Vivienda

Raxoi concede la licencia para construir doce viviendas protegidas en Lamas de Abade

La Xunta invertirá 2,5 millones en levantar el edificio

Las casas se adjudicarán en régimen de alquiler entre las personas inscritas en el registro único de demandantes 

Dos personas pasan ante un cartel que anuncia la construcción de un edificio en Santiago

Dos personas pasan ante un cartel que anuncia la construcción de un edificio en Santiago / Jesús Prieto

Los sesenta pisos de promoción pública que proyecta el Instituto Galego de Vivenda e Solo (IGVS) en Santiago siguen avanzando trámites para hacerse realidad. El Concello dio luz verde ayer en la Xunta de Goberno a la licencia para la construcción de doce de ellos en la calle Constantino Limia Nogueira, situada en Lamas de Abade en la parcela BB5 del SUNP-12. El inmueble contará también con garajes y trasteros y será edificado por Constructora Consvial SL por un importe de 2,5 millones de euros. Desde el inicio de las obras el plazo máximo para su finalización será de 15 meses, según consta en los pliegos del concurso público a través del que se adjudicaron los trabajos.

Se trata del primero de los tres bloques de vivienda protegida que levantará el IGVS en esta zona que obtiene la licencia de obra. El organismo autonómico prevé erigir en la parcela BB3 otro inmueble que contará con 24 pisos y para su construcción destinará 4,63 millones de euros. Además, en el barrio de O Castiñeiriño se retomarán las obras iniciadas en 2021 en otro edificio, que contará con otras 24 viviendas por un importe de 4,39 millones.

En total, sesenta casas de promoción pública serán adjudicadas en régimen de alquiler entre las personas inscritas en el registro único de demandantes de vivienda en Santiago, pero los usuarios todavía tendrán que esperar, puesto que desde que arranquen las obras los contratos contemplan un periodo de entre 12 y 18 meses para finalizarlas dependiendo del inmueble. Tras varios años de parálisis en la construcción de vivienda protegida en la capital gallega, estas promociones servirán para satisfacer solo una pequeña parte de la demanda existente, ya que en el registro figuran un total de 1.183 personas. Santiago tendría que multiplicar por 17 la construcción actual para poder dar una solución habitacional a todas ellas.

Cesión de parcelas

Con este panorama y con los precios de la vivienda en el mercado libre en constante ascensos, además del encarecimiento constante de los alquileres, la Xunta anunció hace dos semanas un plan para impulsar la construcción de viviendas a precio tasado en toda la comunidad. Para ello, el gobierno local ofrecerá dos suelos de titularidad municipal, según explicaron a este diario fuentes de Raxoi.

Los planes de la Xunta contemplan la creación de 2.000 pisos en Santiago. Por el momento, la primera parte de la estrategia consistirá en conseguir el suelo necesario y llegar a acuerdos con los ayuntamientos. El IGVS ha reservado 5.05 millones de euros para adquirir unos 385.000 metros cuadrados, aunque esta cantidad está todavía pendiente de cerrarse definitivamente cuando se concreten los proyectos. Para conseguir los terrenos se recurrirá a la figura de la expropiación. Además de los 2.000 pisos protegidos en este espacio, se promoverán otras 500 viviendas libres.

En Compostela, el Ejecutivo autonómico pretende materializar su promesa en los 16 polígonos urbanizables que figuran en el plan general. Además se incluye un amplio terreno a recalificar en la zona norte de la ciudad. Los suelos urbanizables se disponen en barrios como San Lázaro, Vista Alegre, Vite, Aríns o Choupana, entre otros. Las previsiones del Gobierno autonómico pasan porque las viviendas salgan al mercado entre los años 2028 y 2029.

De materializarse, la construcción de 2.000 nuevas viviendas protegidas en Santiago supondrá casi multiplicar por dos la edificación con respecto a los últimos 15 años. Desde 2009, en la capital gallega la Xunta ha promovido directamente 270 casas y mediante la iniciativa privada se han construido 915 más.

Edificio en Concheiros

Por otro lado, la Xunta de Goberno también autorizó en su reunión de ayer la construcción de un edificio plurifamiliar entre medianeras en el número 54 en la rúa dos Concheiros. El nuevo inmueble se erigirá en una parcela que está actualmente vacía y en la que anteriormente se encontraba una vivienda de dos plantas que fue demolida. El presupuesto de ejecución material de la obra roza los 300.000 euros.

Las ayudas a actividades culturales incluyen a los festivales

La Xunta de Goberno también aprobó ayer las bases de la convocatoria de ayudas a actividades culturales para el sector profesional, que contará con un presupuesto de 250.000 euros e incluirá por primera vez una modalidad específica para los festivales de música y de artes escénicas. Como novedad este año, la concelleira Míriam Louzao explicó la existencia de dos modalidades: “a modalidade A, para festivais de música e artes escénicas, cun importe máximo de 45.000 euros por festival, e a modalidade B para as restantes actividades cun importe máximo de 15.000 euros”. En ambos casos, la cantidad máxima subvencionable será del 80 % del presupuesto de la actividad. Louzao indicó que “queremos amosar o noso inequívoco apoio aos diversos festivais que se celebran no Concello”. El plazo para presentar las solicitudes será de 15 días desde la publicación de la convocatoria en el BOP.