Todo listo para que la residencia de la Fundación Amancio Ortega en Santiago reciba a su primer usuario

La residencia de la Fundación Amancio Ortega en Santiago recibirá hoy a su primer usuario, un vecino de Ames. El centro construido en el barrio de O Castiñeiriño por la organización social del fundador del grupo Inditex inicia esta semana el proceso de admisión de residentes con el objetivo de que “la residencia esté a pleno rendimiento dentro de un mes” , indicaron fuentes de la Consellería de Política Social. 

¿Por qué entra un solo usuario en la jornada de hoy?, se preguntarán muchos. La respuesta es porque se acordó que la entrada de los residentes será gradual. La Xunta notifica a los usuarios que tienen derecho a entrar de cinco en cinco. Una vez que estos reciben la notificación, tienen diez días para aceptar o rechazar -apenas hay rechazos, según Política Social-. 

En esos diez días las familias ya contactan directamente con la Fundación de Estudios y Análisis (Fesan), que ha asumido la gestión de la residencia, para concretar que día entran, ya que aunque la mayoría son beneficiarios del área de Santiago, los puede haber en la lista de cualquier punto de Galicia, y así se facilita que tengan tiempo y ellos mismos preparen el ingreso. 

La residencia de Compostela es la primera que se pone en marcha de las siete proyectadas en las ciudades gallegas por la Fundación Amancio Ortega. Su apertura a los usuarios se produce cuatro años y medio más tarde de la firma del convenio entre Xunta y la entidad; y medio año después de la entrega del complejo, cuando se fijó para el primer trimestre de 2024 la entrada en funcionamiento del centro, gestionado a través de entidades privadas sin ánimo de lucro.

120 plazas

Esta nueva residencia, que la Fundación Amancio Ortega entrega con todo el equipamiento necesario para su funcionamiento, cuenta con 120 plazas, de las que 42 estarán en habitación individual y 39 en habitación doble. Habrá, también, una zona de atención especializada -con salas de terapias, fisioterapia y consultas médicas-, servicios de comedor, podología, lavandería o peluquería, salas de convivencia y áreas de entretenimiento, entre otros elementos.

Además, el edificio, ejecutado según el modelo creado por Elsa Urquijo Arquitectos, contará, como novedad, con unidades psicogeriátricas para la atención de personas con Alzhéimer y otras demencias. Con este nuevo centro, cuentan con plaza pública 15.000 personas en Galicia, el triple que en 2009, destacan desde la Xunta.

Las residencias de las ciudades de Lugo, A Coruña, Pontevedra y Ferrol financiadas por la Fundación Amancio Ortega están ya en ejecución, mientras que las de Ourense y Vigo están en tramitación urbanística. En total, esta entidad aporta al proyecto 180 millones de euros.