Vecinos y dueños de negocios del Pombal se unen en contra del cierre total de la calle

Ven la urbanización de esta zona de Santiago necesaria, pero rechazan que se prohíba tanto tiempo el tráfico

El Pombal de Santiago quedará cerrado al tráfico durante ocho meses por obras

El Pombal de Santiago quedará cerrado al tráfico durante ocho meses por obras / Antonio Hernández

Conscientes de que la urbanización del Pombal “es absolutamente necesaria y llevamos reclamándola a los sucesivos gobiernos municipales desde hace ya tres o cuatro legislaturas”, un colectivo de vecinos y propietarios de diferentes establecimientos de la zona, entre ellos del Pombal 25, 23 y 24, así como de Hotel Rooms Pombal y casa Pombal número 13, se reunían a última hora de la tarde de ayer en asamblea para mostrar su contundente rechazo “a pasar tanto tiempo sin hacer uso vehicular de nuestras viviendas”.

Obras en la Rúa do Pombal: esto es lo que opinan los vecinos

Javier Rosende Novo

Con una previsión de que las obras se extiendan durante ocho meses, este grupo de residentes y usuarios se pregunta en una carta dirigida a los medios cómo van a cargar sus vehículos eléctricos diariamente si no pueden acceder a los puntos de recarga en sus viviendas, cómo van a entrar las ambulancias, los bomberos o el reparto de paquetería y gasoil para las calderas.

Problemas con el reparto

También se cuestionan sobre cómo van a funcionar los establecimientos hosteleros de la zona y el suministro de mercancía.

Entienden que el acceso peatonal previsto “es absolutamente inasumible” y recalcan que en todas las obras similares del resto del mundo “el sistema de ejecución es longitudinal por media calzada, primero se ejecuta la derecha o la izquierda y a continuación se desvía el tráfico por la ejecutada y se hace la otra, y siempre se mantiene el acceso a los garajes”.

Por último, dicen no sentirse representados ni por el presidente de la Asociación Veciñal Río Sarela, Jon Brokenbrow, ni por la entidad, y adelantan que se constituirán en colectivo para presentar una reclamación oficial ante Raxoi.