Antonio Catalán, fundador de AC Hotels by Marriott: "La auténtica pandemia que tenemos ahora es la del piso turístico"

Tras terminar su XXXIV Ruta Xacobea, el fundador de AC Hotels by Marriott abordó diversas cuestiones en una rueda de prensa. Entre ellas, la polémica sobre los pisos turísticos

Antonio Catalán

Antonio Catalán / Antonio Hernández

Antía Suárez

El problema de la natalidad, el turismo... y las VUT. Estas tres cuestiones destacan entre los diversos temas que este miércoles abordó Antonio Catalán, fundador de AC Hotels by Marriott, en Compostela durante una rueda de prensa tras terminar su 34º Camino de Santiago. En medio del debate sobre el futuro de los pisos turísticos en la capital de Galicia, Catalán aportó su visión -muy negativa- sobre una cuestión que impera en el debate político y social. A una pregunta sobre el estado del turismo en España el empresario respondió con rotundidad: "Estoy en contra del alquiler turístico".

Para Catalán, existen dos elementos claves que se desdeñan en los pisos turísticos: la seguridad y el control de flujo de las personas que entran en ellos. "En un hotel hay sprinklers en todas las habitaciones, detectores de humos, centralitas, puertas especiales, etcétera. Con lo cual, si se incendia una habitación, todo lo que hay dentro es ignífugo y no se va a propagar. En un piso turístico podría pasar lo de Valencia (en referencia al incendio ocurrido en febrero)", afirmó.

Además de las medidas de seguridad, Catalán destacó la dificultad que tienen los pisos turísticos para asegurarse de quién acaba ocupando estos espacios. Según el empresario, cuando alguien se aloja en uno de sus hoteles "debe entregar su DNI y firmar un papel de la Policía, pero si tú mañana vas a un Airbnb puedes entrar con 10 terroristas detrás, que no tendrás que dar de alta".

La consecuencia de que ahora haya tantos pisos turísticos es, en su opinión, que los jóvenes no logran encontrar una vivienda en alquiler. Por ello, "no tienen hijos". "Lo primero que hacíamos en mi época era comprar un piso y después tener hijos... sin una vivienda (en propiedad) es imposible que la gente lo haga". El empresario añadió que, en una conversación reciente con el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, este achacó el problema de la vivienda en la capital a la presencia de miles de VUT ilegales. "El problema -opinó Catalán- no es que haya pisos turísticos ilegales, es que Madrid necesita 200.0000 pisos para la gente joven".

"Sobran clientes y falta precio"

Catalán también sostuvo que actualmente hace falta un modelo que incremente la rentabilidad de los hoteles en España, dado que "sobran clientes y falta precio", un problema que relaciona con la "turismofobia". Asimismo, explicó su teoría sobre la falta de personal en el sector. "En 2019, el trabajador de un hotel podía tener un sueldo de más de mil euros mensuales, pero con la llegada de la pandemia se convirtió en 700. ¿Qué hizo la gente? Cambiar de oficio".