Santiago

Fonte da Virxe celebra 30 años de lucha por una vida digna de los enfermos de salud mental

La asociación reivindica en su aniversario la importancia de la detección precoz

Los asistentes al acto disfrutaron de una actuación musical de los usuarios y de un aperitivo

La Asociación Fonte da Virxe de Santiago echó la vista atrás ayer para hacer balance de todo lo conseguido en sus tres décadas de trabajo a favor de la integración de las personas que sufren enfermedades mentales. La entidad conmemoró su 30 aniversario en un acto en el centro ocupacional de A Barcia en el estuvieron presentes muchos de sus socios y usuarios y que sirvió también para recordar que el camino continúa y hacer pedagogía sobre la importancia de la detección precoz de este tipo de dolencias.

Autonomía e independencia

La presidenta de Fonte da Virxe, Mar Piñeiro, señaló que los objetivos de todos los recursos con los que cuentan están destinados a conseguir una mayor “autonomía e independencia dos usuarios”. Por ello, aseguró que seguirán trabajando por “unha vida digna”, defendiendo los derechos e intereses de las personas que acuden cada día a sus centros. “Uns chegan a obxectivos maiores e outros menores, pero nós traballamos nesa liña para que eles teñan a maior autonomía posible e poidan defenderse, con integración na comunidade onde vivimos, e na sociedade en xeral”, indicó.

Piñeiro también hizo especial hincapié en las charlas que ofrecen en los centros educativos, tratando de concienciar sobre la detección precoz y la prevención. Entre sus retos, señaló que también se encuentra “dar resposta a demandas que nos veñen agora de xente moi nova con trastorno de personalidade”. La presidenta aseguró que a los jóvenes les trasladan que “teñen que ter unha vida sana para ter unha mente sana”.

“Labor imprescindible”

La concelleira de Dereitos Sociais, María Rozas también intervino en el acto para destacar que el trabajo de entidades como Fonte da Virxe es “imprescindible, é unha labor que tamén fan desde o tempo libre de moitas persoas porque as administracións públicas non chegamos”. Así, indicó que “é unha crítica que hai que poñer sobre a mesa”.

Rozas también puso el acento en que la salud mental “é unha gran asinatura pendente que temos como sociedade”. La edila añadió que “a atención a saúde mental é un traballo que recae moitas veces nas familias, que se sinten totalmente abandonadas”. Aunque Raxoi mejoró recientemente el convenio con el que colabora con Fonte da Virxe, Rozas indicó que “temos que poñernos os deberes todas as administracións de estar á altura para atender todas as enfermidades”, especialmente las que afectan a la salud mental.

Además de los discursos, el acto contó con una actuación musical de los usuarios, que ofrecieron una versión de No dudaría de Antonio Flores. Posteriormente, disfrutaron de un aperitivo. Fonte da Virxe ofrece a sus más de 400 socios servicios de taller ocupacional, rehabilitación, centro de acompañamiento y respiro familiar.