Batalla entre dos gigantes empresariales por hacerse con la explotación del Palacio de Congresos de Santiago

Gran Hotel La Toja, del Grupo Hotusa, y la UTE formada por Monfobus, sociedad ligada a Monbus, y Viajes Fisterra pujan por la concesión para los próximos siete años

La cadena hotelera obtiene la mejor puntuación en la valoración técnica

El Palacio de Congresos y Exposiciones de Galicia permanece cerrado desde el 1 de enero por las obras en la cubierta del edificio

El Palacio de Congresos y Exposiciones de Galicia permanece cerrado desde el 1 de enero por las obras en la cubierta del edificio / Antonio Hernández

El Palacio de Congresos y Exposiciones de Galicia es el gran espacio de referencia en Santiago para el sector congresual y su intensa programación año tras año lo convierten en uno de los grandes motores económicos de la ciudad. Actualmente, las instalaciones permanecen cerradas para llevar a cabo la sustitución de la cubierta del complejo, así como una serie de trabajos de mejora en el interior del edificio. Paralelamente, hace casi tres meses, el Consorcio, propietario del inmueble, ponía en marcha el proceso de licitación para la concesión del servicio de gestión, explotación y mantenimiento del Palacio de Congresos para los próximos siete años, lo cual abrirá un nuevo ciclo en torno al espacio de referencia en la capital gallega para la organización de eventos de diferente temática. 

Una vez cerrado el plazo para presentar las ofertas, el Consorcio ha recibido la propuesta de dos empresas: Gran Hotel La Toja (Grupo Hotusa) y la UTE formada por Monfobus –sociedad ligada a Monbus– y Viajes Fisterra. Tras la publicación del informe de valoración técnica, Gran Hotel La Toja ha obtenido, con diferencia, la mayor puntuación, 28,75. Por su parte, la UTE Monfobus-Viajes Fisterra ha recibido una valoración de 17 puntos. 

Así pues, dos potencias empresariales, el Grupo Hotusa, fundado por el chantadino Amancio López Seijas, que cuenta con 250 hoteles en 19 países, y Monbus, gigante del transporte liderado por el sarriano Raúl López, que ya gestionaba el complejo hasta ahora, pujan por la nueva concesión, cuyo precio de licitación se calcula multiplicando la cifra de negocio estimada por el número de años de concesión, y asciende a un total de 10.942.365 millones de euros, con una inversión mínima de 350.00 euros en mobiliario y equipamiento. 

Los criterios de adjudicación abarcan, por un lado, un canon fijo anual mínimo de 50.000 euros y otro variable de un 5,5 % sobre el importe neto anual de la cifra de negocio; y también la posibilidad de mejorar los días de libre disposición para las administraciones consorciadas, que mínimo deben ser 20. También se puntúa la propuesta organizativa y de funcionamiento y del programa de conservación y mantenimiento de las instalaciones.

El Palacio de Congresos reabrirá el próximo 1 de octubre

El Palacio de Congresos reabrirá el próximo 1 de octubre / Antonio Hernández

El objetivo del Consorcio es que el nuevo contrato de concesión entre en vigor el próximo 1 de octubre, fecha en la que está previsto que el Palacio de Congresos recupere su actividad habitual. “La nueva empresa concesionaria deberá garantizar la gestión de Palacio de Congresos durante los próximos 7 años, hasta el 2031, durante los cuales deberá ejecutar la propuesta organizativa y de funcionamiento ofertada”, indican desde el órgano de carácter interadministrativo.

El actual contrato de concesión del Palacio de Congresos finaliza en septiembre de 2024, estando actualmente suspendido por el cierre de las instalaciones para realizar la sustitución de su cubierta y otras obras de acondicionamiento en zonas interiores, por lo que “resulta necesario”, añaden desde el Consorcio, “proceder a la selección de una nueva entidad que se encargue del servicio de gestión, explotación, conservación y mantenimiento del Palacio de Exposiciones y Congresos de Galicia”. 

Eventos de carácter internacional

La entidad concesionaria “será responsable de la gestión y desarrollo de actividades de turismo de negocios incluyendo congresos, eventos de índole corporativo (convenciones, lanzamientos de productos, etc.), simposios, jornadas, exposiciones comerciales, ferias y otros tipos de eventos de carácter profesional, social o público”, tal y como recoge la memoria del expediente de licitación. En el texto se añade, además, que “la finalidad del contrato es asegurar la contribución al desarrollo económico y social de la ciudad, atrayendo el mayor número posible de visitas de negocios nacionales e internacionales que permita desarrollar el turismo de negocios en la ciudad de Santiago y que se ofrezcan los mejores servicios para la realización de congresos, convenciones y eventos”. 

Obras en la cubierta y en zonas interiores

En cuanto a las obras en marcha en el edificio, desde el Palacio de Congresos han incidido a lo largo de los últimos meses en la importancia de aprovechar la renovación de las cubiertas para llevar a cabo una serie de trabajos en el interior del inmueble. La cubierta del Palacio de Congresos arrastraba desde hace ya mucho tiempo problemas de filtraciones, con constantes goteras en las jornadas de lluvia.

Para intentar minimizar en la medida de lo posible las goteras en el interior, se reforzó el servicio de limpieza, con personal secando constantemente los puntos en los que se acumulaba más agua. Además, el deterioro en otros muchos puntos del edificio era evidente, de ahí la importancia de acometer otras obras en el inmueble, más allá de la renovación de las cubiertas. Desde el Consorcio indican que durante las obras también se están reformando zonas interiores.

Suscríbete para seguir leyendo