El aumento de la criminalidad en Santiago lleva al PP a exigir al Gobierno local que "ponga a grabar las cámaras"

El concejal José Ramón de la Fuente denuncia que para el BNG no es "rentable" invertir en seguridad

Según el Ministerio del Interior los delitos se incrementaron casi un 4% entre 2022 y 2023 llegando a los 4.778

El concejal del Partido Popular José Ramón de la Fuente en rueda de prensa

El concejal del Partido Popular José Ramón de la Fuente en rueda de prensa / CEDIDA

El concejal 'popular' José Ramón de la Fuente denunciaba en la mañana de este viernes el aumento de criminalidad en Santiago, aportando datos del Ministerio del Interior que cifran en 4.778 el total de delitos cometidos durante 2023 en la ciudad, casi un 4% más que en 2022. Para el PP el Gobierno local no ve lo que la ciudadanía lleva percibiendo y denunciando en los últimos meses y deja claro que no le parece "rentable" invertir en seguridad, ya que las cámaras de videovigilancia y de Smartiago no están grabando. Acción a la que instan desde el Partido Popular al Ejecutivo de Goretti Sanmartín "porque pueden ayudar en las investigaciones".

"Desde hace tiempo hemos advertido al Gobierno local de este aumento de la criminalidad", comentaba De la Fuente en el Pazo de Raxoi, "hemos llevado al Pleno diversas iniciativas", dijo en relación con las denuncias del PP sobre la falta de efectivos en los cuerpos de seguridad de la ciudad. "Reclamamos del Ejecutivo local que gestione con el Estado el incremento de los efectivos de las policías Local y Nacional, pero o no se hizo nada o no nos consta", afirmaba.

Desde la bancada 'popular' se estima más que necesario que las cámaras de videovigilancia y del proyecto Smartiago puedan grabar. "No sabemos lo que están haciendo las cámaras de videovigilancia, las diez que hay están obsoletas" lo que repercute en la calidad de las imágenes, "no hay motivo para no grabar y modernizar los dispositivos" aseguró De la Fuente para insistir en que la transmisión en directo de dichas cámaras es importante por su efecto "disuasorio" ante los delicuentes pero que también es necesario que graben "porque pueden ayudar en las investigaciones".

José Ramón de la Fuente reclamó al Gobierno del BNG que dé una razón "para resistirse" al uso de estos dispositivos alegando que su "coste es desproporcionado para el número de delitos que resuelven", y le afeó al ejecutivo que no consideren de igual manera las grabaciones que realizan los multamóviles o el radar de Conxo. Además, el edil del PP aseguro que "no hay duda por el uso que se haga de esas imágenes ya que dependen de una autorización judicial".

Los datos

El concejal José Ramón de la Fuente hizo referencia durante su comparecencia de prensa en los recientes "altercados en la praza do Toural", denunció que en la ciudad "proliferan los narcopisos, son más frecuentes los asaltos en comercios, se realizan macrofiestas ilegales en naves abandonadas e incluso ha habido persecuciones automovilísticas". De la Fuente apoyó la denuncia del Partido Popular en los datos del Ministerio del Interior que cifran en 4.778 los delitos cometidos en 2023 en Santiago, casi un 4% más que en el año anterior.

"Desde 2017 la criminalidad ha aumentado un 25%", explicó José Ramón de la Fuente recalcando que se trata de "datos objetivos", y destacó que el incremento afecta a todos los delitos "salvo a las estafas informáticas, las menos sensibles a la presencia policial en las calles". El concejal también quiso resaltar el incremento "en casi un 60%" de los delitos contra la libertad sexual, "con un total de 49 delitos, la cifra más alta desde 2016".

Según los datos del ministerio el incremento de criminalidad en la capital gallega supuso un aumento de más del 70% en cuanto a robos con fuerza en domicilios y locales comerciales", con un total de 262 delictos, "la mayor cifra de los últimos ocho años". Según el edil del PP, además, el "ratio de delitos por habitante está en más de 48 por cada mil habitantes", lo que sitúa a Compostela al lado de A Coruña y cuatro puntos por encima de la media gallega. "El Gobierno local dice que Santiago es segura, pelo la verdad es que es menos segura que Ferrol, Ourense, Pontevedra, Lugo o Vigo, es el Santiago menos seguro de los últimos años", apostilló.