Aena sustituirá el ventanal roto de la torre de control de Lavacolla antes de que acabe el año

Tras el malestar de los controladores aéreos por una situación que se remonta a julio de 2022, desde la operadora de aeropuertos indican que el expediente de contratación ya está en marcha y se están valorando las distintas ofertas

Inciden en que han realizado diversos estudios debido a la complejidad técnica tanto de la sustitución del vidrio como de la elaboración del mismo

Ventanal roto del aeropuerto de Santiago

Ventanal roto del aeropuerto de Santiago

Aena sustituirá el ventanal roto de la torre de control del aeropuerto de Santiago “antes de que acabe el año”. Desde la operadora de aeropuertos en España indicaron a EL CORREO que ya se han realizado “diversos estudios debido a la complejidad técnica tanto de la sustitución del vidrio como de la elaboración del mismo”. Añaden, además, que en el primer semestre de este año hubo una adjudicación del expediente, pero después de varias semanas de estudios de ejecución la empresa adjudicataria retiró la oferta, lo que ha motivado, subrayan, “el inicio de un nuevo expediente de contratación al que se han presentado cinco empresas y cuyas ofertas se están valorando técnicamente”. 

Así pues, apuntan que si el expediente continúa sin incidencias y si las condiciones meteorológicas acompañan, el fanal será sustituido antes de que acabe el año. Señalan que el importe neto de licitación es de 186.560 euros y el plazo de ejecución es de tres meses.

El anuncio de Aena se produjo solo unas horas después de que los controladores aéreos volviesen a mostrar su malestar por una situación que se remonta ya a julio de 2022. Representantes de la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA), el sindicato que agrupa a más del 90% del colectivo de controladores aéreos, calificaron de “indecente” que, más de un año después de la rotura del vidrio, todavía no se haya cambiado el fanal dañado. En este sentido, añaden que es una imagen que “evidencia la falta de mantenimiento en las infraestructuras de Aena”, fruto, indican, del proceso en marcha de privatización de la gestión de las torres de control.

Igualmente, subrayaron que el ventanal dañado afecta de forma notable a la visibilidad de los controladores. “El cristal está situado en un lateral de la torre, en un sitio importante, puesto que tapa parte de la pista”, señalan desde el sindicato, que denuncia, además, que es una muestra más de que el protocolo entre Aena y Enaire –el gestor de navegación aérea de España– para solucionar este tipo de situaciones “es claramente muy poco ágil”.

A comienzos de año, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) inició el proceso de privatización de siete torres de control aéreo –entre ellas la del aeropuerto de Santiago–, siguiendo la medida tomada en 2011 por el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero. Tras el anuncio de esta medida, el Bloque Nacionalista Galego (BNG) exigió al Gobierno que frene la “privatización” de la torre de control del aeropuerto Rosalía de Castro, al entender que “solo gana precariedad laboral”.

En la misma línea, la alcaldesa de Santiago, Goretti Sanmartín, sostiene que estas decisiones conducen a la precariedad laboral “y a hacer de un servicio público un negocio para Aena y para empresas privadas”.