Santiago

Sanmartín asegura que el Gobierno “non se conforma” y trabajará por una “transformación radical” de Santiago

El bipartito remarca los avances en vivienda, movilidad o políticas sociales

La oposición considera "decepcionante" el primer año de mandato

Los miembros del Gobierno local de Santiago, durante la comparecencia de balance del primer año de mandato

Los miembros del Gobierno local de Santiago, durante la comparecencia de balance del primer año de mandato / Antonio Hernández

La alcaldesa Goretti Sanmartín consideró que el balance del primer año de mandato es positivo, aunque expresó que el Gobierno local “non se conforma” con ello y seguirá trabajando para alcanzar una “transformación radical” de Santiago. La regidora enumeró los hitos principales de los últimos doce meses, donde otorgó un papel preponderante a las políticas de vivienda. Así, citó la regulación de los pisos turísticos, la creación de una empresa municipal, la habilitación de un registro de solares o la cesión a la Xunta de parcelas para vivienda protegida como las medidas más relevantes en esta área.

Políticas de movilidad

Sanmartín también hizo especial hincapié en las políticas de movilidad, donde “xa demos pasos importantes neste sentido nestes doce meses, para termos un novo contrato que introduza novidades como as conexións ao rural ou o bus nocturno”. En esta línea, la tenienta de alcaldesa, María Rozas, señaló que es el “mandato da mobilidade” y recordó que “neste tempo conseguimos renovar parte da flota e impulsar unha liña lanzadeira ao aeroporto, á espera de ter resolta unha licitación”. Rozas también destacó que ha sido el “primeiro goberno en 20 anos que fixemos unha análise” del sector del taxi y que ha solicitado a la Xunta aumentar las licencias.

La apuesta por la tasa turística o la colaboración con otras administaciones en asuntos como la construcción de la depuradora o el parking del Clínico fueron otros de los elementos en los que puso el foco la regidora. Mientras, Rozas valoró que el bipartito “demostra que non da igual quen goberne” e indicó que éste también es el “mandato do social” con el aumento de las becas de comedor o el nuevo contrato del Servizo de Axuda no Fogar.

“Continuísmo e decepción”

Por su parte, los grupos de la oposición cuestionaron los méritos presentados por el gobierno local. El portavoz del PP, Borja Verea indicó que los primeros doce meses se resumen “en dúas palabras: “continuísmo e decepción”. “Estamos ante o goberno máis caro da historia de Santiago. Pagamos as facturas máis tarde, tardamos máis en dar as licencias e non se solucionou ningún problema importante”, criticó.

Desde el PSOE apuntaron que el primer año de mandato “resúmese en vivir da inercia do goberno socialista de Sánchez Bugallo”. Además, subrayaron que “ é o goberno dos anuncios sen contido. Vemos diariamente unha competición entre os diferentes concelleiros de goberno por ver quen consegue máis titulares, pero a realidade é que se quedan en iso”.  

Suscríbete para seguir leyendo