Día Nacional de las Lenguas de Signos Españolas: “Las barreras continúan día a día, si voy al registro, no hay un intérprete que me permita acceder a la información sola”

Este viernes se celebró el Día Nacional de las Lenguas de Signos Españolas leyendo un manifesto de la CNSE en praza do Obradoiro

Se cumplen 10 años desde que se fijó esta fecha para conmemorar estos lenguajes

Lectura del manifesto en el Obradoiro por el Día Nacional de las Lenguas de Signos Españolas

Lectura del manifesto en el Obradoiro por el Día Nacional de las Lenguas de Signos Españolas / Antía Suárez

Antía Suárez

Existen miles de lenguas en el mundo, lenguas que se leen, que se escriben, que se hablan, lenguas que se signan. Este viernes 14 de junio se celebró el Día Nacional de las Lenguas de Signos Españolas, fecha fijada hace 10 años por el Consejo de Ministros para recordar el papel fundamental que estas lenguas juegan para la transmisión de ideas, las relaciones personales y sociales y el intercambio de conocimiento. En Compostela, para conmemorar el día, se convocó un acto organizado por la Asociación de Personas Sordas de Santiago para leer el manifiesto de la Confederación Estatal de Personas Sordas (CNSE).

Durante la lectura, transmitida por Fátima Granja Fernández, presidente de la Asociación de Personas Sordas de Santiago, en lenguaje de signos y por voz de una intérprete, se comunicaron las dificultades que tiene una persona sorda en nuestro país. “Las personas sordas seguimos encontrando barreras que atentan contra nuestra dignidad y nos limitan. Barreras en materia de empleo, cuando se prefiere a una persona sorda “que oiga” a una que signe. Barreras en el acceso a la información cuando una televisión rechaza incorporar la lengua de signos alegando que “molesta”. Barreras en el ámbito educativo cuando a una alumna o alumno sordo le niegan el derecho a usar intérprete porque “lleva audífonos”, como expresaba el manifiesto de CNSE. Como explica Fátima Granja, “las barreras continúan día a día, porque si yo voy al registro, no hay un intérprete que me facilite acceder a la información independientemente”.

Granja expresa que aunque este sea un día de celebración, también lo es de reivindicación, porque es muy importante que las entidades públicas permitan la accesibilidad, para que cualquier ciudadano tenga las mismas posibilidades de acceder a lo mismo. Tenemos que luchar y no ser dependientes siempre de si la intérprete está disponible o no, eso es lo principal, poder acceder a un organismo público ya de base. También es relevante sensibilizar a la sociedad, que vea que existimos, que somos personas sordas, que somos capaces, igual que una persona oyente”. Y aunque añade que ahora tanto la sanidad como la Policía Nacional empiezan a trabajar en ser más accesibles, como el hecho de que a partir de este año los servicios de urgencias sanitarias ya son accesibles en lengua de signos española las 24 horas a través de videointerpretación, ella explica que aún hay mucho camino por delante y barreras que romper.