Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 11 mayo 2021
02:02
h

Previsible ampliación del toque de queda, pero poca esperanza para la hostelería

Galicia es la comunidad que mantiene medidas más restrictivas del Estado, junto a Baleares, Cataluña, Valencia, Murcia y País Vasco // La incidencia acumulada a siete días ha subido un 21% en tan solo una semana

Hoy es el ansiado día. Desde el fin de la Semana Santa el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, lleva prometiendo que los grandes avances en lo que a nivel de restricciones se refiere se pondrán sobre la mesa este martes. La ampliación del toque de queda hasta las 23.00 horas parece algo que ya todo el mundo da por supuesto, no así la ampliación de los horarios de la hostelería, ya que las autoridades sanitarias apelan a seguir manteniendo la prudencia en este sentido.

Galicia es la comunidad con restricciones más estrictas junto a Cataluña, Valencia, Murcia, Navarra, País Vasco y las islas Baleares, y, sacando a estas últimas de la ecuación y a Valencia de la ecuación, todas las demás autonomías se encuentran en igual o en peor situación que nosotros. Así, Galicia tiene una incidencia acumulada a catorce días situada en 75,39 casos por cada cien mil habitantes y, a siete, de 40,34. Ambos valores se encuentran por debajo de la media española (situada en 199 casos por cien mil a dos semanas vista y a 112,20 a una).

Esto la mantiene con un horario de limitación nocturna fijado a las 22.00 horas y con el obligatorio cierre de rejas de los locales de restauración a las 21.00. Si bien es cierto que aún hay comunidades en estos mismos parámetros, la mayoría son más flexibles aunque se encuentren en peores condiciones. Así, en lo que respecta al toque de queda, las 23.00 es el horario mayormente adoptado por las autonomías.

En este límite se fija la movilidad en ocho de las quince autonomías españolas --más de la mitad--: Andalucía (con una incidencia a 14 días de 225,18, tres veces más que Galicia), Aragón (con 218,52, también tres veces más), Asturias (163,14, nos dobla), Cantabria (161,09, también nos dobla), Extremadura (135,06, dos veces más que la comunidad gallega), La Rioja (211,62, casi el triple), Madrid (336,41, cuatro veces y media más) y Navarra (425,14, nada menos que seis veces más incidencia que Galicia).

En nuestra misma postura, a las 22.00 horas, se limita la movilidad en las islas Baleares (con una IA a dos semanas vista de 57,36, similar al 75,39 de Galicia), en Castilla y León (con 196,67, dos veces y media por encima de nosotros), en Cataluña (con 227,31, tres veces más), en Valencia (con 36,34, muy conservadora pese a tener una incidencia que supone la mitad de la de la comunidad gallega), en Murcia (con 67,76, similar a nosotros) y en el País Vasco (con 320,47, cuatro veces más). Por su parte, Canarias y Castilla-La Mancha, con el toque de queda fijado a las 00.00 horas, suponen la excepción.

Por lo que atañe a la hostelería, la mayor parte de comunidades fijan el cierre entre las 22.00 y las 23.00 horas. Así, a las 22.00 lo tienen Aragón, Canarias, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura y La Rioja. En las 22.30: Andalucía y Cantabria. A las 23.00: Asturias y Madrid. En las 21.00, al igual que Galicia, se mantiene Navarra. Y más restrictivas todavía son Baleares (a las 17.00 horas), Cataluña (también a las 17.00), Valencia (a las 18.00) y Murcia (a las 19.00).

LA INCIDENCIA EN GALICIA EMPEORA A SIETE DÍAS. Lo cierto es que en las últimas semanas ya no prestamos atención a los continuos cambios en los indicadores pandémicos, acostumbrados ya a que suban y bajen a diario, compensándose mutuamente. Esta tendencia de meseta nos hace perder la conciencia de que la amenaza de la cuarta ola sigue al borde de la esquina y de que no podemos relajarnos.

Solo hay que fijarse en la evolución de la incidencia acumulada en la última semana. Desde el pasado lunes y hasta este la IA a catorce días pasó de 67,03 casos por cada cien mil habitantes a 75,39 (lo que supone 8,36 puntos más), un crecimiento del 11%. Y en este pasado fin de semana pasó de 70,29 a 75,39 (cinco puntos más), un aumento del 7%. En cuanto a la incidencia a siete días, en una semana se pasó de 31,72 casos por cada cien mil habitantes a 40,34 (+8,62), una subida impactante del 21% que evidencia que la evolución en la última semana está empeorando. Del viernes al lunes, pasó de 33,38 a 40,34 (+7), un 17% más.

PASOS “POCO A POCO”. Con todo, en palabras del doctor Sergio Vázquez, miembro del Comité Clínico, que atendió en el día de ayer a Europa Press, en estas celebraciones “no se cometieron los errores” de la Navidad, por lo que Galicia está en una situación “privilegiada” con respecto a la media del conjunto del Estado.

En sentido similar se pronunció este lunes el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, quién afirmó que los datos de incidencia “son mejores” que “en la media del resto del Estado”, lo cual atribuyó a las medidas de restricción aplicadas desde la “prudencia” en Galicia, lo cuál seguirá imperando en las decisiones para dar pasos adelante poco a poco. Aunque manifestó que no habrá “sorpresas”, pero la Xunta “cumplirá lo que siempre ha dicho, que si las cosas van mejorando, también irán aflojándose” las restricciones.

Para el responsable de la cartera de Turismo, es preciso dar pasos “poco a poco”, que sean “cortos” pero hacia “adelante”, lo que ha proporcionado, dijo, el resultado de los datos que se han registrado en este momento. “De nada serviría”, dijo, hablar de un gran paso en cuanto al aumento de libertades, “aumentar horarios, hablar de levantamientos de perímetros hasta que no haya muchísima más seguridad”, por lo que si hay avances, “serán avances prudentes”.

13 abr 2021 / 10:26
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.