Hablan los dueños de los pisos turísticos: "Los funcionarios de Raxoi nos dijeron a muchos que no hacía falta licencia”

Critican que la alcaldesa se escude en informes legales para no regularizar las VUT que funcionaban antes del cambio del plan urbanístico

Aviturga dice que la propuesta de ordenanza no fue admitida por los servicios públicos municipales y pide a Raxoi que la muestre

Reunión en el Pazo de Raxoi con la Asociación de Pequeños Propietarios de Pisos Turísticos de Santiago

Reunión en el Pazo de Raxoi con la Asociación de Pequeños Propietarios de Pisos Turísticos de Santiago / Cedida

Los dueños de pisos turísticos se sienten engañados “por todos lados”. Estrella Ferreiro, portavoz de la Asociación de Pequeños Propietarios de Santiago, explica que ya sospechaban que las cosas “iban por el mal camino” ante la tardanza en la presentación de la ordenanza. Ferreiro indica que las 600 familias afectadas en Santiago trataron de hacer las cosas legalmente. “Algunos funcionarios del Concello les dijeron a muchos dueños de pisos turísticos que no hacía falta licencia”, asevera para ilustrar que ni en las dependencias muncipales tenían claro qué requisitos tenía que cumplir una VUT. “A muchos si les dijesen que hacía falta una licencia la habrían pedido, ¿qué sentido tiene no hacerlo? si se anotaron en el registro de la Xunta, comunican los huéspedes a la Policía y pagan los impuestos?”, se pregunta. 

Ferreiro considera una excusa apelar a que los informes jurídicos no permiten ahora, una vez cambiado el PXOM, dar una solución al colectivo. Recuerda que el plan urbanístico no es un ente inamovible y si la reforma se hizo mal, pide que se corrija. “Cada vez que llega un ministro cambia la ley de Educación”, ejemplifica. 

Desde la Asociación de Viviendas de Uso Turístico, Aviturga, coinciden en criticar que se apele a la imposibilidad legal de regularizar las VUT por parte del Concello. “Si el gobierno municipal pretende tener un mínimo de credibilidad acerca de los problemas jurídicos aducidos como causa de la decisión adoptada, Aviturga le requiere que haga pública, sin mayor demora, su propuesta de ordenanza que no fue aceptada por los servicios jurídicos municipales”, indica la asociación. “Sólo así podremos saber hasta qué punto la alcaldesa estaba dispuesta a cumplir sus compromisos electorales”, prosigue.

Ferreiro anuncia que las familias afectadas emprenderán acciones legales para defender sus derechos y se seguirán movilizando. 

Oposición

La decisión del Gobierno local también fue criticada ayer desde las filas de la oposición. El líder del Partido Popular de Santiago, Borja Verea, mostró su preocupación por la ordenanza de Viviendas de Uso Turístico que llevarán al Pleno BNG y CA. Verea sostuvo que “está demostrado que Goretti Sanmartín dice una cosa y hace la contraria”. Así, recordó que “el BNG prometió a las familias con VUTS durante la campaña que iba a regularizar su situación y lo que pretende hacer ahora es ilegalizarlas a todas”. Verea insistió en la preocupación del Partido Popular de Santiago por la intención del BNG y CA de autorizar miles y miles de VUTS dos meses al año en toda la ciudad, “una medida que destrozará el mercado del alquiler”, se lamentó.

Ambiente de crispación

El Grupo Socialista acusó a Sanmartín de “no sólo incumplir sus promesas electorales”, sino “hacer justo lo contrario” de lo que prometió” después de que el gobierno local anunciase que la ordenanza que prometió regular los usos preexistentes de las VUT sólo desarolla la posibilidad de dedicarlas al alquiler turístico dos meses al año. Mercedes Rosón recordó que la ordenanza llega con doce meses de retraso. Censuró también que Goretti Sanmartín alentó desde la oposición un “ambiente de crispación que había alrededor de este tema y se aprovechó electaralmente”. Una situación, que según sostiene la anterior edil de Urbanismo, “ahora se vuele en contra de ella”.

Suscríbete para seguir leyendo