El Correo Gallego

Noticia 52 de 353 noticia anterior de Santiago de Compostela: Cidade Universal Santiago » Santiago de Compostela: Cidade Universal

Médico y presidente de la Cofradía de Santiago en Madrid

Alberto Solana: "El enorme potencial jacobeo de Padrón está subestimado"

Alberto Solana en las escaleras que comunican la villa jacobea con el Monte Santiaguiño, donde predicó el Apóstol, según la tradición
Alberto Solana en las escaleras que comunican la villa jacobea con el Monte Santiaguiño, donde predicó el Apóstol, según la tradición

JOSÉ RIVERO PADRÓN  | 06.06.2019 
A- A+

El presidente de la Cofradía de Santiago en Madrid y reconocido experto del Camino acaba de visitar la capital del Sar, donde contempló una vez más los emblemáticos espacios que convierten a esta villa y su entorno en el epicentro de las tradiciones jacobeas. Lo hizo después de pronunciar en el Parador de los Reyes Católicos la conferencia ‘El enigma compostelano’, enmarcada en el ciclo ¿A dónde vas, peregrino?, organizado por la Archicofradía del Apóstol.

Señor Solana, Padrón es el origen de la tradición jacobea, lugar de nacimiento de la gran escritora Rosalía de Castro y del Nobel Camilo José Cela, cuna de los mundialmente conocidos pimientos de Herbón y de la ancestral lamprea, ¿no le parece una inmensa riqueza para una localidad de 8.000 habitantes?

Sin duda, Padrón es una destacada población gallega con un patrimonio histórico, cultural y patrimonial que pocas localidades pueden acreditar.

¿Cuál fue su primer contacto con el Camino de Santiago?

En 1999 el Coro de la Comunidad de Madrid fue contratado para algunas celebraciones musicales en las fiestas del Apóstol. Santiago de Compostela estaba saturada en sus plazas hoteleras, por lo que fuimos alojados en Padrón. Allí descubrí su condición de cuna de la tradición jacobea con el Santiaguiño do Monte, la iglesia de Santiago y el Pedrón de amarre de la barca apostólica y la Colegiata de Santa María, de donde partió el obispo Teodomiro en el hallazgo del sepulcro jacobeo, principio de todo un fenómeno europeo y universal. Y realicé la última etapa del Camino Portugués, que supuso para mí todo un descubrimiento vital.

Seguimos hablando de Padrón, ¿cree que está lo suficientemente valorado en el contexto jacobeo?

Diría que está subestimado su potencial, acaso ensombrecido por la cercanía de Compostela. Sería conveniente recuperar los tiempos en que los peregrinos del Camino Francés, al llegar a Santiago, culminaban su peregrinación en esta villa, tanto o más que en Fisterra, al reclamo de su condición de ser lugar donde predicó el Apóstol Santiago y donde llegaron sus restos para buscar sepultura.

¿Qué le llamó más la atención de todo lo que ha visto?

Todo es un conjunto patrimonial e histórico de enorme riqueza pero creo que me decanto por el Santiaguiño do Monte y su emblemático acceso de subida. Me cuesta no citar el Pedrón bajo el altar mayor de la iglesia de Santiago. Solo contemplarlo sobrecoge al observador.

¿Es partidario de la oficialidad del Camino Santiago-Padrón, también llamado de la Pedronía?

No solo soy partidario, como ya he dicho sería recuperar algo que Padrón ya tuvo en el pasado y que sería justo rescatar por sus valores históricos y legendarios. No sería complicado ni costoso diseñar un circuito jacobeo entre los lugares citados, incluyendo una subida al Castro Lupario, hoy por fin visitable, con lo que he podido ver cumplido mi viejo deseo de subir a este mítico lugar asociado a la tradición jacobea de la Reina Lupa.

¿Qué cuestiones cree que tienen que mejorar en el Padrón jacobeo?

Sobre todo que sus autoridades se conciencien del enorme potencial del que son depositarios, ponerlo en valor y coordinar un patrimonio que no requiere ser creado, sino recuperado y potenciado.

¿Echa de menos un centro de interpretación o museo que explique toda esta riqueza a peregrinos y visitantes?

Totalmente. Es decepcionante conocer que frente a Santa María de Iria hay o hubo un Museo de Arte Sacro, hoy cerrado. En mi visita de hace años nunca logré ver abierta Santa María de Iria, y vi un edificio lateral en ruinas, la Casa de los Capellanes, hoy rehabilitada e infrautilizada. Sería un lugar idóneo para ese centro de interpretación y lugar museístico. Bien elaborado, los beneficios tanto culturales como turísticos podrían ser importantes para Padrón. Basta ver los cientos de peregrinos del Camino Portugués que pernoctan y consumen en la villa rosaliana. Muchos comercios y servicios deben su subsistencia a este hecho, que podría y debería potenciarse.

Por cierto, ¿qué opina del debate que hay acerca de si los peregrinos son turistas o no?

El mundo de la peregrinación es, sin duda, diferente al turismo, pero sin embargo ambos mundos tienen lugares y momentos de encuentro que se potencian entre sí. No son espacios totalmente ajenos sino complementarios. El peregrino puede tener algo de turista y el turista puede tener algo de peregrino. Desde luego ambos son importantes para Padrón, que debe potenciar su marco histórico y patrimonial pensando en unos y otros, y que los demás se ocupen de ese inútil y baldío debate.

Y para terminar, ¿qué aporta el Camino de Santiago para que tenga tanto éxito?

Creo que la clave está en que el Camino devuelve al individuo el sentimiento de ser dueño de sus pasos y sus decisiones, y que con cuatro cosas que llevas en la mochila, de las que incluso te sobra alguna, sientes que no te falta nada. Te encuentras con tu propio pensamiento y con Dios. Es como pasar una frontera que te enseña a ver cosas dentro de ti, a dar lo mejor de ti mismo y recibir lo mejor de los demás. Eso te atrapa y es frecuente que necesites volver a sentir esa experiencia que la vida cotidiana nos sustrae.

¿Añadiría alguna otra cosa sobre la cuestión?

Pues que me gustaría visitar en un futuro próximo un Padrón potenciado en lo jacobeo, y que me encantaría dar aquí una conferencia, como he dado en muchos puntos de España, que sirviera para impulsar la tradición jacobea, que en Padrón tiene su cuna y su inmenso potencial.

TÍTULOS. Natural de la capital del Reino, Alberto Solana es Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense de Madrid y especialista en Medicina Homeopática. Realizó estudios de Canto y Música en la Escuela Superior de Canto de Madrid y es miembro del Coro en la Comunidad de Madrid del que es archivero titular. Actualmente es presidente de la Cofradía de Santiago de Madrid.

 

"El mundo de la peregrinación es sin duda diferente al del turismo, pero ambos tienen lugares y momentos de encuentro que se fortalecen entre sí"

"Muchos comercios y servicios de la villa deben su subsistencia a este hecho, que podría y debería impulsarse desde las diferentes administraciones"