Un proyecto del CHUS se propone mejorar la calidad asistencial en el cáncer de próstata no metastásico

Idea de Manuel Tourís, de la unidad de Farmacia Oncológica,

acaba de obtener una beca nacional para ejecutarlo en dos años

Manuel Tourís, miembro de la Unidad de Farmacia Oncológica del CHUS.

Manuel Tourís, miembro de la Unidad de Farmacia Oncológica del CHUS. / koro martínez

Mejorar la calidad de vida en pacientes con cáncer de próstata no metastásico y contribuir a mejorar su adherencia al tratamiento son dos de los objetivos que se plantea el especialista en farmacia hospitalaria del Complexo Hospitalario Universitario de Santiago Manuel Tourís, quien acaba de obtener una beca para llevar a cabo este proyecto los dos próximos años.

Dotada con una cuantía de quince mil euros, es una de las tres becas nacionales de calidad asistencial que se acaban de otorgar en su primera edición, y que permitirá a Manuel Tourís llevar a cabo su proyecto, que previsiblemente arrancará en marzo y en el que participarán “entre 25 y 30 pacientes”, según explica en una entrevista con este periódico.

Satisfecho por la obtención de esta beca, que cuenta con el patrocinio de los laboratorios Bayer, subraya que su iniciativa va dirigida a pacientes con cáncer no metastásico, que “en general hacen una vida normal, pero que están sometidos a tratamientos largos, de uno o dos años”.

Y es que el prostático es uno de los principales tumores que se presentan en la población masculina con el paso de la edad, siendo el segundo más frecuente entre los hombres.

Durante el período de estudio, se recogerán variables clínicas, se hará un seguimiento de la adherencia y se someterá a los enfermos a cuestionarios de calidad de vida, combinando visitas telemáticas y presenciales, y manteniendo una comunicación continua entre ellos y el equipo que los trata. La idea, indica, es que si ahora acuden aproximadamente una vez al mes tanto a consulta médica como a farmacia oncológica, “que se pueda hacer el seguimiento de su calidad de vida de forma presencial cada cuatro meses, y el de la adherencia al tratamiento cada dos”.

Los resultados permitirán obtener unos datos valiosos sobre la vida que está llevando a cabo el paciente y mantener su calidad asistencial y la seguridad en el tratamiento, algo que considera muy importante, puesto que “en los ensayos se tienen en cuenta unas personas determinadas, que a veces no encajan con nuestros pacientes, pero aquí lo que vamos a medir es el día a día de los enfermos que atendemos”.

Otro de los aspectos positivos que resalta el también miembro de la unidad de farmacia oncológica del CHUS es que “se utiliza la plataforma Telea para la teleasistencia domiciliaria, que nos permite saber de forma telemática a través de un simple formulario que rellena el paciente desde su móvil variables como su peso, su talla o la tensión arterial, algo muy importante porque muchos de los tratamientos provocan tensiones arteriales elevadas”. El profesional puede programar la aplicación para que, en base a las necesidades del usuario al que trata, se soliciten unos datos u otros y la frecuencia con la que se le reclamen.

Este proyecto para el que acaba de obtener la beca partió de la colaboración entre los servicios de Farmacia Hospitalaria, Oncología Radioterapéutica, Urología y Oncología Médica, y es que Manuel Tourís forma parte del comité de tumores de la especialidad de urología, donde semanalmente sus integrantes analizan cada uno de los casos. Un comité en el que también participan profesionales de Medicina Nuclear, Anatomía Patológica y Radiología.

Como especialista de la unidad de farmacia oncológica, además de la dispensación de los tratamientos, tanto él como sus tres compañeras se encargan de ver si el afectado por cáncer de próstata desarrolla algún tipo de intolerancia a la terapia, si aparecen toxicidades o si existe algún tipo de interacción con otros fármacos que pueda tomar. Además, enseñan al paciente la forma en la que debe tomar la medicación y analizan la adherencia que presenta a la misma. Son, tal y como indica, profesionales con una sobreespecialización en oncología, ya que todos han realizado un curso americano en la especialidad y están totalmente actualizados en todo lo que se refiere al ámbito oncológico.

TEMAS