De Fidel Castro a Angela Merkel, personalidades que han visitado Santiago a lo largo de los años

La visita de personajes reconocidos mundialmente a una ciudad puede tener un impacto significativo tanto a nivel económico como social y cultural

Traen consigo una serie de beneficios que pueden perdurar en el tiempo ya que pueden dejar un legado duradero

Personajes reconocidos mundialmente que visitaron Santiago a lo largo de los años

Javier Rosende Novo

La visita de personajes reconocidos mundialmente a una ciudad puede tener un impacto significativo en varios aspectos de la comunidad local, tanto a nivel económico, ya que la llegada de una figura influyente puede atraer a turistas y medios de comunicación de todas partes del mundo, como social, ver a una figura de renombre mundial interesarse por su ciudad puede aumentar el sentido de orgullo y pertenencia en la comunidad, y cultural, pueden enriquecer el panorama local. Más allá de la emoción del momento, estas visitas no solo ponen a la ciudad en el mapa internacional, sino que también traen consigo una serie de beneficios tangibles e intangibles que pueden perdurar en el tiempo ya que pueden dejar un legado duradero.

Raúl Alfonsín con Fernando González Laxe, Abel Caballero y Domingo García Sabell, paseando por la Plaza del Obradoiro en 1988

Raúl Alfonsín con Fernando González Laxe, Abel Caballero y Domingo García Sabell, paseando por la Plaza del Obradoiro en 1988 / Manolo Blanco

En 1988, Raúl Alfonsín con Fernando González Laxe, Abel Caballero y Domingo García Sabell visitaron Compostela y pasearon por la Praza do Obradoiro. El año 1989 Santiago acogió a grandes personalidades como el premio Nóbel de Medicina Severo Ochoa; el Papa Juan Pablo II, acompañado por el Cardenal Ángel Suquía y por Monseñor Antonio María Rouco Varela, entre otros; el por aquel entonces presidente de Francia, François Mitterrand; y la Reina Beatriz de Holanda y su familia, que quedaron asombrados con el botafumeiro de la Catedral.

En 1991 la reina doña Sofía inauguró la exposición de Galicia no tempo, uno de los grandes acontecimientos culturales que acogió la capital gallega a finales del pasado siglo y que a lo largo de 1991 se desarrolló en la iglesia conventual de San Martiño Pinario, marcando un antes y un después a la hora de publicitar nuestro patrimonio.

En 1992 Fidel Castro, presidente en aquellos años de Cuba, visitó Galicia y mostró un especial interés en acudir a la Catedral, donde puso su mano sobre uno de los pilares del Pórtico de la Gloria.

Fidel Castro, presidente de Cuba, visitaba Galicia en 1992. En la imagen sale poniendo la mano sobre uno de los pilares de El Pórtico de la Gloria en la catedral de Santiago de Compostela

Fidel Castro, presidente de Cuba, visitaba Galicia en 1992. En la imagen sale poniendo la mano sobre uno de los pilares de El Pórtico de la Gloria en la catedral de Santiago de Compostela / Manuel Blanco

El 93 fue el turno de la Reina Fabiola de Bélgica, que tan unida estuvo a Santiago y que, junto con miembros de su familia, pernoctaron durante su visita a la capital en el Pazo de San Lourenzo. Otros reyes, en este caso los de Noruega, Harald y Sonia, posaron junto a los reyes de España, Don Juan Carlos y Doña Sofía, en el interior del Pazo de Raxoi.

Y, cómo no, tampoco pudo faltar la visita en 1999 de un jovencísimo príncipe de Asturias, Don Felipe de Borbón, que posó para los fotógrafos a su llegada a la Praza do Obradoiro tras culminar la peregrinación que hizo a pie, sin olvidar que a lo largo de la historia la Familia Real visitó Compostela para llevar a cabo la ofrenda al Apóstol con motivo del día de Santiago.

La Canciller alemana, Angela Merkel, junto a Mariano Rajoy, presidente de España, pasando por Pedrouzo, O Pino, en un tramo del Camino Francés hacia Compostela en el año 2014

La Canciller alemana, Angela Merkel, junto a Mariano Rajoy, presidente de España, pasando por Pedrouzo, O Pino, en un tramo del Camino Francés hacia Compostela en el año 2014 / Antonio Hernández

2010 fue el año que escogió el Papa Benedicto XVI para visita la capital de Galicia con motivo del Año Santo Compostelano y 2014 el que eligió la Canciller alemana, Angela Merkel, que, junto a Mariano Rajoy, decidieron pasear por la zona de Pedrouzo, O Pino, recorriendo un tramo del Camino Francés. 

Y no se podría terminar esta acelerada e incompleta síntesis de unas cuantas décadas sin recordar que la ciudad fue sede también de reuniones políticas de primer orden, como la celebrada en 2023, que reunió a los ministros europeos de economía.