Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 25 mayo 2020
09:52
h

Ascensión con mascarillas, pero sin noria, caballos ni charanga

La carballeira de Santa Susana, plagada otros años de barracas, presentaba ayer un aspecto desolador // La Banda y el Museo de la Troya publicaron vídeos

Subir a la noria en la Ascensión es para la inmensa mayoría de los compostelanos casi como respirar. Sin embargo, muchos rompieron ayer por primera vez en su vida con este rito y no pudieron disfrutar desde las alturas de las impresionantes vistas de Compostela, mientras dentro de la canastilla sonaba Camela a todo volumen y sus ocupantes lanzaban algún que otro grito provocado por el vértigo y la velocidad.

Y es que la carballeira de Santa Susana amaneció más solitaria que nunca, sin las atracciones de feria que la llenaban estos días. No hubo ni Saltamontes, ni puestos de garrapiñadas o de algodón de azúcar y tampoco se escuchó la tómbola con su mítico: “Y otro, y otro, y otro perrito piloto”. Los restos de botellón, tan abundantes en otras ocasiones, y que suponían un arduo trabajo para los servicios de limpieza, también brillaron por su ausencia, afortunadamente.

Tan solo unos pocos valientes, ataviados con su correspondiente mascarilla, se atrevieron a dar un paseo por la desierta y silenciosa Alameda. Y es que quizás los santiagueses prefirieron no ver el centro neurálgico de la Ascensión vacío, sin vida y sin las carpas de las pulpeiras, siempre llenas a rebosar.

Tampoco hubo ni gaiteiros ni gigantes y cabezudos recorriendo las rúas del casco histórico, en una jornada en la que estaban completamente abarrotadas.

Los ritmos llegaron de otra forma a modo de vídeos, como el grabado por la Banda de Música de Santiago o el de El Museo Casa de la Troya y su agrupación musical, Troyanos de Compostela, que lanzaron un videoclip dedicado a las calles de Santiago y en el que hacen votos por que se recupere la vida normal cuanto antes en pueblos y ciudades.

Presentado por Benigno Amor y editado a partir de cortes individuales hechos en la casa particular de cada uno, la canción elegida fue Os teus ollos, con letra de Curros Enríquez y música del maestro Chané.

FERIA CABALLAR. Los caballos tampoco relincharon ni hicieron sus cabriolas en el recinto ferial de Amio, donde siempre se celebraba la feria caballar, que tanto gustaba a los niños, con sus exhibiciones de doma y concursos de andadura. Y es que el año pasado el volumen de negocio del mercado de ganado fue de 400.000 euros.

Para que no decaiga el ánimo, el alcalde, Xosé Sánchez Bugallo, emitió un bando para animar a los santiagueses y dar las gracias por su esfuerzo “en estos momentos difíciles” y asegurar “que pronto volveremos a disfrutar de las fiestas de la Ascensión”. El día soleado animó a algunos a disfrutar de las terrazas de Porta Faxeira, A Quintana y Cervantes, así como de las ubicadas en la zona nueva. Una forma inédita de celebrar la Ascensión entre mascarillas, paseos y terraceo, pero sin el ritmo inconfundible del pasodoble de la Banda y la bachata de la orquesta. Lo dejamos para 2021.

21 may 2020 / 23:25
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito