“O se es celíaco o no, y los que dicen serlo por moda confunden y hacen daño”, afirman desde Acega

Su responsable de restauración intentará derribar hoy en Santiago algunos mitos sobre “una dolencia que es autoinmune, no una intolerancia”

Nuria Colmenero, responsable de restauración y seguridad alimentaria de Acega

Nuria Colmenero, responsable de restauración y seguridad alimentaria de Acega

Tajante sobre la necesidad de derribar determinados mitos en torno a la celiaquía, como el de compararla con una intolerancia, “cuando no tiene nada que ver porque la celiaquía es una enfermedad autoinmune, no es ninguna intolerancia o alergia alimentaria”, y convencida de que pese a que se ha avanzado mucho en los últimos años todavía queda un largo camino por recorrer en cuanto a concienciación y divulgación de lo que representa esta patología, Nuria Colmenero ofrecerá es tarde una charla sobre la enfermedad celíaca y pautas para un correcto menú sin gluten en la sala de ámbito cultural de El Corte Inglés de Santiago, a partir de las 19.00 horas.

Un encuentro en el que la responsable de restauración y seguridad alimentaria de la Asociación de Celíacos de Galicia (Acega) intentará resolver algunas dudas en torno a una dolencia que, tal y como subraya en conversación con EL CORREO GALLEGO, “en ocasiones se toma como una intolerancia, como una moda, puesto que sí es verdad que hay un grupo importante de lo que llamaríamos celíacos por moda y que están haciendo mucho daño a los celíacos de verdad, generando confusión sobre la enfermedad”.

Celíacos por moda

Pone como ejemplo lo que le transmiten los hosteleros, “con los que estoy en contacto a diario, y cuando les voy a dar formación sobre las medidas a tener en cuenta en sus establecimientos, se quejan de que no saben a qué atenerse porque les llega una persona declarándose celíaca que les dice que el primer plato lo quiere sin gluten, pero que el postre no le importa que lo lleve”.

“O eres celíaco o no, y esto de los celíacos por moda confunde mucho y, con todos mis respetos, al igual que sucede con el veganismo, se trata de personas que deciden no comer algo por elección y nosotros no lo hacemos por obligación”, incide, y añade también que otro de los falsos mitos a derribar es el de que “la dieta sin gluten adelgaza porque es totalmente mentira, basta con mirar a nivel industrial cualquier producto sin gluten para ver que es más insano que uno con gluten por la cantidad de aditivos, conservantes, almidones y azúcares que llevan los productos sin gluten para que sepan mejor”.

De ahí que “revindiquemos siempre que sin un diagnóstico no dejemos de tomar nada, ya sea gluten, lactosa...”.

Grados de sintomatología

Subraya que tampoco hay grados de celiaquía, puesto que “es una enfermedad autoinmune que parte de un factor genético y tiene un daño intestinal”, y aclara que “lo que hay es grados en la sintomatología, una persona puede tener esta dolencia y no presentar síntomas y otra mostrarlos al momento de ingerir algo con gluten, la diferencia es que yo no lo noto y la otra persona sí, pero ambas tenemos ese daño intestinal y el problema es que el asintomático, cuando se dé cuenta de ello, puede tener aún mayor daño”.

Miembro de la plantilla de Acega desde hace cuatro años y medio, explica que en la asociación están integradas 2.300 familias gallegas, dentro de un colectivo que, al igual que la federación estatal a la que pertenecen, y también a nivel europeo, reivindica “la bajada de precios de los productos sin gluten porque siguen costando más del doble y, en algunos casos, estamos pagando un IVA dietético de algo que se come por obligación, no por elección”.

Entre sus demandas, incluyen “la codificación en el sistema nacional de salud porque a día de hoy no podemos saber cuántos celíacos hay en España, sólo los que forman parte de alguna asociación”.

Comprometida con la defensa de los celíacos, a quienes intenta facilitarles la vida con su trabajo de formación en el sector de la restauración y hostelería, Nuria Colmenero habla en primera persona porque, pese a no ser celíaca, “lo tengo muy interiorizado y lo hago por compromiso”, y apunta que llegó a la asocación porque tenía alguien cercano con celiaquía y porque siempre le ha interesado. De hecho, está formada en ciencia y tecnología de los alimentos, y en nutrición y dietética.

En la charla de esta tarde dedicará un apartado a las pautas para elaborar un menú sin gluten, eligiendo correctamente los ingredientes y sin posibles trazas, y recalcará que está totalmente desterrada la “tan arraigada costumbre en Galicia de mojar pan en el pulpo o la ensalada porque ya no vale para el celíaco”

Galicia, la única que financia la formación en hostelería

Especialmente satisfecha se muestra Nuria Colmenero con el proyecto de restauración Galicia sin gluten, puesto que “somos la única comunidad de toda España que tiene este proyecto para todos los hosteleros gratuito, financiado por la Xunta”. Un proyecto a través del que trabajadores del sector de la restauración reciben formación sobre la celiaquía y las medidas que deben tener en cuenta para poder ser reconocidos con el sello que los distingue como aptos para personas con esta enfermedad. Totalmente financiado por el Gobierno autonómico desde hace unos tres años, Galicia cuenta en la actualidad con 257 establecimientos acreditados, de los cuales en torno a cuarenta están en Santiago

 Además de la formación, que debe hacerse extensiva a los nuevos empleados si es el caso, explica que periódicamente se realizan analíticas de los productos que sirven para comprobar que todo está en regla y puede ser consumido por los celíacos sin riesgos para su salud como dolor de cabeza o estomacal, mareos y malestar general o incluso shock anafiláctico, y añade que los locales cuentan con un teléfono disponible las 24 horas del día de lunes a domingo para solventar cualquier duda que les surja.