Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 05 diciembre 2021
09:43
h

Oriente Medio ocupa los primeros puestos mundiales a nivel de población vacunada

Israel es el país del mundo con mayor número de gente inmunizada: todos sus habitantes tienen al menos una dosis // Bután logró inocular al 62% de sus pobladores en solo una semana, empezando la campaña en marzo

El camino hacia la inmunidad global frente al coronavirus ya ha comenzado hace algo más de cuatro meses en la mayor parte de países del mundo. A día 8 de abril, la vacunación superó el 5% de la población con al menos una dosis, una inoculación que actualmente alcanza a más de 397 millones de personas. Dicho así puede parecer mucho, pero hay que tener en cuenta que solo supone ocho veces la población de España (47 millones de habitantes), y estamos hablando de todo el mundo.

En total, y según los datos recogidos por ‘Our World in Data’, se han administrado más de 710 millones de inyecciones en más de 170 territorios y países. Sin embargo, existe una gran diferencia entre continentes y, contra lo que en un principio pudiésemos pensar, en esta guerra no se lleva la palma la súper potencia que es Estados Unidos, sino las regiones económicamente poderosas de Oriente Medio: Israel, Emiratos Árabes Unidos y Bután.

50.000 INYECCIONES DIARIAS. En concreto, Israel es el país que lidera en estos momentos la campaña de vacunación en todo el mundo, con 50.000 dosis diarias inoculadas, algo que se explica por la digitalización de su sistema de salud, la distribución de los viales para evitar el desperdicio y la centralización del sistema sanitario en el Gobierno.

Así, Israel ha recibido hasta la fecha 10.153.942 dosis y tiene una población de 9,1 millones de habitantes. Esto quiere decir que toda la población ha recibido al menos una dosis de inmunidad. Y es que, efectivamente, si miramos cuántas dosis tocan por cada 100 habitantes, sale a 117,31. Además, el 56,28% de su población (unos 4,89 millones), ya ha recibido la pauta completa. Extrapolando estos datos a España y haciendo una comparación, es necesario recordar que nuestro país solo ha recibido 11,9 millones de dosis para 47 millones de habitantes --una tasa de 25,3 dosis por 100 habitantes--, teniendo a un 6,2% de la población española vacunada al completo.

De ser como en Israel, significaría que tendríamos 52,7 millones de dosis en nuestro poder, cuatro veces más de las que tenemos. Algo que parece un sueño inalcanzable y nada factible en estos momentos, pese a que nosotros contamos con tres farmacéuticas distintas --Pfizer, Moderna y AstraZeneca, a las que se sumará más pronto que tarde Janssen--, mientras que Israel solo vacuna con Pfizer/BioNTech.

NO DESCARTA NINGUNA FARMACÉUTICA. El segundo ejemplo de efectividad en esta campaña de vacunación mundial es Emiratos Árabes Unidos (EAU), que ha recibido ya 8.659.503 millones de dosis para inmunizar a una población de 9,8 millones de habitantes. Esto corresponde tener 87,56 dosis para cada 100 habitantes y vacunados completamente a 2,19 millones de árabes (el 22,12% de la población, porque se esmeran más en dar las dos dosis que en tener a todos con una). España solo llegaría a estos valores si hubiese recibido unos 41,7 millones de dosis, cuatro veces más de las actuales.

En este caso, la explicación sí puede encontrarse en no cerrar la puerta a ninguna alternativa, y es que todas las vacunas testadas están siendo inoculadas en el país: Pfizer, AstraZeneca, Sputnik V y Sinopharm --siendo la china, la más disponible y numerosa--.

CONFLICTOS POLÍTICOS. Le sigue a estos dos Bután. El pequeño país asiático, de tan solo 763.092 habitantes, ha recibido ya 469.664 dosis, lo que equivale a unas 60,84 administradas por cada cien habitantes y al 85% de la población adulta inoculada. Puede parecer que de estos tres no se encuentra, comparativamente, en tan buen lugar, pero nada más lejos de la realidad. Y es que constituye todo un ejemplo para el resto del mundo.

Bután es el país que vacunó a más de la mitad de su población en una semana: empezó el pasado 30 de marzo y una semana después ya tenía al 62% de su población inmunizada con la primera dosis. ¿Por qué ha logrado esto? Gran parte del éxito, donde reside la clave, es en su cercanía a la Indica, que tiene problemas históricos políticos, sociales y económicos con China, y que, para tratar de combatirle, le cedió a Bután 600.000 dosis gratuitas de AstraZeneca. Además de con estos viales, el país también inmuniza con dosis de Pfizer.

¿Cómo ha afectado la inmunización a los casos activos y contagios por país?

Santiago. Los expertos calculan que cada millón de personas vacunado evita unos cien mil contagios, 3.000 hospitalizaciones y 700 muertes. Esto quiere decir que en esos países líderes de la vacunación a nivel mundial los casos deberían haberse reducido sobremanera en las últimas semanas, sobre todo teniendo en cuenta que en alguno de ellos, como es el caso de Israel, ya toda la población tiene inoculada al menos una dosis.

Precisamente, este semana ese país asiático ha conseguido bajar de los 300 pacientes graves en sus hospitales, algo que no sucedía desde el mes de diciembre. Además, para un país de 9 millones de habitantes, solo hay 4.771 casos activos. Si lo comparamos con Galicia, que tiene 2.100 casos, más o menos, de COVID en estos momentos para una población de 2,7 millones de habitantes (menos del triple), nos podemos hacer a la idea de que en caso de tener su número de pobladores, nuestros casos equivalentes llegarían a 7.000. Además, en Israel los casos no han dejado de descender desde principios de marzo.

DONACIONES Y TURISMO DE VACUNAS DE LUJO. Por su parte, en los Emiratos Árabes Unidos, las infecciones se han logrado reducir un 22% desde el pico de la tercera ola alcanzado, al igual que en nuestro país, en el mes de enero. Los casos bajan desde el inicio de abril y su cantidad de vacunas es tan suficiente que hasta están donando grandes paquetes de dosis a la zona de la Franja de Gaza, que incluye a varios países pobres que no tienen acceso en las mismas condiciones a la inmunización. Hasta el momento ya han destinado 20.000 viales a este fin.

Asimismo, en la zona es tan fácil acceder a una vacuna que hasta se ha generado un turismo de lujo en torno a su administración: cientos de personas de todos los países (del primer mundo) viajan hasta EAU para inocularse, con un coste de unos 20.000 euros el todo incluido.

CERO POSITIVOS DIARIOS. Finalmente, Bután, aunque bien es cierto que es un país pequeñito y con muy pocos miles de habitantes (700.000), ha logrado bajar el número de nuevos contagios diarios a entre 0 y 5 desde hace ya dos semanas.

Y es que los científicos han percibido que las personas que se contagiaron con COVID incluso después de haber recibido una dosis de la vacuna tienen carga viral menor y, por tanto, menos posibilidades de transmitir el virus. La vacuna no solo ayuda a los inoculados, sino que provee “protección cruzada” al resto. Á.p.

12 abr 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.