Santiago

La plataforma contra el ruido reclama que no se autoricen conciertos en las zonas ya saturadas de Santiago

Piden al Concello que no dé permisos en calles y plazas

Reclaman a la Xunta que cambie la orden de los horarios de espectáculos 

Un concierto en la zona vieja de Santiago

Un concierto en la zona vieja de Santiago / Jesús Prieto

La Plataforma contra la Contaminación Acústica ha puesto su foco en los conciertos al aire libre que se celebran en calles y plazas de Santiago. El lunes, la asociación de vecinos del casco histórico Fonseca (integrada en la plataforma) envió un comunicado quejándose de la celebración del ciclo Seráns de Feixoo. El miércoles varios de sus miembros –además de Fonseca forman parte Raigame, de vecinos del Ensanche, o Sarela–se reunieron con los concelleiros Iago Lestegás y Xan Duro para pedirles que no autoricen estos espectáculos en las zonas consideradas saturadas.

Actualización del decreto

“La plataforma solicitó que se actualice el decreto de zonas saturadas y que al mismo se le dé el rango normativo que le corresponde y que se revisen las autorizaciones de conciertos en calles y plazas calificadas como ‘zonas saturadas’ y que además son salida obligada para los vehículos de los residentes en la ciudad histórica”. Desde Fonseca apuntan que “no se está hablando de conciertos de música clásica y sin equipos de amplificación como prescribe la ordenanza”.

Además, recuerdan que en el caso de la Praza de Feixóo es la vía prevista de salida de vehículos de residentes de la zona vieja según las nuevas normas de circulación decretadas por el Concello de Santiago. “El otro día un residente quería salir y se encontró con que no podía porque se estaba celebrando un concierto”, indica Roberto Almuiña, presidente de la Asociación de vecinos Fonseca.

Otras peticiones

En el encuentro, se informó también a los concelleiros que pondrán deberes a la Xunta. Instarán a que proceda a modificar la orden que determina los horarios de los espectáculos públicos. Las asociaciones vecinales trasladaron otras reinvindicaciones al Concello. Reclamaron que disponga de “un servizo propio o contratado, independiente, de medición de los niveles sonoros en domicilios que evite las mediciones de parte interesada”.

También se trasladó una queja recurrente de los vecinos. Protestan porque tras poner una reclamación, si pasa un año y el Ayuntamiento no la tramita, caduca. Entonces los vecinos tienen que volver a denunciar. La plataforma solicita que desde Raxoi se tramite de oficio un nuevo expediente. “Igualmente se solicitó información de la marcha del Plan de Medidas contra la Contaminación Acústica do ocio nocturno en las calles, que quedó en facilitar el concelleiro Xan Duro”, apunta el colectivo.