Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 26 octubre 2021
09:39
h

Adiós al mural gigante en el paredón de Belvís: será un jardín de enredaderas

La pared vegetal tiene como objetivo evitar la proliferación de pintadas en este lugar // Se trata de un entorno especialmente castigado por las gamberradas

El gran mural que tenía previsto decorar el paredón de hormigón situado en la avenida de Lugo, bajo el Seminario Menor de Belvís, será finalmente sustituido por un jardín vertical. Así lo confirmó a EL CORREO GALLEGO el concejal de Obras, Javier Fernández, que especificó “que en su lugar se instalará una pared vegetal de hiedras”.

De hecho, ya se está trabajando en la zona para acondicionar la pared con el fin de que esta pueda albergar el manto vegetal. Así, ya se han colocado unos paneles metálicos que harán las veces de maceteros.

De este modo, queda descartada la organización del concurso de ideas que se había anunciado para decorar ese gran muro de Belvís. Esta iniciativa se anunciaba en octubre del año pasado, justo cuando se completaban los trabajos de recuperación y consolidación de las placas de hormigón que forman la pared, además de la limpieza de la misma.

El objetivo de este iniciativa era hacer partícipes a todos aquellos artistas de la pintura con el objetivo de revitalizar la zona, vía de entrada y salida de la ciudad, tras un largo periodo de deterioro. Y es que este lugar se convirtió en un claro objetivo de algunos grafiteros y gamberros, que llenaron de garabatos y pintadas la pared.

En principio, teniendo en cuenta la actual celebración del Año Santo, el Concello pretendía que la temática del gran mural que iba a vestir el enorme muro de la avenida de Lugo tendría relación con la Ruta Xacobea. Dado que esta celebración atrae a numerosos visitantes, desde Raxoi se pretendía potenciar el atractivo de esta zona, muy próxima a la estación de tren, que también está siendo objeto de una profunda remodelación para construir la futura intermodal de la capital gallega. Sin embargo, finalmente se ha descartado esta opción y se ha elegido un muro vertical con el que también se pretende ahuyentar a los grafiteros.

Durante los trabajos que se realizaron el año pasado en el muro de la avenida de Lugo se procedió a consolidar la estructura del mismo utilizando hormigón para reafirmar las juntas, y se actuó asimismo en la mejora del pavimento del vial y de las aceras.

Esta actuación se enmarcó en el plan de acondicionamiento de los muros de la ciudad, después de que el Concello anunciase un plan de actuación para solucionar el peligro de desprendimiento en varios de ellos, tras el accidente que costó la vida a una persona con el derrumbe de un talud del parque de Bonaval.

El de Belvís ha seguido siendo objeto de pintadas después de su reforma, algunas de ellas hechas en los lugares más insólito s y a gran altura, lo que también supone un riesgo para sus autores. El Ayuntamiento espera que con el jardín vertical de hiedras los gamberros dejen de una vez por todas el spray.

datos
Sanciones de hasta 3.000 euros

··· Las sanciones por realizar pintadas en Santiago fluctúan entre 300 y 3.000 euros. Para poder multar al infractor es necesario pillarlo in fraganti.

··· El muro de Belvís no es la única zona de la ciudad afectada por los grafitos. Muchas calles del Ensanche sufren esta plaga, sobre todo en los portales de los garajes y en las persianas de los negocios. Rúas como Romero Donallo, Alfredo Brañas, República Argentina o Montero Ríos están repletas de pintadas.

··· Los propietarios de algunos negocios han optado por contratar a un gratifero que les pinte un mural en su portal o verja para evitar que se llenen de pintadas. Y es que es muy habitual que aunque se borren los garabatos, los gamberros vuelvan a la carga con nuevas ‘obras de arte’.

··· En espacios públicos es el Ayuntamiento de Santiago el que se ocupa de borrar el rastro de los gamberros, pero en las propiedades privadas son los dueños los que tienen que limpiarlas, con el gasto que eso conlleva.

··· Un lugar muy machacado por los grafiteros es la capilla de Santa Susana, ubicada en la Alameda. Cada dos por tres el Concello se encarga de borrar los garabatos que periódicamente aparecen en el portalón de la capilla y en las puertas laterales del edificio.

21 sep 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito