Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 13 abril 2021
17:52
h

Más grietas en la estrategia común: Alemania negociará con Rusia

La Unión Europea resta hierro y autoriza a las regiones la compra de ciertas vacunas

La estrategia común europea hace grietas. Las tensiones se incrementan como consecuencia de la lentitud y de los errores de la Unión Europea en la compra de vacunas y en su distribución en los países miembros. Las críticas son cada vez mayores, y aumenta el número de regiones que, ante la escasez de dosis recibidas, empieza a operar por su cuenta y entabla negociaciones bilaterales para adquirir vacunas.

Uno de los últimos países que ha decidido operar de forma individual tiene mucho simbolismo: Alemania, uno de los corazones del proyecto común europeo, anunció a través de su ministro de Sanidad, Jens Spahn, que mantendrá relaciones bilaterales con representantes rusos para estudiar cuántas dosis de la vacuna Sputnik V podrían llegar una vez que haya recibido el visto bueno de la Agencia Europea del Medicamento.

El responsable de la sanidad alemana afirmó que su gobierno está dispuesto a avanzar en las negociaciones con Moscú sobre la compra de la vacuna. Saphn trasladó esta intención en la última de las reuniones mantenidas por los representantes de Sanidad de los países de la Unión para analizar los efectos secundarios asociados al uso de la vacuna de AstraZeneca.

Alemania y la Unión Europea restan hierro al asunto y niegan que esta actuación vaya a hacer saltar por los aires la estrategia común de compra y distribución de vacunas. Así, Alemania insiste en que no va a actuar al margen de la UE en las decisiones que se tomen sobre esta vacuna, algo que sí que han decidido hacer países como Hungría o Eslovaquia. No obstante, sostienen que sí que es preciso comenzar a sondear a Rusia para saber cuántas dosis podrían llegara distribuir por si, llegado el caso, se decide inocular con Sputnik V a la población europea.

Por su parte, desde la Unión Europea, ante las turbulencias que han generado decisiones como la de la Comunidad de Madrid, entre otras regiones, de saltarse las cadenas de mando y hablar directamente con Rusia, insisten en que los países miembros tienen capacidad y libertad para negociar la adquisición de aquellas vacunas que no formen parte del catálogo que maneja la UE.

Para ganar en velocidad, el ministro de Sanidad de Alemania pidió a las autoridades rusas que proporcionen a los expertos de la Agencia Europea del Medicamento toda la información necesaria acerca de su vacuna, para poder analizar si es segura y la conveniencia de incorporarla a los ciclos de distribución, junto con los fármacos que ya de administran y que se sumarán en las próximas semanas.

NO AL MERCADEO. En España fue la Comunidad de Madrid la primera en romper la baraja y abrir la posibilidad de negociar de forma bilateral con Rusia.

Algunas comunidades han salido a la palestra a pedir al Gobierno central un “marco común” en este aspecto y evitar el “mercadeo de vacunas”.

El vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, fue uno de los que se expresó en estos términos, y advirtió que, de proseguir, puede conducir a una “discriminación” entre comunidades autónomas a la hora de acceder a ellas y administrarlas a la población.

Marín apeló a la estrategia común de la Comisión Europea, la garantía de que llegan “a los países en una proporción razonable en función de la población”. Marín también reclamó que haya unidad entre el Gobierno español y las comunidades, a través de los cauces previstos, y que no vayan “cada una por su cuenta”.

08 abr 2021 / 17:56
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.