Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 16 enero 2021
02:30
h
Esta semana entrará un nuevo equipo para dar impulso al proyecto tras el parón navideño por la aparición de una línea de media tensión no prevista // Las máquinas comenzaron a levantar adoquinado para trabajar en canalizaciones TEXTO Carlos Deaño

Arrancan árboles y doblan turnos de trabajo en la obra de Concheiros

Después del paréntesis navideño, las obras en la rúa de Concheiros han retomado el ritmo normal, y se espera que incluso aumente en los próximos días. Según informó ayer a este periódico el concejal de Obras, Javier Fernandez, a lo largo de esta semana está previsto que empiece a trabajar en la zona una segunda brigada para reforzar el ritmo y cumplir con las previsiones de que los trabajos estén finalizados en el verano.

Así se había comprometido la empresa, la misma que está realizando los trabajos de mejora e integración paisajística del cruce entre esta calle y el barrio de Fontiñas, ambas comprendidas en el itinerario del Camino Francés en su entrada en la ciudad.

Esta última la está llevando a cabo la Consellería de Infraestruturas, pero de la calle se encarga el Ayuntamiento, pero ambas la realizará la misma empresa, lo que dará unidad a los trabajos dentro de las peculiaridades que ofrece la rúa.

Previa a la reurbanización, que supondrá la desaparición del actual pavimento de adoquín y la ampliación de las aceras para ganar espacio peatonal, se va a llevar a cabo una reposición integral de todos los servicios, para lo que ya han llegado las nuevas canalizaciones, tal y como se aprecia en la imagen superior izquierda.

Estos trabajos han obligado también a la retirada de los árboles a primera hora de la mañana de ayer. Se trata de una retirada temporal, explicó Javier Fernández, ya que en el proyecto de remodelación de la calle figura la plantación de nuevas especies. En el proyecto realizado por el arquitecto Eduardo Cruz Aguiar figura un estudio detallado de todas las especies vegetales que se colocarán en la calle, tanto en lo que se refiere a los árboles como a los elementos de jardinería.

En concreto, se señala que los alcorques donde se colocarán los árboles estarán realizados en piedra granítica con un sistema de riego radicular y aireación, así como de drenaje. Además, para evitar los problemas que se plantean en otras aceras, también contará con un sistema de guiado de raíces para controlar que su crecimiento no acabe por provocar grietas ni el levantado del pavimento del entorno.

Por otra parte, también está previsto instalar nuevo mobiliario urbano, con varios tipos de bancos, y conservar la actual barandilla de piedra.

Los trabajos se llevarán a cabo en tres fases, comenzando por la parte más próxima a la nueva plaza de la avenida de Lugo, que según acuerdo plenario llevará el nombre de la peregrina Exeria, y finalizarán en la plaza de San Pedro, en el entronque con la rúa del mismo nombre.

La llegada de la nueva brigada no supondrá una duplicación de turnos ni el aumento de las horas de duración diaria de las obras, sino que simplemente se trata de un refuerzo para que los trabajos puedan avanzar más rápido y cumplir el plazo de ejecución previsto.

La obra acumuló un importante retraso, porque cuando el proyecto ya estaba prácticamente listo para salir a licitación, en marzo de 2020, el estado de alarma supuso la paralización de todos los plazos administrativos, y obligó a esperar al verano para convocar el concurso, que se adjudicó en el mes de septiembre. Por último, a finales de año se descubrió una línea de media tensión que no figuraba en los planos, lo que obligó a modificar el proyecto sobre la marcha.

Ahora nuevamente en marcha, los trabajos se adjudicaron con un plazo previsto de ejecución de nueve meses, y un presupuesto de 2.170.000 euros con cargo a las arcas municipales.

12 ene 2021 / 21:56
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito