Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 27 febrero 2021
19:01
h

Tiendas en horario habitual, apertura de la cultura y regreso a la universidad

Galicia continúa en alerta máxima y mantiene el cierre perimetral de sus municipios // Los campus volverán a la actividad el próximo 1 de marzo // La gran mejoría en las residencias permite visitas familiares tres días por semana // Feijóo llama a una desescalada “a modiño”

Recuperación de los horarios habituales en el comercio al 50% de aforo –aunque los centros comerciales permanecerán cerrados los fines de semana–, reapertura de la actividad cultural (bibliotecas, museos, salas de exposiciones, cines y teatros) con un 30% de capacidad, comedores de las estaciones de servicio abiertos para su uso por parte de transportistas debidamente acreditados, vuelta a la actividad deportiva federada autonómica y a las prácticas al aire libre y reanudación de clases presenciales en las enseñanzas especiales y, más tarde, en la universidad.

Estos son los principales cambios en las restricciones vigentes anunciados ayer por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, tras la reunión semanal del comité clínico. La hostelería todavía tendrá que esperar, al menos, una semana más, y el cierre perimetral por municipios se mantiene, ya que la comunidad al completo continúa en alerta máxima. “Yo quisiera abrir mucho más, pero no puedo; me gustaría ir más rápido, igual que a la mayoría de ustedes, pero ni puedo ni podemos”, sentenció el máximo mandatario gallego.

Así, pese a que las medidas adoptadas el 13 y el 27 de enero, “cuando nos autoimpusimos restricciones extremas”, están funcionando, Feijóo considera que la mejora de los datos “no es suficiente aún”. En concreto, “la ocupación de las unidades de críticos no alcanzó todavía el nivel que los expertos consideran necesario”, resaltó el presidente.

“Es imposible olvidar las 2.096 vidas que perdimos, es muy difícil no tener en cuenta la presión hospitalaria de las uci y la resistencia de los profesionales luchando durante un año contra esta pesadilla”, apuntó, añadiendo la reflexión de que, “si los ciudadanos tuviesen que tomar decisiones con estos datos, se acercarían a las que adoptamos”.

Es por ello que, desde el comité clínico decidieron ayer “mantener, con carácter general, las restricciones, dando, con mucha prudencia, pequeños pasos hacia adelante”. De cara al lunes, “nos prepararemos, mientras, para una apertura gradual, ‘a modiño’ y con la máxima seguridad que sea posible”, aseguró. En este sentido, Feijóo dejó claro que “cada respiro que damos es un avance gradual y medido, para que no se dean pasos en falso en las próximas semanas”. Toca, pues, esperar a la próxima reunión.

¿QUÉ SE PUEDE HACER A PARTIR DEL MAÑANA? De este modo, a partir de este miércoles, día 17, se permitirá a los comercios recuperar su horario habitual, con las mismas condiciones de aforo existentes, al 50%. Con todo, por el momento, aún se mantendrán los cierres de los centros comerciales durante el fin de semana. También mañana se recuperará la apertura de instalaciones deportivas al aire libre y la competición federada autonómica, que se suman a la ya permitida práctica individual de deporte al aire libre.

Asimismo, en la misma jornada se procederá a reabrir bibliotecas, museos, salas de exposiciones, cines, teatros, auditorios y toda la actividad cultural con aforo del 30 %. Los restaurantes de las estaciones de servicio para su uso por parte de los transportistas que acrediten serlo también funcionarán para que puedan comer de manera individual.

ENSEÑANZA ESPECIAL EL LUNES Y VUELTA A LAS AULAS EL PRÓXIMO MES. Además, la próxima semana, a partir del lunes, se retomará la formación con clases presenciales en enseñanzas especiales (como danza o escuelas de idiomas, entre otras), excepto en aquellas que impliquen el uso de instrumentos de viento o estén dedicadas al canto.

Y, también en el ámbito educativo, dentro de dos semanas, el 1 de marzo, se retomarán las clases universitarias presenciales. “Se empleará toda la próxima semana para realizar un cribado a los universitarios y les pedimos que participen”, realizó un llamamiento Feijóo, que explicó que, hasta entonces, “seguirán impartiéndose clases online”.

MAYOR APERTURA EN LOS CENTROS DE MAYORES, QUE BAJAN A 186 CASOS. Finalmente, por lo que respecta a las residencias, que fueron “la prioridad” para el Gobierno gallego, los buenos datos también les llevan a una mayor apertura. “Todas las que completasen el ciclo de vacunación hace diez o más días pasarán de tener visitas limitadas a una por semana a tres, con dos familiares”, anunció Feijóo. Además, en los centros de discapacidad “se retomarán las salidas de fin de semana cuando ya lleven 10 días con la segunda dosis dispensada”.

NO ECHAR POR TIERRA LOS ESFUERZOS. Con todo, pese a la progresiva apertura, una vez más, el presidente gallego llamó a la “prudencia” de la ciudadanía, pero esta vez “mantenida con intensidad”. Explicó que esa prudencia es necesaria porque, “por experiencia, sabemos que la incidencia sube mucho más rápido de lo que baja, y no podemos echar por tierra los esfuerzos”.

En este sentido, se refirió a las nuevas cepas, ya que “sabemos que la británica ya es la variante predominante, y aún nos quedan otras como la sudafricana y la brasileña que no se conocen”. Así, “cuanto más se extiendan, mayor riesgo habrá de olas explosivas; por eso es tan importante consolidar esa mejoría para afrontar el dato de cepas predominantes con mayor expansión”.

Finalmente, indicó que es necesario seguir esforzándose por “justicia con las familias que sufren las consecuencias de los cierres (hosteleros, tiendas, cines, centros de ocio...), que sufren enormemente no solo el problema sanitario, sino también el demoledor efecto económico”. Del mismo modo, también por “justicia con los profesionales sanitarios, que llevan un año dejándose la piel”.

La hostelería tendrá que esperar al lunes e incrementar la vigilancia

Santiago. Pese a la apertura en pequeños aspectos de la vida cotidiana de los gallegos, la hostelería tendrá que seguir cerrada, al menos, una semana más, por tratarse, en palabras del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, “de uno de los lugares en los que se está más expuesto al virus, por haber más motivo para sacar la mascarilla”.

“La aspiración a abrir (la restauración) es lógica, para recuperar también la posibilidad de compartir tiempo con no convivientes”, se mostró comprensivo Feijóo, que, aún así, explicó que “dada la etapa en la que estamos, es necesario aún consolidar lo ya conseguido para abrir (lo demás) en las mejores condiciones posibles”.

Por ello, el máximo mandatario del Gobierno gallego fijó el próximo lunes 22 de febrero como nueva fecha para volver a evaluar la pandemia y dejó abierta la puerta al inicio de la desescalada en la hostelería, “si sigue la tendencia a la baja”, “en función de los datos epidemiológicos de cada ámbito territorial y de los del conjunto de las áreas”.

PLAN para más SEGURIDAD Y CONTROL. De cara a esa posibilidad de reabrir a partir de la próxima semana, Feijóo anunció que se está trazando con el sector hostelero un Plan de Hostelería Segura, para proceder a una desescalada con el mayor control posible y que, “una vez abierta, haya más posibilidades y un horizonte más seguro para mantenerla en actividad más tiempo”.

En este plan habrá tres condiciones para la reapertura: “la máxima seguridad para entrar, una actuación rápida ante un posible brote y el máximo control”.

Así, Feijóo se refirió al diseño de “un sistema para transparentar los aforos, para que cualquier persona que entre en el local sepa con exactitud el número de personas que pueden estar en él, expuesto en la puerta”. También “se establecerá un registro de entradas que permita citar a las pruebas a todos los clientes que compartiesen estancia con un positivo”. Y, finalmente, el control no solo estará en manos de los propietarios de los locales, sino también “de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado”, ya que se “solicitará un plan de inspección a los alcaldes que será necesario para la apertura”. Á. precedo

inmunidad
Más vulnerables que nadie a las nuevas cepas

··· “Esta tercera ola es más dura que la primera, y llegamos a ella mejor preparados, pero más vulnerables”, aseguró ayer el presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, que añadió que nos vimos “lastrados por no contar con herramientas para frenarla que sí había en la primera ola”. En este sentido, señaló al Gobierno central, que “no nos permitió adoptar instrumentos que en otro momento sí fueron muy usados, no nos referimos al confinamiento completo, que es algo que nunca pedimos, sino el adelanto del toque de queda, imposibilitado”.

··· En esta ola, las nuevas cepas, “mucho más agresivas”, tienen “mayor capacidad para atacar Galicia que otros territorios, por la escasa inmunidad” de la comunidad, una de las más bajas de España. Feijóo indicó que “otras autonomías suman a las vacunas que ya se están administrando la vacuna natural de haber pasado la enfermedad del coronavirus, con ciudadanos ya inmunizados”. En concreto, apuntó que en Galicia “hay la mitad de población inmunizada de manera natural que en el conjunto de España”, esto es, un 4,5% frente a un 9,9%. Esto supone una gran diferencia con respecto a comunidades como Madrid (con un 20% de población inmunizada) o Castilla-La Mancha (con un 16%), y expone a los ciudadanos en mayor medida.

16 feb 2021 / 11:21
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.