en la cadena Ser, Aparicio ha valorado que se hayan adelantado los plazos que en principio eran a mediados de enero, ha recordado que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) ya anunció que evaluará la vacuna de la farmacéutica Moderna este 6 de enero y a partir de ahí “la compañía tiene el compromiso de que en los siguientes 15 días esté disponible”.

Aparicio también se ha dirigido a la población que no es proclive a vacunarse y les ha dicho que para que una vacuna se apruebe tiene que pasar unos procesos de seguridad y eficacia. “Y no se ha saltado ningún proceso”, aseguró.

La directora general de Salud Pública informaba de que por “la importancia” de esta vacuna contra la COVID, los ensayos clínicos se han realizado en una horquilla entre 30.000 y 44.000 personas “y eso da una garantía de su seguridad y eficacia”.

Aparicio auguraba que a medida que se avance en el plan de vacunación, la población irá ganando confianza.

Sobre posibles aplazamientos en la recepción de las vacunas, la responsable de Salud Pública consideró que los retrasos que hubo hasta ahora se debieron no a incidencias en la fabricación o de estocaje, sino a problemas logísticos, y se mostró confiada, por los mensajes transmitidos por Pfizer-BioNTech al Ministerio de Sanidad, en que esto no se vuelva a repetir.

Respecto al transporte de las dosis por vía aérea –así llegaron los últimos envíos–, Aparicio no descartó ninguna vía aérea o terrestre “con tal de que lleguen”, si bien ha recordado que el plan inicial era traslado por carretera.

04 ene 2021 / 00:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito