Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 15 agosto 2020
22:19
h

La cogobernanza en el fondo de reconstrucción de la UE es un modelo válido para Feijóo

Celebra que Sánchez sugiera que se abre a ese modelo // El presidente gallego pide una respuesta sanitaria conjunta a la situación de la covid

La conferencia de presidentes que reunió ayer en la Rioja al inquilino de la Moncloa, Pedro Sánchez, con los mandatarios autonómicos a excepción del catalán, Quim Torra, abrió campo para trabajar en verano y concretar en septiembre ya que la cita fue “deliberante” y “no de resoluciones”, según detalló el titular de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en la posterior rueda de prensa.

Feijóo diferenció dos áreas de trabajo y debate. Una, la centrada en el combate de los rebrotes de la covid-19 y otra en el ámbito de las medidas económicas para hacer frente a la reconstrucción del país porque la situación derivada de la pandemia es de “pronóstico reservado”.

El mandatario gallego consideró que el plan contra los rebrotes del Gobierno llegó tarde, en julio, y “se puede mejorar” aunque las medidas planteadas por la Xunta no están contempladas en el mismo. En todo caso, Feijóo dejó sobre la mesa la reclamación de que se baje el IVA de las mascarillas del 21 % actual, porque va a ser un utensilio que acompañará a los ciudadanos durante muchos meses.

salud y servicios sociales También demandó eliminar el corsé de la tasa de reposición en el ámbito de la salud y los servicios sociales porque los profesionales están con contratos temporales de forma concatenada y es necesario “dar seguridad a las plantillas”.

Tras afear que el sistema de información a día de hoy no ayuda a gestionar la pandemia, consideró positivo el planteamiento del Gobierno de que en agosto estará a “disposición de las comunidades autónomas” una aplicación para facilitar rastreadores con un modelo único para toda España.

Por último, en este campo de los rebrotes reclamó una “respuesta jurídica” que permita a los territorios poder actuar, se trate de confinar un edificio, un barrio o un municipio. “Las comunidades autónomas no tenemos herramientas jurídicas”, insistió, por lo que volvió a exigir medidas como la modificación de la Ley de Salud Pública u otras. Reconoció que el Gobierno se comprometió a escucharles para modificar o no la legislación sanitaria.

Ante los medios de comunicación, Alberto Núñez Feijóo subdividió los aspectos económicos en dos apartados, uno, doméstico; y otro, en el marco de los fondos europeos. En el primero, destacó que “por fin” se desbloqueó la Comisión de Política Fiscal y Financiera, ya que Pedro Sánchez “se comprometió” a celebrar una en septiembre.

El presidente de la Xunta indicó además que sobre el reparto de los 16.000 millones de euros del fondo covid destinado a gastos sanitario y educativo las comunidades autónomas mostraron abiertamente su “desacuerdo”. Si hay una segunda ola, apostilló, serán insuficientes.

Para Feijóo otro aspecto doméstico clave es que las autonomías están “a ciegas” a la hora de elaborar las cuentas para 2021 porque carecen de datos, ya que el Gobierno va con retraso, sobre el déficit público, la regla de gasto y la deuda pública.

Sobre los fondos europeos explicó que una “buena parte” de los representantes autonómicos “felicitaron al Gobierno” por el logro en las negociaciones comunitarias y apostilló que si esa inyección económica se usa “bien” para promover el empleo y la competitividad económica será buena para España, pero si se utiliza mal sólo generará deuda.

El inquilino de Monte Pío consideró correcto que desde Madrid se apueste por transferir los fondos en base a proyectos tractores y subrayó que en septiembre habrá una conferencia sectorial para preparar el destino de esa partidas.

Alberto Núñez Feijóo apuntó que esos fondos estarán “tutelados” por el Gobierno central y añadió que las comunidades autónomas le pidieron “descentralización, cogestión y cogobernanza”.

“El presidente dejó entrever que puede haber cogobernanza, siguiendo el modelo de los länder alemanes. A mí me vale”, abundó Feijóo. Insistió en que a la Xunta le vale el modelo germano para los fondos de reconstrucción, pero no le valdría el de Francia porque es “centralista”. “Nos vamos con compromisos para trabajar en el mes de septiembre”, concluyó.

En lo tocante al reparto de fondos de cohesión para el período 2021-2027, Feijóo pidió que se deje a las comunidades con, por los menos, el mismo statu quo que mantenían en los ejercicios anteriores, dado que el fondo de cohesión es prácticamente el mismo que tenían en el período anterior.

Solución urgente para Alcoa El mandatario gallego aprovechó el encuentro para referirse nuevamente al primer problema industrial que tiene Galicia: Alcoa, la primera y única fábrica de aluminio primario que existe en España; que da trabajo a más de 1.500 familias y que está a punto de cerrar si no se busca una tarifa eléctrica adecuada para que esta factoría se pueda vender y seguir manteniéndose.

“No tenemos mucho más tiempo. Si no buscamos una solución en el mes de agosto, en vez de hablar de construcción de empleo estaremos hablando de destrucción de la fábrica más importante de aluminio de España”, concluyó.

Por otro lado, a preguntas de los periodistas, el mandatario gallego evitó entrar a fondo en la negociación bilateral abierta entre el Gobierno español y vasco para autorizar una superación del déficit público del 2 por ciento para este ejercicio de 2020.

Según precisó, ese asunto lo conoce únicamente por los medios de comunicación y en ningún caso fue puesto encima de la mesa de la reunión celebrada ayer de la conferencia de presidentes.

De todas formas, indicó que del encuentro de ayer salió la convocatoria para el mes de septiembre en la que el Ejecutivo central y los autonómicos abordarán esa cuestión.

31 jul 2020 / 23:17
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito