Prima 24, la gran feria del comercio local de Santiago

La cuarta edición de la fiesta llena las calles de Compostela de vida y decoración, que convierten a la ciudad en un laberinto de sorpresas y colores

La Ruleta de Agasallos fue un éxito absoluto, agotando sus existencias del sábado solo media hora después de abrir

Antía Suárez

Las calles de Compostela fueron estos dos días un hervidero de gente con pasarrúas, estands fuera de los comercios, exhibiciones, juegos... Y es que durante este viernes y sábado se celebró la cuarta edición del Prima 24, la fiesta del comercio local en Santiago, dos jornadas repletas de actividades y actuaciones para animar a la gente a salir a pasear por las calles y comprar en negocios locales. Y para captar la atención de los potenciales compradores, atraídos a las calles por la música y las performances, los comerciantes de la ciudad han decorado sus fachadas con globos y carteles, que han llenado la ciudad de color y vida.

Estos días se podía ver por las calles de Compostela a la gente paseando, observando los estands llenos de ofertas, como si se tratara de un mercado enorme por toda la ciudad. Desde uno de los comercios que participó, Marga Charol, Marga García, su dueña, expresa que “sacar la tienda a la calle y adornar el comercio da ambiente, y mucha gente que a lo mejor no tenía intención de comprar en nuestro negocio acaba probándose cosas fuera, y cuando entran encuentran otros artículos que les gustan, aunque no tengan promoción”. Desde el punto de vista de este comercio, este tipo de festividades son muy importantes para la ciudad, porque aunque no acompañó el tiempo y “no pudimos sacar toda la decoración que teníamos preparada para la fachada”, han conseguido que la gente se acercara y comprara en locales de toda la vida.

Comercio de Charol que sacó su mercancía a la calle

Comercio de Charol que sacó su mercancía a la calle / Antía Suárez

Como explica María Rozas, concejala de Derechos y Servicios Sociales, Promoción Económica y Juventud en el Concello de Santiago “a programación deste ano está funcionando moi ben, o venres na praza Roxa, coa festa que se fixo para o público infantil encheuse de xente, e a Ruleta de Agasallos acabou sen existencias tamén. Mais aínda nos queda avaliar coas asociacións de comerciantes como funcionou a nivel consumo e a nivel de achegarse ata o comercio local”.

‘Se acabaron todos los premios a la media hora de abrir’

Sin duda alguna, la Ruleta de Agasallos fue la estrella de estas celebraciones, como expusieron las encargadas del puesto, María de Castro y Julieta Maño. “Fue un éxito rotundo”, dijeron. “El sábado se acabó todo en media hora, porque claro, había gente haciendo cola veinte minutos antes de que abriéramos”. Como explicaron, se podía participar en la ruleta con un máximo de tres tickets de los comercios locales, que tuvieran un importe mínimo de 5 euros. Después de comprobar eso, podían tirar y si no salían premiados, se llevaban unos dulces de consolación. Pero, como comentaron, hubo muchos más premios que gominolas, con gente de todas las edades girando la ruleta, a lo que añadieron que “era muy gratificante ver a los niños emocionados por haber ganado algo”. 

‘Unha industria dende fai séculos de orfebres’

Talleres de ouvería en la compostelana Praza de Cervantes

Talleres de ouvería en la compostelana Praza de Cervantes / Antonio Hernández

Y como no, tampoco se puede olvidar la programación de espectáculos que llenaron las calles de Compostela estos dos días. Este sábado, la jornada comenzó con una Exhibición de Ourivería en praza de Cervantes, una tradición ya para esta festividad, que se ha celebrado desde la primera edición. En esta actividad el público se podía acercar a un escenario en el que dos artesanos profesionales, Soledad Mato, orbefre especializada en diseño en plata y en trabajo con piedras semipreciosas, y Ricardo Rivas Casal, orfebre desde el año 71 que trabaja con azabache, mostraban como trabajaban con los materiales para crear joyas. 

Soledad Mato contó que ella ha participado en todas las ediciones de esta demostración de artesanía, y puso en valor “lo importante que es dar a conocer un oficio tan desconocido, porque es muy de puertas para dentro, y la gente muestra interés”. Por su parte, Ricardo Rivas expuso que “estas demostraciones ayudan a que cuando se ve una joya en el escaparate, también se conozca el trabajo, la historia y la cultura que hay detrás de este oficio”. Camilo Regueira, de Ourives de Compostela, expresó la importancia que tiene el apoyo del Concello exponiendo este oficio, “aquí hai unha industria dende fai séculos de prateiros e de azabacheiros e hai que poñelo en valor e intentar mantelo, e é algo moi bonito, non se ve todos os días”, como apuntó.

Y con esta exhibición, otras acompañaron la festividad del comercio de este año, con familias y gente de todas las edades parándose a disfrutar de música, shows y mucho más, a pesar del mal tiempo que acompañó estos dos días.