Sin nuevas tiendas de recuerdos en el casco histórico de Santiago mientras no se modifica el Plan Especial

Raxoi pretende con esta medida proteger el comercio de proximidad y fijar población dentro de la zona monumental

Tiendas de recuardos situadas en la Praza das Praterías.

Tiendas de recuardos situadas en la Praza das Praterías. / Antonio Hernández

No habrá más tiendas de recuerdos en la zona monumental de Santiago ni consignas automáticas de equipaje durante el próximo año o, al menos, mientras no se modifica el Plan Especial de la Ciudad Histórica, dentro de una iniciativa con la que Raxoi pretende contribuir a proteger el comercio de proximidad en la denominada almendra de la capital gallega y, a la vez, impulsar la fijación de población en la zona intramuros.

Así lo corrobaraba esta mañana el concejal de Urbanismo, Iago Lestegás, quien en declaraciones a los medios indicaba que "queremos protexer o comercio que atende ás necesidades vitais da poboación residente na cidade histórica", y añadía que las licencias que quedan suspendidas son las de establecimientos nuevos que no atienden directamente a esas necesidades de los residentes.

Restricción a los locales de hostelería

Una restricción que se extiende a inmuebles en los que se quiera implantar nuevos usos de hostelería que se venían desarrollando hasta la fecha, de forma que no se autorizará la apertura de nuevos locales de ocio y restauración y que, según explicó el concejal compostelano, esas serán las categorías que quedan excluidas de autorización municipal durante "un plazo máximo de un ano o ata que sexa aprobada esta modificación do Plan Especial da Cidade Histórica, na que xa estamos a traballar".

Iago Lestegás apuntó que en cambio sí se podrán seguir abriendo comercios de proximidad, "que proporcionan servizos esenciais para a veciñanza, como tendas de alimentación, zapaterías, tendas de roupa, panaderías ou carnicerías, e poderá cambiarse de bar a restaurante" o al revés, pero no a discoteca, puesto que esa condición pertenece al grupo de ocio nocturno.

En el caso concreto de las tiendas de recuerdos, recordó que en 2019 había 91 dentro de la zona monumental y estimó que en la actualidad podrían rozar el centenar, dándose la circunstancia de que precisamente entre el 30 y el 60% de esos negocios estarían ubicados en las calles más próximas a la Catedral de Santiago, "os espazos con máis valor patrimonial da cidade son os máis afectados pola estandarización da oferta comercial que implica a proliferación de este tipo de establecementos".