Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 18 octubre 2021
21:23
h
Una de las actividades principales del campamento de verano del Chester College es este arte // Casey Hallahan dirige este área, en la que se representarán dos musicales TEXTO Brais Fdez.

Aprender inglés y crecer como persona con teatro

El Chester College está organizando en sus instalaciones de Teo, durante este mes de julio, su tradicional campamento de verano de inmersión lingüística, del que ya van treinta y seis ediciones. Con el inglés como lengua vehicular y el teatro como una de las actividades principales, los participantes (de 3 a 17 años) aprenden el idioma, al mismo tiempo que crecen como personas.

“El teatro es una herramienta fantástica para descubrir las pasiones e intereses y, en definitiva, para conocerse más: te enseña a ser... ¡humano!, a abordar temas complejos en un entorno de juego seguro, a ganar en confianza y sociabilidad...”, destaca Casey Hallahan, director de esta área en el campamento.

El responsable de la temática teatral, estadounidense afincado en Irlanda, tiene a sus espaldas más de diez años de experiencia y éxitos en el campo de la docencia con jóvenes (su pasión personal), así como de director, productor y guionista. En los últimos tiempos ha llevado a cabo proyectos en Francia, Bélgica, República Checa y en su país de adopción: la verde Irlanda. Este verano, ha dado el salto a Galicia, la Irlanda española.

En el contexto de los programas de Chester College, su papel fundamental está siendo el de preparar y dirigir el componente teatral de dos musicales, que los niños representarán mañana, 31 de julio, así como otra sencilla representación con los participantes más pequeños, de 3 a 7 años. Las obras seleccionadas son Frozen (de 8-12 años) y Rewrite, con los adolescentes en edad de entre 13 y 18.

“Es un reto muy interesante, tanto para mí como para los participantes de los campamentos. Hemos tenido que preparar estas dos obras en un tiempo récord, ya que confluyen con muchas otras actividades, formativas y recreativas por igual. Por ello, hemos tenido audiciones, lecturas de guion, ensayos, puestas en escena... y ¡ahora ya estamos en la recta final!”, comenta.

En este sentido, desde el punto de vista lingüístico y de aprendizaje de nuevas lenguas, “el teatro constituye un recurso sin para parangón para practicar el arte de la comunicación, sea en el idioma que sea”, señala. “Cuando un niño o niña lo emplea en esta actividad, también se estrena en los campos de la fonética, la pronunciación, la entonación, el vocabulario o el diálogo, siempre de una manera realmente divertida y gratificante”, añade Hallahan.

En el plano personal, a pesar de ser su primera experiencia en el territorio, debido a su alto volumen de trabajo con los pequeños, Casey Hallahan apenas ha tenido tiempo para explorar la comunidad, aunque si que ha aprovechado sus tardes en Santiago, dice, para disfrutar del ambiente del casco histórico y para ponerse las botas con croquetas y chorizo.

“La gastronomía local es simplemente increíble”, remarca. Además, también se ha unido a alguna excursión de los campamentos y ha podido así conocer algunos rincones de nuestra tierra como el Castro de Baroña o la Isla de Ons. “¡Habrá que volver con más tiempo!”, concluye.

30 jul 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.