Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 27 noviembre 2022
14:24
h

A Mamen Herrera

ES CON UN PROFUNDO DOLOR que recibimos la noticia del fallecimiento de Mamen Herrera, esposa de nuestro querido amigo Carlos del Álamo. Sí, con un dolor que nos convulsiona porque, como ella, siempre teníamos la esperanza de ganarle la carrera a un destino que no tenía por qué estar predeterminado y porque ella nos había demostrado día a día durante estos tres últimos años que aquello era posible con su entereza, su determinación, su fuerza, física y mental, con su fé, para enfrentarse a lo que el destino, de forma ingrata e inmerecida, le había reservado para afrontar este período de la vida, lleno aún de esperanzas e ilusiones que ella tan bien sabía crear y trasmitir. Todo un ejemplo que nos enorgullece y que debe fortalecernos.

Nos acompaña también un desamparo, la soledad, un desgarro por algo tan querido que nos han arrebatado y una rebeldía frente a la naturaleza mortal de la persona humana que la Naturaleza se encarga de recordarnos. Memento mori le tenían que decir periódicamente a los emperadores romanos para que bajasen a la realidad y que ella no necesitó porque, aún consciente del reto que tenía, trasmitió siempre una fuerza, una ilusión y una alegría que nosotros tanto le agradecemos.

Mamen llegó felizmente con Carlos al Santiago de 1983, cargados de ilusión, amantes protectores de la naturaleza y en Santiago criaron a sus hijos, y, sin dejar de ser madrileños, se hicieron gallegos de adopción y los gallegos les devolvimos el cariño que ellos habían depositado siempre en nosotros; en un claro ejemplo de un hibridismo social y personalmente enriquecedor y ejemplarizante. Sí, un magnífico ejemplo de amar a una tierra sin tener que dejar de amar a otra, un ejemplo de sumar y no separar.

Ya no volveremos a ver a Mamen, hemos perdido a una excelente persona y a una gran amiga pero ni el universal Santiago, ni Sanxenxo, ni A Coruña, ni Mazagatos, ni su querido, nunca olvidado y natal Madrid, ni nosotros, le olvidaremos y le diremos a su próxima nieta lo orgullosa que tiene que estar de su abuela Mamen.

Nuestras condolencias más sentidas pues para su marido Carlos, sus hijos, Pela y Elena, su hijo político, hermanos y nietos, todos tan queridos por nosotros, en la seguridad de que, a partir de ahora, ella queda bajo la protección y el amparo del Señor. Descanse en paz. En nombre de todos sus amigos.

20 sep 2022 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.