Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 23 junio 2021
15:04
h
Jorge Mario Bergoglio

La plaza de San Pedro salva a Feijóo de asistir a la plaza de Colón

Sumo Pontífice de la Iglesia Católica

En principio, se podría decir que al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, le cuesta tanto acudir a las manifestaciones de su partido junto a Vox en la madrileña plaza de Colón como al Papa argentino, Jorge Mario Bergoglio, decidirse a venir a Santiago de Compostela con motivo de su Año Xacobeo. Y eso que en esta ocasión el Año Santo se multiplica por dos, veinticuatro meses a disposición del sucesor de San Pedro y ni así se decide a tomar un avión y plantarse en Lavacolla. Quienes sí se subirán a él en el aeropuerto santiagués y harán el vuelo a la inversa serán el propio Feijóo y el arzobispo de esta circunscripción eclesiástica, monseñor Julián Barrio, que el domingo partirán hacia Roma siguiendo el refrán Si la montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña, aunque tratándose de un viaje rodeado de cristiandad reconozco que igual habría otros más apropiados que éste que hace referencia al fundador del Islam.

El cometido de la delegación gallega, a priori, no se presenta nada sencillo, conociendo la tozudez rioplatense del Papa Francisco, pero los más altos representantes de esta improvisada entente Iglesia-Estado, que una vez más a lo largo de los siglos coinciden en sus fines, realizarán un último intento para el que Sumo Pontífice se anime a visitar la tumba del Apóstol que más lejos de su tierra natal hebrea peregrinó.

Siendo el Camino y el Xubileo dos de los acontecimientos más grandes de la Cristiandad, al hermano Bergoglio el viajar a Santiago debería irle en el sueldo, pero le gusta hacerse de rogar. Yo, como no soy muy diplomático, le diría de una manera austera “si quiere venir, venga usted, que será bien recibido. Y, si no, váyase a contar mariposas a Castel Gandolfo mientras reza el rosario”, que para mí que no lo ha de rezar muy a menudo. Si al final se decanta por encaminarse hacia aquí, será un gran espaldarazo, turístico y religioso, para Compostela y Galicia. Si no, Feijóo se habrá salvado un año más de ir a Colón. Mejor el Papa que Abascal.

11 jun 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito