Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 24 julio 2021
11:39
h
covid. La secuenciación es fundamental para conocer el virus y España es uno de los países que está a la cola de Europa en función de su población TEXTO Ángela Precedo

¿Qué países son los que tienen más capacidad para detectar cepas?

Mucho es lo que se habla de las variantes del coronavirus en los últimos meses. Después de que la vacunación parezca efectiva para combatir el virus y de que cada vez se acelere más por el aumento en la llegada de dosis, las mutaciones que este pueda experimentar son la principal preocupación para los expertos, pues mientras haya una sola persona contagiada, el virus tendrá un reservorio natural en el que reproducirse y mutar, creando nuevas cepas que puedan escapar, estas sí, a la efectividad de las vacunas.

Para poder detectar estas mutaciones, es importante que los países manden a secuenciar un importante número de los casos que detectan. En España, por ejemplo, donde se sabe que la variante británica es la predominante, hay pocos casos de la cepa brasileña y sudafricana. Pero, ¿realmente lo sabemos? ¿Cuál es nuestra capacidad de secuenciación? ¿Somos de los países que más pruebas realizamos a nivel mundial? ¿Y europeo? Vamos a verlo.

A nivel mundial hay diez países que son el top de la secuenciación, por llamarlo de alguna manera. Islandia secuenció un total de 4.167 casos de sus 6.429 diagnosticados desde el inicio de la pandemia (el 68,89 %). Por su parte, Australia, hizo lo propio en 17.518 casos de los 29.725 detectados (el 60,52 %). Les sigue Nueva Zelanda, con 1.135 secuenciados de 2.609 (el 47,93%).

Ya encontrando al primer país europeo, en cuarta posición aparece Dinamarca, que secuenció nada menos que 45.466 casos de sus 248.000 desde el mes de marzo (el 21,67 %). En quinta posición está Taiwán, con 173 de 1.104 (el 18,29 %); seguido de Timor Leste, con 19 de 1.949 (el 17,43 %); Hong Kong, con 1.198 de 11.740 (el 10,98 %); Gambia, con 430 de 5.857 (el 9,27 %); San Cristóbal y Nieves, con tres de 44 (el 7,32 %); y Camboya, con 49 de 180 (el 7,03 %).

Como podemos ver, sacando Dinamarca, es lógico que los demás países puedan secuenciar gran parte de sus casos, pues en ellos el coronavirus no ha tenido tanta expansión como en el nuestro o en otras potencias europeas, así que pasemos ahora a ver cómo está Europa.

SOLO DINAMARCA SUPERA EL 20 % DE SUS CONTAGIOS ANALIZADOS EN EUROPA. En primer lugar, estrictamente viendo el número de contagios secuenciados por casos activos identificados, como no puede ser de otra manera, la primera posición la ocupa Dinamarca, como hemos visto ya. Le seguirían los Países Bajos, con 10.006 casos mandados a los laboratorios de sus 1,47 millones totales. Y, sorprendentemente, en tercera posición ya estaría España, con 9.937 casos entre sus 3,49 millones de infectados desde marzo. ¿Pero es este ranquin real?

Lo cierto es que no del todo, pues si bien tiene en cuenta el número de pruebas como tal que se han enviado a secuenciar, no tiene en cuenta el número de casos totales. Estimando los porcentajes, España bajaría dentro de los países europeos hasta la décimo tercera, con solo un 0,31 % de sus infectados totales secuenciados para determinar la cepa a la que pertenece cada caso.

El primer puesto es, como no podía ser de otro modo, para Dinamarca también en esta clasificación, con el 21,6 %; seguida de Luxemburgo, con el 5,9 %; Finlandia, con el 2,39 %; Irlanda, con el 1,23 %; Países Bajos, con el 0,92 %; Bélgica, con el 0,88 %: Eslovenia, 0,86 %; Lituania, con el 0,53 %; Austria, con el 0,46 %; Portugal, con el 0,4 %; Letonia, con el 0,38 %; y Suecia, con el 0,31 %; luego de todos ellos estaría España.

Esto es lo que sabemos de cada variante

VARIANTE BRITÁNICA (B.1.1.7). Surgió en el Reino Unido y rápidamente se hizo predominante en el país, en Irlanda, Israel y también España. Se asocia a un aumento de la transmisibilidad de entre un 50 % y un 70 % la que tiene la cepa original y también a un posible incremento de la letalidad de entre un 30 % y un 40 %. Con todo, tiene efecto escaso sobre la inmunidad, aunque sí podría conllevar una ligera reducción de la efectividad vacunal, pero nada alarmante.

VARIANTE BRASILEÑA (P.1). Surgió en la región de Manaos, en Brasil y todos los casos detectados en otros país tienen una asociación con el territorio latinoamericano. Es una cepa preocupante ya que no solo aumenta la transmisibilidad del virus, sino que escapa a la respuesta inmune generada por las vacunas. También reduce los anticuerpos neutralizantes que se generan tras inyectar las vacunas. Otra cosa importante es que sitúa la probabilidad de reinfección entre el 25 % y el 60 %.

VARIANTE SUDAFRICANA (501Y.V2). La preocupación sobre esta cepa radica en que puede propagarse de forma mucho mayor entre las personas, en comparación con las demás variantes. Además, los cambios que las mutaciones originadas en esta cepa producen sobre la proteína espiga del virus pueden dar lugar a mayor carga vírica dentro de la persona infectada. También escapa a los anticuerpos generados por una infección anterior o por la inmunización por vacunas. Con todo, no parece que acabe causando más muertes.

VARIANTE INDIA O ‘DOBLE MUTANTE’ (B.1.617). Tiene dos mutaciones que la pueden hacer más contagiosa, pero los últimos estudios demuestran que no es súper resistente a las vacunas, pues solo entre el 0,02 % y el 0,04 % de las personas objeto de estudio que habían sido vacunadas previamente se contagiaron con el virus. Los destrozos que está causando en la India, que acumula el 40 % de los contagios diarios notificados en todo el planeta, se deben, principalmente, a la baja tasa de vacunación que tiene el país y a la falta de medidas sanitarias y de higiene.

09 may 2021 / 19:30
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.