Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 04 julio 2020
18:39
h

Fractura en el gobierno de Muxía por las críticas de cuatro ediles a Iago Toba

Acusan al alcalde de mantenerles al margen y usar el ordeno y mando // “Vou seguir centrado na xestión”, afirma el regidor

Tras obtener una holgada mayoría absoluta en las municipales de 2019, a pesar de haber renovado el cabeza de cartel, el nuevo gobierno de Muxía (PSOE, 7 ediles de 11) se ha fracturado en dos bloques cuando apenas ha transcurrido un año de legislatura.

Cuatro de los concejales que ya habían formado parte de gobiernos anteriores presididos por Félix Porto se han desmarcado de la línea de actuación del nuevo regidor, Iago Toba, y, a través de un comunicado firmado por Mónica Vilela, primera teniente de alcalde y edil de Cultura (cargos de los que ya fue cesada), aseguran que “fraude e decepción é o que define o noso estado de ánimo polo funcionamento deste último ano”. Acusan al regidor de hablar a diario de transparencia “cando, pola contra, non mantivo ningunha reunión con nós nin antes nin despois dos plenos”.

Fueron doce meses, añaden, “non que se nos pediu que fixeramos un acto de fe pública votando a favor nos plenos e nas comisións sen debate previo, sen poder facer ningún tipo de aportación, sen poder transmitir opinión, e polo tanto se nos pide submisión absoluta ás súas ocorrencias”. Señalan además que el regidor les acusa de “filtrar información, pero qué información? Qué ten que ocultar? Non é público o que se fai no concello?”.

Dicen sentirse además “preocupados e descontentos pola desfeita na que estamos inmersos; traslada a súa opinión únicamente a través de Facebook, raiando a obsesión, pero non existe ningún tipo de relación de grupo de goberno, nin sequera con temas que consideramos vitais para os novos veciños”.

Critican además la actitud de Toba al anunciar la reproducción del retablo del santuario de la Barca, afirmando que debe ser un elemento que “ten que servir para sentirnos orgullosos e non para enfrontar aos veciños.... hai persoas con distintas visións e temos a obriga de respectar e escoitar a todos”.

Señalan asimismo que “converter o goberno en populista pode ter vantaxes a curto prazo, pero só nos vai levar a disputas estériles”. Por eso le piden al regidor “que fale, escoite e tome decisións colexiadas, de grupo, que defendamos todos”.

Por su parte, el alcalde, Iago Toba, señaló ayer que se va a “centrar na xestión e en seguir traballando, pois temos por diante actuacións moi importantes, e un compromiso co pobo de Muxía que me votou moi maioritariamente”. Reafirma además su lealtad al PSdG-PSOE y asegura tener el respaldo de la ejecutiva provincial. Pide disculpas “ao pobo pola lamentable actuación dunha concelleira, que no último pleno rompeu a disciplina de voto e que utiliza os medios para atacarme vertendo descalificacións persoais e acusacións políticas moi graves”.

Indicó asimismo que Mónica Vilela fue citada por la dirección provincial de partido a una reunión con todos los concejales el pasado jueves “e non se presentou”. A este respecto, la edil señaló que “nin a min nin aos meus compañeiros nos chamou ninguén”.

A lo largo de esta semana está previsto que la dirección provincial del PSOE intente tender puentes de cara a reconducir el conflicto y buscar un acercamiento entre las partes. Desde la oposición, la portavoz del PP rechazó ayer hacer valoración alguna “pois é unha cuestión interna”.

30 jun 2020 / 01:00
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito