Cumbre surrealista en la terraza de la Fundación Granell para abrir la exposición de David Coulter

Su acción precedió la apertura de la muestra ‘El arte del collage’, un proyecto comisariado por Allan Graubard repleto de guiños al cine

La terraza de la Fundación Eugenio Granell irradió ayer en Santiago arte surrealista durante la acción que precedió a la inauguración de la muestra El arte del collage de David Coulter, proyecto comisariado por Allan Graubard en las salas 4 y 5 de la primera planta de dicho museo compostelano donde estará hasta el próximo 8 octubre. Allan Graubard, Miguel de Carvalho, Coulter, Seixas Peixoto y Byron Baker rodearon al protagonista en una pequeña cumbre surrealista con mezcla de manos, sonrisas y trazos creativos que avivaron la terraza de la Fundación como si de una escena propia del movimiento beatnik se tratase por su libertad formal (surreal) y su entusiasmo conjunto.

El arte de collage de David Coulter

El arte de collage de David Coulter / Jesús Prieto

David Coulter, en charla con EL CORREO, destacó que para él “es un honor” exponer su trabajo en un edificio que custodia el legado “de un maestro del surrealismo como Eugenio Granell”, afirmó mostrando además un conocimiento de Galicia y de lugares como Compostela, Pontevedra o Vigo por encima de la media como artista foráneo.

Su gusto por lo que conoce de la cultura gallega le lleva a citar su pasión por la música de “Milladoiro y Carlos Núñez”, dijo tras sentarse amablemente para las fotos de este diario en el sofá usado por Granell, parte de las pertenencias que guarda un lugar donde ayer se mezclaron acentos y geografías con motivo de esta exposición inaugurada ante una treintena de personas.

Coulter detalla así la génesis del proyecto: “Esta es la historia: Cuando visitamos Madrid, la pensión en la que Kate y yo solemos alojarnos está en la calle Cervantes, en el Barrio de las Letras, allí había una lavandería al final de la calle, cerca de la esquina con la calle León y, al lado, había un burdel muy discreto (pero no tanto). Quién sabe, puede que siga ahí...”, señala en su nota de presentación. Su trabajo en Compostela apuesta por el collage con varios guiños al mundo del cine o el rock, y un empleo de recursos espaciales como las escaleras o de animales como el caballo que remiten a la influencia de Salvador Dalí, entre otros referentes.

El arte de collage de David Coulter

El arte de collage de David Coulter

Para Allan Graubard, comisario de esta muestra, la citada calle Cervantes que inspira al creador estadounidense “es un lugar donde la comedia refina las máscaras contemporáneas, y lo que es se transforma en lo que puede ser, lo que el deseo busca y la imaginación concede. Desde la calle hacia arriba, como sin peso, David Coulter explora nuestro mundo contemporáneo en éste, su teatro de imágenes..... Eclécticamente atraído por ilustraciones de revistas, libros infantiles, carteles de cine, libros de texto, lo que sea que le intrigue o le atraiga. Coulter construye mundos alternativos”, subraya.

Autoridades municipales

A la presentación de la muestra El arte del collage de David Coulter acudieron también Míriam Louzao, concelleira de Capital Cultural, que agradeció a los artistas protagonistas y a la Fundación Granell su apuesta coral por este escaparate del trabajo de Coulter en la capital gallega, como destacó al cerrar un acto al que también asistieron otras personas de la corporación municipal compostelana como las ediles socialistas Mercedes Rosón y Marta Amal o la popular Olaya Otero.