Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 01 marzo 2021
02:36
h

La incidencia acumulada de contagios en Compostela supera los 300 casos: “Es una tendencia muy preocupante”

El alcalde subraya que las cifras, muy por encima de la media gallega, son realmente elevadas // Lamenta el lento avance de la campaña de vacunación

“La tendencia es preocupante”. Así valoró ayer el alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo, la evolución de los contagios de COVID en la ciudad. Indicó que a fecha de ayer eran 346 los casos activos de coronavirus, un dato, dijo, que “preocupa y mucho”. No obstante, mostró su “esperanza” en que se produzca una mejoría a partir de la segunda quincena de este mes después de un “incremento sostenido” esta semana. Eso sí, el regidor de la capital gallega augura que el primer trimestre va a “ser muy duro”.

En este sentido, subrayó que la incidencia acumulada a 14 días está en 308 casos en Compostela. Unas cifras “realmente elevadas” con una evolución al alza, que se encuentran por encima de la media gallega, aunque es inferior a la española, según destacó Sánchez Bugallo.

Es por ello que hizo un llamamiento a la ciudadanía a ser “extraordinariamente prudente”, al tiempo que mostró su “respeto” por las decisiones del comité clínico y pide que se cumplan.

“Ya sabíamos que este primer trimestre iba a ser muy duro, y va a serlo”, dejó claro el alcalde de Santiago, en un mes de enero “particularmente difícil”. De hecho, las hipótesis más preocupantes “empiezan a confirmarse” por lo que espera que comience a generalizarse la vacuna en próximas semanas.

Sobre este extremo, mostró su “preocupación” por el lento avance de la campaña de vacunación. Advierte de que, al ritmo actual de 18.000 vacunas semanales en Galicia, se necesitarían cinco años para completar la inoculación de toda la población, dado que son necesarias 5,4 millones de dosis –dos veces por cada uno de los 2,7 millones de habitantes–.

El alcalde considera, además, que la movilidad “está directamente relacionada” con la velocidad de transmisión en la ciudad. Incide en que las reuniones familiares y sociales son “el principal foco”, mientras resalta que la hostelería solo registra un porcentaje muy pequeño de contagios.

Así, mostró su comprensión hacia la situación que atraviesan la hostelería y el comercio por las restricciones, que hacen “muy difícil la viabilidad de ambos sectores”. A continuación, Sánchez Bugallo incidió en que la restricción de movilidad “es mortal de necesidad” para el comercio compostelano, más allá del impacto sobre hoteles y agencias de viajes, entre otros.

Más de 1.000 multas

El alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo, indicó que desde el comienzo de la pandemia se han tramitado en la capital de Galicia más de un millar de denuncias por infracciones relacionadas con la COVID. Las fiestas en pisos y los incumplimientos de no llevar mascarillas acumulan la mayor cifra de denuncias, con más de 300 en cada caso. Asimismo, tras la junta de gobierno local celebrada ayer en Raxoi, señaló que también se han realizado denuncias en relación con el incumplimiento del toque de queda y el límite perimetral, entre otras cuestiones.

El regidor de la capital gallega afirmó, además, que el Concello de Santiago repartió entre 30.000 y 40.000 mascarillas de manera gratuita. Sánchez Bugallo indica que desde Raxoi están haciendo todo lo posible para intentar paliar los efectos de las restricciones en los diferentes sectores económicos, pero añadió que es consciente de que “no es suficiente”.

12 ene 2021 / 00:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.