La USC dispondrá de 314 millones en 2024 y empata en presupuesto con la ciudad de Vigo

En marzo podrían licitarse dos edificios del Campus da Saúde, tras el compromiso de la Xunta para aportar financiación

La Universidade de Santiago redujo la deuda de 27 a 12 millones en los últimos cinco años

El Claustro de la Universidade de Santiago ha aprobado este jueves las líneas generales de las cuentas para el próximo ejercicio

El Claustro de la Universidade de Santiago ha aprobado este jueves las líneas generales de las cuentas para el próximo ejercicio / Antonio Hernández

El Claustro de la Universidade de Santiago aprueba las líneas generales de las cuentas para el próximo ejercicio. La USC dispondrá de 314 millones de euros, una cifra que practicamente empata con la mayor ciudad gallega, Vigo (316). La única institución que dispone de más presupuesto de la USC y la ciudad olívica en la Comunidad es la Xunta de Galicia. Las cuentas salieron adelante con el apoyo de 92 miembros del Claustro. Hubo 12 votos en contra y 14 en blanco. El año pasado la institución académica dispuso de casi 288 millones de euros, por lo que en 2024 crecen un 9,22 %. Tras el visto bueno del claustro, las cuentas aún tendrán que ser aprobadas definitivamente en el Consello de Goberno.

El gerente Javier Ferreira aseveró en para el próximo ejercicio “no hay grandísimas novedades, toca ejecutar los compromisos asumidos, en un contexto más relajado que en los últimos años”, en los que la pandemia del coronavirus y la guerra de Ucrania tensionaron la economía. En el próximo ejercicio la USC prevé apostar por las nuevas infraestructuras. Ferreira explicó que tras reunirse con “tres conselleiros” existe el compromiso firme de poner en marcha el Campus da Saúde, en la que se creará la nueva Facultad de Farmacia y posteriormente está previsto el traslado de Enfermería. En marzo se prevé que puedan licitarse los dos primeros edificios para los que se utilizarán “fórmulas creativas”, resaltó. Una de las posibilidades que se barajan es negociar con los bancos un aplazamiento de parte del pago de parte de la deuda para poder disponer de fondos. La USC desembolsará 24,5 millones de euros para construir la nueva Facultad, de los 3,7 deben ejecutarse ya en 2024. En el documento de líneas de los presupuestos se detalla que en esta fase se intentará cubrir las necesidades docentes con la construcción de la mayor parte de las aulas, la biblioteca y la sala de lectura, espacios para el profesorado y el edificio de laboratorios para las prácticas. La previsión es que las obras comiencen a mediados de año y se ejecuten en 16 meses.  

También habrá dinero para la reforma de la Facultad de Medicina (8 millones, de los que 800.000 deben ejecutarse en 2024) y se continuará con la reforma de la de Química. Además se abordarán proyectos como el traslado de las dependencias de la Facultade de Ciencias da Educación al Campus Sur.

El rector, Antonio López, destacó que los presupuestos para el próximo año son posibles gracias a una “contención del gasto corriente” y resaltó la apuesta decidida por la inversión que ha llevado a cabo la USC durante los años de su mandato, “rondando una cifra de 10 millones de euros en cada ejercicio”. 

También se refirió a la reducción de la deuda de la institución académica que en los últimos cinco años se redujo de 26 a 12 millones de euros. “Seguimos en esta senda”, apostilló. Las líneas de los presupuestos se marcan el objetivo de aminorar en 2028 el importe total de los créditos a 2,8 millones de euros. Para lograrlo en cada ejercicio la institución académica deberá amortizar unos 2,4 millones de euros.

Buena parte del incremento de los fondos con los que contará la USC para el próximo ejercicio procede del mecanismo de recuperación y resiliencia, los fondos Next Generation, que puso en marcha la UE para revitalizar la economía tras la pandemia. Gracias a este programa, la USC ha conseguido captar más dinero para la investigación. Pero Ferreira advirtió que el mecanismo termina el 31 de diciembre de 2026 y al año siguiente se podría entrar en “caída libre en los ingresos por investigación”. Por este motivo, recomendó ser “muy prudentes” y “trabajar con mucho rigor” para “estar fuertes y preparados”.

El claustro aprobó también el techo de gasto para el próximo ejercicio por valor de 241,7 millones de euros, con 105 votos a favor, 2 en contra y 27 en blanco. Este techo, precisó la USC, no tiene en cuenta la especial singularidad de la USC, “en la medida en que una parte sustancial dos sus ingresos y gastos son afectados, lo que se tiene en cuenta en los criterios fijados por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF). Según estos criterios, la cifra máxima de gasto no financiero asciende a algo más de 319 millones de euros. 

Subida de los menús

Durante el claustro hubo críticas a la subida de los menús de las cafeterías de la USC, que el gerente Javier Ferreira justificó por la inflación que afecta a los precios de los alimentos. En los últimos meses la Universidade de Santiago ha tenido problemas para encontrar concesionario ya que a los aspirantes a gestionar estos establecimientos no le salían las cuentas. 

El claustro también trató propuestas relativas al establecimiento de criterios de ordenación de la oferta de titulaciones, a la defensa del Campus de Lugo y sus titulaciones; a garantizar personal administrativo de apoyo adecuado; a la definición de medidas que reviertan el atasco burocrático y agilicen la gestión; así como la posibilidad de una declaración institucional sobre el conflicto de Gaza.