Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 06 agosto 2020
02:00
h

Isla: “Hay que promover el gasto público y evitar subidas impositivas durante la crisis”

El presidente de Inditex se encargó, junto a Antonio Garamendi de hacer públicas las recetas de los líderes del Ibex para salir fuertes de la pandemia

El mundo empresarial español ha reclamado de manera conjunta al Gobierno que fomente la seguridad jurídica, aproveche al máximo las ayudas europeas y prolongue los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) y avales mientras sea necesario para encarar mejor la crisis que se avecina, al tiempo que se opone con rotundidad a subidas de impuestos.

“Las crisis no se financian con impuestos, se financian con deuda”, ayer el presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, alegando que “no hay capacidad económica que gravar” y que si se quiere mantener el empleo y reactivar el consumo y la economía, “lo último que se debería de hacer es subir impuestos”.

Garamendi recuperó así la reflexión que ya hiciera Federico Linares, presidente de E&Y ESpaña, el pasado lunes en la ambiciosa cumbre organizada por CEOE para reunir a las primeras espadas del ámbito empresarial español y dar voz a empresas de todos los tamaños, ámbitos y sectores con el ánimo de colaborar en la búsqueda de soluciones ante el “inmenso temporal” ante el que se encuentra España con la irrupción del covid (en palabras también de Linares).

Incluso, Garamendi repitió esa frase un segunda vez, tratando de hacerse eco de una reflexión que durante las casi dos semanas que duró la cumbre no ha dejado de escucharse entre lo ponentes, y que contrasta claramente con la puerta que abría esta misma semana el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, aconsejando ante la Comisión de Reconstrucción del Congreso revisar los tipos de IVA más bajos.

En ese sentido, el presidente de Inditex, Pablo Isla, que inauguró la cumbre y ayer fue el encargado de difundir las conclusiones, apuntó que se debe velar por una estabilidad presupuestaria que permita el gasto público a corto plazo para afrontar la crisis y volver a la senda de estabilidad fiscal a medio largo plazo.

“Hay que promover el gasto público y evitar subidas impositivas en momentos de crisis económica. Otros países europeos están aplicando bajadas de impuestos para salir de la crisis”, mencionó Isla.

COLABORAR PARA VOLVER A SER “EL PAÍS QUE CONOCEMOS Y QUEREMOS” A partir de las ponencias de esta extraña cumbre, en la que la mayoría de las intervenciones fueron telemáticas a causa de las precauciones de distanciamiento social derivadas del combate de la pandemia, la CEOE elaboró diez recomendaciones básicas que ahora publicará y remitirá al Gobierno y organismos nacionales e internacionales.

Las empresas aseguran haber hecho estas reflexiones para ayudar a “volver a tener el país que conocemos y queremos”, y para que “pronto podamos volver a disfrutar de esa normalidad que teníamos antes de la pandemia”, dijo Garamendi en representación de un mundo empresarial con espíritu de “colaboración” y “ánimo constructivo”.

Entre las recomendaciones se aboga también por aplicar una visión de medio y largo plazo a la hora de impulsar inversiones; proyectar seguridad jurídica y credibilidad para atraer y retener inversiones; potenciar el consenso y el diálogo social; flexibilizar los marcos regulatorios, incluido el laboral, y eliminar trabas burocráticas.

También se reclama más colaboración público-privada, algo particularmente relevante para mejorar eficiencia y calidad en la prestación de servicios públicos de educación, sanidad e infraestructuras.

Sobre el sector sanitario, tan azotado y cuestionado durante estos meses, las empresas reclaman que las inversiones alcancen al menos un punto del PIB para tratar de dejar de estar por debajo de la media europea y recuerdan que, además de su dimensión económica, invertir en este ámbito se traduce en una mejor calidad de vida tanto a medio como a largo plazo.

Igualmente se insistió en la necesidad de reindustrializar España y tratar de que vuelva a suponer al menos el 20 % del PIB, fomentar la innovación y digitalización de las pymes y la Administración, y favorecer asimismo un crecimiento inclusivo que no deje a nadie atrás.

MANTENER ERTES Y AVALES Pero si algo no cesó de oírse estos días en la cumbre de la CEOE –en la que uno de los grandes ausentes fue Florentino Pérez y su gigante de la construcción ACS– fue la necesidad de prolongar los ERTE y avales públicos, adaptándolos y acompasándolos a la evolución de cada sector.

Entre los sectores que más interés pusieron en esta reclamación destaca el turismo, que durante la cumbre alertó de que no recuperará niveles de prepandémicos hasta al menos el año 2023.

Este sector clama, de esta manera, por más ayudas, unos ERTE más largos y flexibles, más avales públicos, ayudas directas de financiación y medidas que claramente incentiven la demanda, así como una reducción temporal del IVA que se aplica a sus productos.

AYUDAS A LAS AEROLÍNEAS Igualmente, el transporte de viajeros y particularmente el aéreo, alertó sobre su compleja situación reconoció que necesita reformas estructurales, al tiempo que reclama reducción de tasas aéreas y ayudas directas.

Precisamente ayer el ministro de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, anunció que el Gobierno prepara un paquete de ayudas de carácter estratégico para ayudar a las aerolíneas a afrontar sus problemas de liquidez, y reconoció que su incorporación a la línea general del ICO fue “insuficiente”.

26 jun 2020 / 00:32
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito