Comar intenta de nuevo abrir un casino en Santiago: pide licencia en un bajo de Avenida de Vilagarcía

La asociación de vecinos del Ensanche Raigame muestra su preocupación por la cercanía a varios centros educativos en la zona

Bajo de la Avenida de Vilagarcía en el que Comar quiere instalar un casino en Santiago

Bajo de la Avenida de Vilagarcía en el que Comar quiere instalar un casino en Santiago / Google maps

Comar vuelve a intentar abrir una delegación del Casino Atlántico de A Coruña en Santiago. Tras ser denegada la licencia para ubicar el establecimiento en los bajos del hotel Araguaney, la empresa ha solicitado permiso para acondicionar el bajo del número 10 de la Avenida de Vilargacía, en el entorno de la Plaza de Vigo. La asociación de vecinos del Ensanche Raigame mostró ayer su preocupación por la cercanía a varios centros educativos. 

El nuevo casino podría abrir en el bajo que ocupaba el antiguo Froiz de la Avenida de Vilagarcía. La asociación vecinal denuncia que el establecimiento se encontraría a unos 70 metros de otra sala de juegos situada en Santiago de Chile. Además, destacan que a escasos metros hay una escuela de la Alianza Francesa y está, además, próximo al colegio Eduardo Pondal. “La Lei 3/2023, de 4 de julio, reguladora de los juegos de Galicia prohibe la apertura de cualquier establecimiento de juego situado a una distancia menor de 300 metros radiales de cualquier otro ya autorizado o a centros educativos”, señalan.

Denuncias ante disciplina urbanística

Tras enterarse de las intenciones de Comar, Raigame solicitó la licencia en el Ayuntamiento para poder conocer el proyecto. La asociación vecinal asevera que ha formulada “varias denuncias ante disciplina urbanística”. Aseguran que lucharán para intentar que se abran “este tipo de establecimientos que tanto daño ocasionan a la salud de los menores y a la de los adultos yen una zona ya de por si saturada de otro tipo de problemas”, subrayan.

La apertura de la delegación del casino cuenta ya con el visto bueno de la administración autonómica. Ahora será el Concello el que debe decidir si puede ubicarse en el nuevo local que ha seleccionado la empresa. En septiembre del año pasado, Raxoi denegó la licencia de obra para reformar el local situado en la rúa Montero Ríos, en los bajos del hotel Araguaney. El planeamiento urbanístico, aseguró el Concello, no permite el uso de casino en sótano y semisótano. 

Fue el segundo no de Raxoi a la instalación del casino de Comar. Meses antes, en marzo, el grupo que preside José Collazo había dirigido a Raxoi una comunicación previa de obras en los bajos del hotel Araguaney situado en la calle Montero Ríos para la puesta en marcha del nuevo salón de juegos. Una notificación a la que se le incoó un expediente de declaración de ineficacia, dando audiencia a los responsables del proyecto a resolver las deficiencias detectadas por los técnicos.