Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 27 noviembre 2021
15:20
h

Triste balance de la Semana Santa en la hostelería gallega

Zonas como Costa da Morte, Ribeira Sacra o los balnearios tuvieron más ocupación

La Semana Santa suele ser una época del año con buenas cifras para la hostelería y el turismo en Galicia y aunque algunos empresarios del sector tenían puestas sus esperanzas en estos días, este año la pandemia ha hecho que la ocupación y el negocio siga teniendo malas cifras.

En general, el balance de los festivos pasados es triste, negativo y pobre. Aunque en determinadas zonas las cifras pudieron “alcanzar el 70 u 80% de ocupación”, como fue la Costa da Morte, la Ribeira Sacra o los balnearios de turismo termal, “en la mayoría no fue así y la media no habrá llegado ni al cuarenta por ciento”, lamenta el presidente de la Federación de Hostelería de la provincia de Ourense, Ovidio Fernández.

Asegura que en el sector “estamos en la uci, seguimos en ella porque nunca hemos salido”, y añade que la Semana Santa fue “pobre, como ya se esperaba”. En la actualidad impera un “exceso brutal de oferta para la demanda que tuvimos”, por lo que aunque en algunos lugares o establecimientos alcanzaron buenas cifras, “la media no fue así”.

Fernández añade la “incertidumbre” de esta pandemia y aunque reconoce “alegría al ver algunas terrazas llenas” en los festivos, recuerda que, aún así, no fue buena. Con la “esperanza puesta en la vacuna”, tampoco considera que el verano pueda ser bueno. Citando a Antonio Catalán, no cree que haya mejoras si no se vacuna a la mayoría de la población y teme la “llegada de nuevas olas”.

De la misma opinión es Héctor Cañete, presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de A Coruña, al explicar que el sector está “mirando por el rabillo del ojo lo que está pasando en Europa. Estamos preocupados por si nos vuelven a cerrar, viendo las noticias de Francia y demás. Tememos que solo sea cuestión de tiempo que llegue la cuarta ola”, se lamenta.

En cuanto a la valoración de la provincia de la Semana Santa, en este caso es más positiva. “Estamos satisfechos”, con matices. Hubo mucha clientela y fue buena, aunque, claro, funcionando al % de aforo era relativamente fácil llenar” algunos establecimientos, advierte.

Además, añade que el “tique de gasto en hostelería fue medio-alto, se notaba que la gente tenía ganas de salir y de gastar” y la clientela fue “doméstica, local”.

En cuanto a la posibilidad de que se rebajen las restricciones ahora que Galicia tiene datos epidemiológicos buenos y estables, Cañete lo ve “lógico”. Que se relaje un poco la situación sería muy positivo para la hostelería que ve con preocupación como siempre cierran ellos y “No solos los culpables”. “Empezar a trabajar las cenas sería muy positivo e importante para comenzar a remontar”; señala, por lo que retrasar el toque de queda a las 23.00 horas sería una medida muy aplaudida.

Desde Santiago, Sara Santos, presidenta de la Asociación de Hostelería Compostela, indica que fue “una semana más de las muchísimas” que el sector lleva sufriendo. o aprecian remontada del turismo aunque sí reconoce “que se vio más movimiento en las terrazas”, nada que indique mejoría.

“En Costa da Morte sí tuvieron bastante ocupación pero aquí, con el 80 % de los locales cerrados pocos abrieron para Semana Santa y los que lo hicieron tuvieron un nivel de ocupación muy bajo”. La mayor parte de los clientes fueron de la comunidad gallega, aunque también detectaron “algunos escapados, madrileños, cántabros y asturianos”, indica Santos.

Sobre la rebaja de las restricciones a la hostelería, se muestran de acuerdo, aunque “con garantías”, dice. “Queremos trabajar pero con garantías, por lo que ponemos toda nuestra esperanza en las vacunas”, indica como el presidente de los hosteleros ourensanos. De todas formas, desde Compostela creen que la solución para la comarca sería “la apertura del tráfico aeroportuario y la llegada de peregrinos”.

Desde Sanxenxo, el sector turístico en su balance de la Semana Santa atípica de 2021, indica que “el incremento en las restricciones unido a una meteorología inestable han traído como consecuencia una ocupación media del 46,7% en los establecimientos” que decidieron abrir. “La comunicación de que Sanxenxo pasaba al nivel medio-alto de restricciones supuso un frenazo total en el ritmo de reservas”, explica el presidente del Consorcio de Empresarios Turísticos de Sanxenxo, Alfonso Martínez, quien destaca que estuvieron abiertos apenas un 25% del total de establecimientos.

Finalmente, desde Lugo, Cheché Real, presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería e Turismo de Lugo (APEHL), confía en que “los buenos datos” de Galicia en cuanto a la evolución de la pandemia permitan que el comité clínico que asesora a la Xunta autorice un alivio de las restricciones en este sector, según informa la agencia Efe.

“Si cuando suben los contagios, nos cierran y nos restringen”, añadió, también ahora el sector de la hostelería espera un alivio que le permita incrementar su facturación, por lo que esperan que la cita de este martes del comité sirva para que el sector pueda trabajar más.

05 abr 2021 / 14:21
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.