Raxoi calcula que casi 650 pisos turísticos cerrarán en Santiago al no poder regularizarse

La alcaldesa afirma que los informes jurídicos no permiten indultar a las que operaban antes del cambio del PXOM

Afirma que las VUT “intensifican” el problema de vivienda

Turistas este fin de semana en el Obradoiro

Turistas este fin de semana en el Obradoiro / Antonio Hernández

O desaparecer o operar sólo durante dos meses al año. Este es el futuro que les espera a unas 650 viviendas de uso turístico (VUT) en Santiago. El Concello justificó ayer su decisión de no permitir que regularicen su situación aquellas que podrían haber operado legalmente antes del cambio del plan urbanístico si hubiesen solicitado licencia municipal para ejercer su actividad.

En rueda de prensa en el Pazo de Raxoi, la alcaldesa, Goretti Sanmartín, explicó que los “informes jurídicos concluyen” que “no es posible legalizar las actividades preexistentes” a través de una ordenanza. También aseveró que pese a no ser la única causa, los pisos turísticos “intensifican” el problema de la vivienda en Santiago, ciudad en la que los alquileres se han disparado un 33% desde 2018.

El lunes, la propia Sanmartín y el concejal de Urbanismo, Iago Lestegás, comunicaron a las asociaciones de propietarios la decisión. Fue acogida con duras críticas contra la regidora a la que los afectados acusan de faltar a sus promesas electorales. “Hace algo más de un año”, explicó Sanmartín, “se generaron unas expectativas que los informes, insisto, consideran que son imposibles de materializar una vez aprobada la modificación del PXOM”. 

El nuevo planeamiento urbanístico trajo reglas de juego diferentes. Por ejemplo, que las VUT sólo puedan instalarse en bajos o primeras plantas. Los propietarios esperaban que aquellas viviendas que funcionaban con anterioridad y se habían anotado en el Registro de Actividades Turísticas (REAT) de la Xunta pudiesen operar legalmente gracias a una ordenanza que regularía este proceso. Pero no será así.

60 días al año

En el registro autonómico, explicó ayer el concelleiro de Urbanismo, Iago Lestegás, estaban anotadas en abril 816 VUT. De ellas sólo 170 “estarían en localizaciones que cumplen la normativa”. Las 646 viviendas restantes no tienen ya posibilidad de seguir funcionando como alojamiento turístico, salvo si se acogen a la posibilidad de operar durante 60 días al año. Una opción que está totalmente descartada para el casco histórico y parte de barrios aledaños. En estas zonas la normativa municipal nunca permitió este uso para las viviendas, pese a que buena parte de las existentes se ubican en la zona vieja.

La ordenanza que ayer se presentó también a los grupos políticos de Raxoi tan sólo va a regular esta posibilidad de funcionar como VUT dos meses. Los propietarios deberán acreditar que esa casa es su residencia habitual o que durante el resto del tiempo la tienen alquilada con ese mismo uso, por ejemplo, a estudiantes. Pero además se pedirá otro tipo de documentación, como una memoria técnica en la que se certifique que se cumplen los requisitos exigibles para el hospedaje en el código técnico de la edificación. También habrá que acreditar que la comunidad de vecinos del inmueble está de acuerdo con ese uso

Sin licencia

La mayor parte de las VUT funcionan pese a no disponer de título habilitante (la antigua licencia). De las más de 800 anotadas en el REAT sólo 58 disponen de este permiso. Los afectados argumentan que muchos desconocían que tuviesen que cumplir con este requisito, pero numerosas sentencias han dado la razón al Ayuntamiento. 

Lestegás indicó que al operar ilegalmente la administración local tiene que actuar. En este momento, explicó, ya se han remitido 90 órdenes de cese de actividad a los propietarios de VUT en la ciudad. Pero para llegar a este punto, los trámites administrativos empiezan mucho antes con otro tipo de advertencias como las comunicaciones previas. El Concello ya las ha remitido a 283 propietarios de VUT sin licencia. “De esas 283, sólo 33 viviendas serían legalizables al ser compatibles con el planeamiento urbanístico”, explicó Lestegás.

 “Muchos de los expedientes que tramitamos son de VUT de la ciudad histórica, pero también de fuera. De acuerdo con el REAT más de la mitad de las VUT están en la zona vieja, pero no sé está actuando únicamente en ese ámbito”, apuntó el concelleiro, quien resaltó el importante volumen de trabajo para el departamento de Urbanismo que supone el procecidimiento para cerrar las VUT ilegales.